Conectarse

Recuperar mi contraseña

Ambientación

Año 2039. Pese a que en la mayor parte de Europa el proceso de paz tras una larga guerra se ha ido concretado, Inglaterra, la raíz intolerante de la guerra sigue envuelta en un caos sin ton ni son. Los humanos no quieren vivir con los magos o cualquier otro ser mágico. Lo mismo sucede con buena parte de la raza mágica.

Los humanos sin magia han optado por volverse más viscerales después de casi 20 años en una continua guerra que sólo ha dejado destrucción y soledad en la capital londinense. Han decidido que erradicar la magia de Inglaterra es la única manera de establecer la paz y, evidentemente, la sociedad mágica no está de acuerdo.

El Ejército de la Alianza Humana ha preparado sus grandes robots para escanear cada ápice de tierra e inhabilitar a cada ciudadano con capacidades mágicas bajo las herramientas necesarias. Los capturados son llevados a campos de concentración donde les son retirados todos los aspectos mágicos y “reconvertidos” a humanos sin posibilidad de ejercer sus habilidades.

La mayor parte de la historia se desarrolla on rol en algunos países de Europa, aunque es una guerra a nivel mundial que afecta en mayor o menos medida a casi todo el planeta, especialmente en las ciudades. Actualmente en el año 2039, el tipo de mundo en el que está ambientado es una mezcla entre lo futurista de la tecnología humana, con elementos de ciencia ficción que se contraponen a un mundo más tradicional de tipo fantástico, representado en su mayoría por los magos. La escenografía es a menudo oscura, con tintes post apocalípticos.


Últimos temas
» Quiero rolear
Mar 15 Ago 2017, 18:44 por Jed

» Enfermería
Mar 15 Ago 2017, 18:39 por Jarkko Cirth

» Despacho de Andreas Wilhelm
Mar 15 Ago 2017, 14:41 por Andreas Wilhelm

» Habitación de Alasther
Mar 15 Ago 2017, 14:36 por Andreas Wilhelm

» Yo confieso, tú confiesas.... ellos confiesan. Todos confiesan!
Lun 14 Ago 2017, 21:43 por Ian Hacksaw

» Guarida Blood Keepers [en Bosque de Sherwood]
Lun 14 Ago 2017, 14:22 por Rybar Dvorak

» TRAMA GLOBAL VII: EL PODER NO ES SOLO PARA LOS MAGOS
Sáb 12 Ago 2017, 22:33 por Mónica Gallagher

» HANGARES
Sáb 12 Ago 2017, 06:53 por Dados

Staff

Admin
Administrador
MP

Johan Black
Administrador
MP
PF

Catherine Le Fay
Administrador
MP
PF

Sirius Black
Administrador
MP
PF


¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 31 el Sáb 26 Mar 2016, 17:43.
Twitter


Frases Épicas

(Loading...)



Fase Lunar


Créditos


Skin obtenido de The Captain Knows Best, modificado gracias a los aportes de Asistencia Foroactivo. Las imágenes fueron obtenidas de DeviantArt, Tumblr, Pinterest, ArtStation o Google imágenes, y pertenecen a sus respectivos autores.

La ambientación de este foro tiene diversas influencias, entre las que se encuentran la saga de Harry Potter de JK Rowling, así como otra literatura de fantasía ( TLOTR, Reinos Olvidados, Dragonlance...). También hay elementos propios de la literatura distópica y de la ciencia ficción (cyberpunk). El desarrollo de la historia del foro, bandos y sus tramas principales vienen de la mano de Johan Black, Sirius Black y Catherine Le Fay. Todas las historias y ediciones de personajes corresponden a sus respectivos users.

Afiliados élite (26/32)
Expectro PatronumGoT: Rising Ashes
Hermanos (2/4)
Directorios (8/8)

Sala de reuniones y estrategias militares

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sala de reuniones y estrategias militares

Recuerdo del primer mensaje :



Una gran sala cuyo centro neural es una amplia mesa capaz de reproducir mapas en 3D mediante un refinado sistema de hologramas. Cuenta tambien con potentes ordenadores, una inmensa base de datos y una gran pantalla sobre la mesa de reuniones para marcar los objetivos militares y estrategias a seguir

Mensaje por Admin el Dom 26 Jul 2015, 03:31

Admin
avatar
Admin

Mensajes : 783

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org

Volver arriba Ir abajo


Re: I trama de la Alianza Humana

Se mantuvo en el mismo lugar, con la manos cruzadas tras la espalda “Cortemos ya con esto".
- Todos los demás soldados que voten, vayan saliendo mientras que pido que aquí permanezcan los ministros, el cabo Worf y el drow, y cualquier ingeniero con la competencia suficiente
A medida que el resto de soldados votaban, iban saliendo ordenadamente de la habitación. Javert ni siquiera atendió a las palabras del ministro “¿Os lo dije?...verá usted el calamonazo que nos vamos a llevar con el segundo capitán"
Javert presto atención a un chico rubio del fondo que permaneció al final con unos auriculares y la indecisión escrita en el rostro.
- Morgana -la llamo señalando al joven- Ayudarle a tomar la decisión más adecuada.
Dicho esto, Javert se sento aun sabiendo que se había producido un empate con la intervención de muchos soldados a favor de Ailanthus y de los cargos a favor suyo.
- Bueno, decidamos el desempate entre el voto del drow y del crío del fondo, hay algo que nos atañe de vital importancia y debe ser resuelto -indico a Ruth y a Andreas que ocuparon un asiento en una larga mesa que había sido olvidada por un segundo y que tanta importancia iba a tener a partir de ese instante- Sólo será un momento, después podrán ir ambos a cumplir con sus asuntos...que por cierto, ministro espero que tengan al prisionero sedado como le indiqué, una de la brujas que presentaron batalla era capaz de hacer sentir dolor a nuestros soldados con sólo pensarlo...no sabemos hasta cuan lejos puede llegar
Miró a aquellos que quedaban por votar con especial atención en la criatura “¿Será capaz de. votarse a sí mismo? Va, da igual, un perro sigue siendo un perro ya sea de la familia real o un chucho callejero"

Mensaje por Frederic Javert el Vie 23 Oct 2015, 08:04

Frederic Javert
avatar
Soldado
Soldado

Mensajes : 123

Hoja de personaje
PS:
137/150  (137/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t177-frederic-javert

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de reuniones y estrategias militares

Y él seguía allí plantado como un pino, estoico, silencioso. Escuchó con poco interés el cabreo o reprimendas que descargaron Morgana y Frances sobre Wilhelm por siquiera considerar la opción de un drow como un posible general. Quizás le disgustaba que le hablaran al político y no le preguntaran directamente a él, pero por otra parte se alegraba un poco de no tener que hablar mucho más. Definitivamente se había arriesgado mucho Andreas al defenderle, pues los comentarios fueron mordaces. ¿Pro seres mágicos? ¡Menuda chorrada! Alguien que siquiera pensara en ellos como iguales no los chipearía como puñeteros perros. Pero Ailanthus no dejó ir nada de aquello que pensaba.

Morgana fue también rápida a la hora de votar, dando así el primero hacia Javert, queriéndolo de único capitán. Su voto no lo sorprendió, siquiera esbozó una mueca que expresara algo. Era normal. Todo aquello no debía ser más que una parafernalia para que este obtuviera el poder absoluto, pero si aún así lograba Ailanthus despertar una pizca de duda en los soldados se daría por satisfecho. No iba en contra del ejército, ni mucho menos… Pero incluso él temía las consecuencias de que el poder cayera en manos de una única persona.

Frances lo sacaba algo más de sus casillas. Pero ya había logrado pasar el cabreo inicial y se había distanciado un poco de la situación, prefería intentar mirarse los conflictos desde fuera, como si su cuerpo fuera un mero peón. Un concepto extraño pero que sin embargo al drow le había servido en numerosas ocasiones. Ni los constantes desprecios de la vieja ni aquellas indirectas iban a sacarle más palabras de las necesarias, palabras que solo diría si consideraba que con eso ganaba posibles votos. ¿Quería ella provocarle un enfado, que se fuera? No le importaba, para él era poco más que un peldaño para reafirmar su posición. -”¿Pretende cambiar mi decisión con tales comentarios?”- Se había llegado a preguntar este, entre sorprendido y divertido.

Empezó a hablar de leyes, de bazofia sin importancia. Esas trabas que bastardas como ella habían decidido poner allí. Si alguien se fijaba mucho en este habría advertido que se encogía de hombros, casi como si se riera un poco de la situación. Si era escogido -o si un buen porciento votaba por él- la ley o sería ignorada, o se llevaría a cabo y provocaría descontento general. Echó una mirada más a los soldados que miraban aquel acto, como si quisiera recordar una vez más quién debía ser votado, quién estaba ahí intentando luchar por sus derechos.

Ella no respondió a la mayoría de sus palabras y a él le pareció aquello estupendo, sabiendo que si dejaba aquellas cosas en el aire muchos soldados podrían acabar dándole la razón a él. Se limitó a hablar un poco de su función y a lanzar un par de indirectas. -¿Dedicarme a ser vuestro enemigo? Si tuvieras algún tipo de idea sobre mi raza, querida Frances, sabrías que los míos viven sin saber de vuestra existencia.- Se encogió de hombros, casi como si hasta hubiera empezado a pasárselo bien. -Quizás por eso es mejor dar el poder a alguien que sabe sobre los seres mágicos, ¿No? ¿De verdad creéis que se acabará todo eso con sencillamente eliminar lo que se ve a simple vista? Eso es solo la punta del iceberg, pues la gran mayoría se saben esconder en las sombras, del ojo humano.- Afirmó, casi sin darle importancia. Superada aquella molestia el drow parecía absurdamente seguro de si mismo. Quizás demasiado.

Aún así ella hizo alusión a los signos físicos que había dejado entrever, realzando un poco la palabra “perro”. Ahora si, Ailanthus tuvo que reprimir su reacción. Pero no era un enfado… Si no una risa. Una risa que en cualquier otro contexto habría escupido, algo demente, algo irónica, algo divertida. Le encantaba que los humanos se creyeran superiores a él, que usaran aquellos nombres -chucho, can, perro- para referirse a él. Lo infravaloraban, lo tenían por algo simple, una herramienta. Pero Ailanthus era más astuto de lo que cualquiera de esos animales babosos podría siquiera jamás aspirar. Todo aquello era un simple rol, un papel que jugaba. ¿El collar? ¿Qué perro escogía voluntariamente llevar uno? En realidad casi se burlaba de los allí presentes con haber decidido ponérselo por si mismo. ¿Era aquello un símbolo de obediencia o sencillamente una forma de declarar que solo estaba jugando?

Emitió un chasquido de lengua, ignorando el resto de berridos de vieja senil que soltó la cosa aquella. Ailanthus siquiera pensó en como insultarla, pues no merecía su atención. Andreas entonces adelantó el resultado diciendo que Javert era capitán. No aún. No aún… Planteó la hipotética situación de que Javert quedara allí como único líder. No, no era una buena idea, y menos planteado así. Javert pidió a los soldados que se dieran prisa en aquello de votar, pidiendo que solamente se quedaran allí los protagonistas de aquella velada. “El drow”. Bueno, mejor que perro… Advirtió un hombre que quedaba pegado contra la pared, al cual Javert mandó a Morgana que le ayudara “a tomar la mejor decisión”. Si, ya. Iba a ser muy objetiva.

-¿Tengo derecho a voto?- Preguntó a Javert alzando otra vez la ceja. -Mucho siento decir que no me pienso inclinar a votar a Morgana, pues siquiera ella parece convencida de su propio mandato, ni podré entregarle el voto a usted, Javert… No crea que no me agrada como capitán.- Esbozó entonces una expresión muchísimo más seria. -Usted tiene razones muy similares a las mías para querer ganar estas elecciones. ¿No cree que es una pena que no coincidamos en raza? Nos habríamos llevado muy bien en caso de que yo hubiera nacido humano.- Le dijo con total sinceridad. -Y aparte de vosotros dos como candidatos, sabéis quién es el único que queda como opción. Así que ya tenéis ahí mi decisión.- No iba a reconocer Ail que no sabía si podía votarse a si mismo, pero dejó que se sobreentendiera aquello. Oyó a Javert mencionar de refilón algo de una bruja capaz de provocar dolor a la gente con solo pensarlo. -Telepatía, eso se conoce como telepatía. Por lo general no sirve para hacer daño… Imagino que se trataría de una persona especialmente entrenada. Es una magia poderosa, y complicada de contrarrestar- Explicó él. Ailanthus sabía más de magia que la mayoría de magos. Había estudiado aquello, por muy estúpido que pudiera parecer. -Pero no es algo común. Dudo que hayan muchos más entre los enemigos capaces de hacer eso…

Ahora todo dependía del rubio, al que Morgana debía convencer. Alzó la voz para asegurarse de que lo escuchaba, no queriendo perder un último voto. -Y en cuanto usted, compañero.- Usted, compañero. Quería declarar que para él era un igual, incluso respetarle como un superior con la típica sumisión que demostraba, pero no como habían llamado antes, un… -Crío, según el capitán Javert.- No mintió, solamente destacó aquella desafortunada palabra. Quería dejar ver quién lo representaría mejor. Quien lo trataba con más respeto. -¿Confiará su voto al Gran Capitán Javert, para que tome las riendas del ejército por sí solo, obrando como guste? ¿O preferirá que hayan dos puntos de vista? Ambas son opciones, con sus pros y sus contras. Es vuestra la decisión. ¿Cuál es su nombre, a todo esto?- Se atisbaba en el tono de Ailanthus una extraña simpatía, gentileza. Confiaba más en los soldados. No estaba intentando aparentar ser simpático: Lo estaba siendo de verdad. Él estaba acostumbrado a no ser tratado por su nombre, pero le malhumoraba que pudieran referirse a alguien que probablemente hubiera arriesgado su vida por la Alianza alguna vez como “crío”.

Quizás… Solo estaba buscando un poco de apoyo moral en aquel momento. Un voto de confianza, un gesto de aprobación, alguien que personalmente le dijera que no estaba loco. No quería alguien que lo temiera, si no que lo comprendiera.

Mensaje por Ailanthus Sreysnah el Vie 23 Oct 2015, 17:35

Ailanthus Sreysnah
avatar
Drow
Drow

Mensajes : 300

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t252-ailanthus-sreysnah#236

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de reuniones y estrategias militares

Permanezco en silencio desde el momento en que terminé mi última intervención, esperando a ver cómo se desarrollan los acontecimientos tras el voto de los soldados. Uno de ellos, el rubio al que he mirado antes, se queda sin votar, como indeciso. El resto va votando poco a poco, y para mi sorpresa más de los que pensaba votan al drow. Son imbéciles o están confundidos, una de dos. Deberían hacer un test de personalidad para ver a qué tipo de gente ñoña meten al ejército. Por suerte Frances vota por Javert como único capitán, pero Andreas sigue insistiendo en lo de que haya dos capitanes. Eso tendría sentido si el otro capitán fuese alguien competente y de los nuestros, no un extraño. Es más, la sola idea de que un simple ejecutor pueda ascender a capitán me repugna.

Al ver como se van desarrollando las votaciones y que no va a salir como yo quería, lanzo una mirada de descontento y cabreo a Javert. La culpa es suya por arriesgarse a hacer esta votación, vamos a tener que aguantar que un drow esté al mando. Alguien que en la escala militar, por su puesto de ejecutor, es incluso inferior a un soldado raso. - Menuda mierda de democracia...- murmuro para mi misma, con evidente fastidio. Él debería haber dado las órdenes y no dar permiso para hacer esto, así no saldrá reforzado. El hecho de que los soldados hayan votado al drow quiere decir que no están lo suficientemente bien educados, alguien que no sabe suficiente puede usar su voto de manera estúpida, y joder con su estúpida mayoría el resultado de unas elecciones que a priori se presentaban como un trámite.

La respuesta de Andreas me hace soltar una risa irónica, así que no me muerdo la lengua al contestarle. - Pues una de esas herramientas suyas está a punto de coger un puesto de importancia, no le ha salido muy bien el sistema, que yo sepa los perros del gobierno no deberían mandar. Es un despropósito que roza lo absurdo.

"y habrá problemas...eso tenlo por seguro. No tienen ni puta idea, ninguno, demasiada lucha de egos"

Me cruzo de brazos mirando hacia otro lado, escuchando que Javert me pide que vaya a convencer al otro soldado, el que no votó. Le miro entornando levemente los ojos, mostrando mi disconformidad mientras me acerco hacia el muchacho. Pero por el camino escucho al drow ponerse a hablar de nuevo, cosa que hace que me dan cada vez más ganas de cortarle la garganta. Es una pena que por ahora no pueda hacerlo. Lo peor no es solo que intente convencer al rubio, e incluso tratar de hacer 'amistad' y ganar la empatía de Javert. Lo peor es que da cara de ser lo más bueno del mundo y con esas aparentes ansias de caer bien por medio de la palabra y de hacer amigos solo hace que piense en él como alguien casi más manipulador que los propios políticos. Y encima dice que no me va a votar, que no parezco convencida de mi propio mandato.

- Ni que te hubiese pedido que me votases. Si no me presento es porque no me da la gana, pero ten por seguro que si sales elegido para mi no eres mi capitán, ni eres nada. ¿Te vas a atrever a castigarme si te desobedezco? ¿Cómo harás valer tu autoridad cuando hay muchos que no la respetamos? Tú verás...

He sido clara, tal vez demasiado clara y contundente, aún a riesgo de ganarme enemigos ocultos o al descubierto. Pero resulta que me han tocado tanto las narices hoy que no quiero callarme. Por fin llego junto a Wilhem, situándome frente a él con las manos sobre sus hombros para que me preste atención y me mire de frente.  Supongo que es un novato, no lo he visto antes por aquí.  

- Escúchame bien...ese drow se ha votado a sí mismo. En tus manos está el desempate...

"aunque Javert también podría haberse autovotado, es legal"

- No hagas caso a eso de los dos puntos de vista que dice el otro. Sólo quiere parecer moderado y hacer parecer que escucha a todos, pero seguro que es un maldito lobo con piel de cordero, así son todos los seres mágicos, son engañosos. Además, no me ofrece nada de confianza alguien que ha dado así la espalda  a los suyos, un traidor a su raza. Javert ha demostrado saber lo que hace y es uno de los nuestros. Dudo que quieras obedecer las órdenes de un drow, no nos llevará a ninguna parte.

Mensaje por Morgana Wolf el Sáb 24 Oct 2015, 17:27

Morgana Wolf
avatar
Soldado
Soldado

Mensajes : 151

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t121-morgana-wolf#259

Volver arriba Ir abajo

Re: I trama de la Alianza Humana

Había permanecido la mayor parte del tiempo apoyado contra la pared con cierta indiferencia, incluso cuando mis compañeros empiezan a votar...para mí sorpresa a Ailanthus...aunque esto no es del todo bueno, por muchos respeto que influya el viejales (Javert) que voten al drow muestra el miedo de las personas a quedarse sin Capitán y eso sería un riesgo claro si Frederic Javert saliera como único representante del ejercito a pesar de ello estas elecciones nos están dividiendo ¿seríamos capaz de destruirnos a nosotros mismo? Al fin y al cabo la mayor parte de los imperios han caído en guerra por la avaricia de los hombres, véase Pompeyo y César en Guerra Civil.
Aunque no me molesta el calificativo de Javert, desconfió en cierta manera del drow cuando este se vota a sí mismo ¿tan calificado se cree para llevar a cabo el puesto? ¿Es egocentrismo o cabezonería?
No sé que pensar, ni siquiera cuando se dirigen a mí.
Ambos tienen cierta razón en sus propuestas pero hay algo que me echa para atrás...por un lado ¿qué ocurriría si Javert permanece como único Capitán? ¿Y si moría? No quería una guerra de sucesión pero a la vez esto se está convirtiendo en una guerra carlista.
"No me gusta, no me gusta nada...pero a Javert tampoco"
Se le veía en la cara, un claro reflejo de mosqueo que le había llevado a tratar de zanjar el tema lo más rápido posible.
Mi indecisión parece alagarse más de la cuentas pero es que mi nerviosismo aumenta cuando me veo en el centro de un lugar que no me gusta en absoluto, percibo el peso sobre mis hombros, la mirada de Morgana, sus manos en mis hombros...y encima si bajo la vista se me va a venir la imagen del escote.
-Eeeh...yo -tartamudeo algunas incomprensiones que más se dirigen a mí que al resto, percibo el fuego en mis mejillas y el temblor en manos dos detalles que no me relajan en absoluto -Si él se ha podido votar así mismo, yo no voto ninguno .
Pueden que mis palabras suenen extremas, puede que me reproche que no vaya a solucionar nada...de todas formas ¿qué soy? una simple mota de polvo, nunca se me ha hecho caso y ahora ponerme en centro de aquel circulo en el que todos miraban, no, no me gusta. Pero el decir lo que realmente pienso creo que de algún modo me otorga un cierto valor del que sé que en realidad no dispongo.
-Yo...yo no he tenido hogar -camino indeciso hacia la mesa central, con las manos unidad y los ojos fijos en el suelo- no...no tengo familia, ni madre que me cuide cuando caigo enfermo, ni padre que me de palmaditas en la espalda cada vez que hago algo correcto...muchos de los que han salido no son mis amigos pero la mayoría estamos en la misma situación.
Me quito tanto los cascos como las gafas y extiendo los brazos, creo que tengo los ojos llorosos por la vista borrosa pero puedo asegurar que no fue una mirada plena de angustia sino todo lo contrario, incluso esbozo una sonrisa.
-Esto es mi mejor amigo, mi hermano, mi madre y mi padre...si el ejercito no me hubiera acogido, ahora mismo no sería nada, puede que ni siquiera continuara en este mundo...no me pidan votar por una destrucción ya sea de una mano o de otra.
No tartamudeo, no obstante percibo cierto temblor en mis dedos que me obliga a pegarlos al cuerpo.
-Lo que dice el ministro es cierto, usted capitán, es tan humano como cualquiera y puede que mañana este muerto ¿qué ocurriría con el ejercito, con la humanidad a la que tanto protege? Pero por otro lado, votar al drow, equiparar a un Ejecutor a tan alto puesto de la noche a la mañana causaría un conflicto interno que nos terminaría por conducir a la destrucción, sería lanzar piedras contra nuestro tejado...y no por ello rechazo sus ideas pero ¿qué sucedería con todos aquellos que piensan como la cabo? Ella lo ha referido, no estará bajo sus ordenes ¿cuántas insurreciones habría por el mismo motivo?Ni siquiera ha podido demostrarnos su valor o lealtad en el campo de batalla, en ese aspecto no puede defenderse si cualquiera le dijera "No pienso luchar por ti sino sé a cuanto estas dispuesto a llegar por mí"
Me vuelvo a colocar los cascos en torno al cuello y depositar los anteojos en el sitio que les corresponde...ojala yo pudiese estar en ese espacio que me pertenece en el universo, en una esquina olvidada al final de la habitación no en ese circulo que se cierne sobre mí y que me recuerda...
Creo por momentos palidezco inclusive, sin ser consciente de mis actos, me llevo la mano al rostro.
-No votaré a ninguno pero permitirme sugerir...sé que no soy quién pero no puedo permanecer impasible ante la quema de aquello que me ha dado una vida, a aquello que me ha dado una misión a la que aferrarme -vuelvo a mirar hacia adelante- No sé molesten por mis palabras, es una simple opinión entre tantas aunque ¿y si se recurre a Alianthus como valido, como mano? Es decir, que el capitán Javert deba contar con su palabra y consejo cómo si se tratase de un segundo capitán en todo el sentido del término pero a los ojos del resto, la cara bonita la pone Frederic Javert...y en caso de que le ocurra algo a este, Alianthus lo sucedería de inmediato.
Sé que suena innovador, poco tradicional pero es otra solución, un segundo capitán envuelto en papel de regalo para disimularlo, por el momento.
-El tiempo cómo valido le serviría para demostrar lo realmente es, ya fuese el más leal de entre todos nosotros o el primero en girar hacia otro lado y algún día dar los mismos mandatos que el que se presenta ante mí.
Tras proponer aquello, me quedo en silencio...si se me obligase a votar debería tomar una decisión que no me agradaría pero que prefiero entre esos dos caminos tormentos, entre Escila y Caribdis me quedaría tomar el destino menos malo a pesar de ser horrendo ambos...y sé perfectamente quién es Escila, el monstruo marino, y Caribdis, el remolino.

Mensaje por Wilhem Scheider el Sáb 24 Oct 2015, 23:23

Wilhem Scheider
avatar
Soldado
Soldado

Mensajes : 59

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t229-wilhem-scheider

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de reuniones y estrategias militares

Se acabó el tiempo de las palabras y los votos iban acabándose. Los soldados ya habían proclamado su voz. La mitad a Javert, la otra al no-humano. Permito que crucen sus palabras y cada uno haga lo que tenga que hacer. El mas pequeño del grupo no vota, da una idea, y eso activa un click en mi mente. El cerdo mágico quiere ser capitán, por lo viste hay algunos que lo consideran justo, hay muchos seres que desean unirse a la alianza humana y algunos incluso renuncian por voluntad propia a sus… “poderes”.

-La voz del joven no es mala. Pero la decisión vuelve a caer en sus manos Capitán. Aún no ha emitido su voto.-

Seguramente el equipo del no-humano estará repleto de no-humanos y otros similares, mejor. Serán la primera línea de defensa. Carne de cañón.

Mensaje por Frances Ruth Burke Roche el Dom 25 Oct 2015, 22:02

Frances Ruth Burke Roche
avatar
Humano
Humano

Mensajes : 14

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de reuniones y estrategias militares

Yo sigo mirando mi reloj, escuchando a Javert cuando dice lo de la bruja esa con poderes mentales que Ailanthus atribuye mas tarde a la telepatia. Telepatas! por supuesto...como no me habia acordado? Haria una llamada rapida a un hombre de confianza alli en los campos para que mantuvieran endrogado a Ian todo el tiempo que no fuese necesario que hablasemos.

-Gracias por el recordatorio capitán

Hago una llamadita discreta por telefono. -Si, aja, aja. Drogas duras, es un chucho. NO se. De elefante? Vale. Ah! Claro. Pues os dije que lo trasladarais a la acorazada de plata....c'mon meeen no tenemos todo el puñetero dia

Hablo en voz bajita mientras los demas deciden sus votos, parece haber habido empate y entonces el rubito de gafas sale ocn una solucion que suena a Ailanthus con contrato en prácticas. Yo me encojo de hombros.
-Por mi vale.

"pero hay algo que ahora me apremia mas"

-Yo debo volver a mi seccion, si me disculpan, caballeros. Y....sobre la magia de telepatia, estamos vendidos con eso. Pondre a mis gentes a trabajar en desarrollar algo...ya sabeis, ALGO- hago un gesto como de casco alrededor de mi cabeza. -Vosotros deberiais hacer lo mismo. Sayonara!

Me despido de la peña que queda y salgo de la sala aquella, para posteriormente marcharme del lugar. Ya me enteraria de a que decision habian llegado, mi opinion estaba más que dada.

Mensaje por Andreas Wilhelm el Mar 27 Oct 2015, 17:09

Andreas Wilhelm
avatar
Humano
Humano

Mensajes : 141

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t219-andreas-wilhelm-5#2137

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Reuniones y Estratégicas

- En ese caso, hablaremos mi mano y yo en privado de todo esto . -al decir aquello, “mano" miró directamente al drow, tratando de penetrar en su mente para descubrir unos pensamientos a lo que aún consideraba no demasiado parecidos a los suyos...aunque no tan dispares.
Hizo una pequeña inclinación de cabeza cuando escuchó la despedida del ministro, sólo tenía que dar una pequeña noticia a los soldados así que ciertamente los ministros podrían marcharse.
-Soldado, supongo que si se ha quedado, a parte de la votación, es porque es ingeniero ¿no es cierto? Bien, con él delante podemos afirmar que el dispositivo para evitar la teletransportación está prácticamente terminado, gracias al trabajo de muchos, sólo falta algunos pequeños arreglos y se podrán distribuir entre nosotros.
Tendió la mano para que el muchacho le concediera un boceto de los que supondría que tendría y lo proyectó en el sistema de hologramas.
- Como se ha dicho, será pequeño y podrán utilizarlos alrededor de ciertos metros -se levantó de su asiento, explicando todo lo que decía -  Por otra parte, también haremos publicidad de la Alianza por medio de una especie de cómic de la que pocos detalles se darán ahora pues eso corre de la cuenta de Ailanthus y mía, no siendo de vital importancia ahora... ¿Qué es esto?
Cogió de entre los bocetos del muchacho que proyectaba, uno en concreto que despertó su curiosidad.
En él aparecía un barco, semejante a uno sacado de cualquier videojuego o película de ficción; por extraño que le pareciese le recordó a una ballena de hierro capaz de soltar misiles en vez de agua.
Cambió el dibujo del dispositivo por este, apareciendo ante la vista de todos una gigantesca nave que pudiera ser una barco con la capacidad de elevarse cuán avión, negro, metálico. Tan silencioso, mientras giraba ante sus ojos, como la misma muerte.
Se apoyó en una esquina de la pared, contemplándolo, cruzándose de brazos y llevándose una mano a la barbilla al mismo tiempo que adoptaba una postura calmada, calculadora.

Mensaje por Frederic Javert el Mar 27 Oct 2015, 17:47

Frederic Javert
avatar
Soldado
Soldado

Mensajes : 123

Hoja de personaje
PS:
137/150  (137/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t177-frederic-javert

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de reuniones y estrategias militares

Seguía tratando de tomarse a broma los insultos poco relevantes que, en aquella ocasión, Morgana iba soltando con más insistencia que Frances. Continuas indirectas, un odio visceral y a su vez simple, primitivo, que hacían que Ailanthus la relacionara con un animal. Alguna bestia resentida. Como aquel gato que, habiéndose criado solo, decidía arañar a todo aquel que le acercara la mano. Morgana soltó una advertencia tan cierta como mordaz, a lo que Ailanthus respondió con un silencioso suspiro, como si empezara a cansarse de aquellos juegos de niños pequeños. -Si soy escogido, Morgana, significa que un sector mayor al de los partidarios hacia tu persona o hacia Javert confían en mi. ¿No crees que eso significa que, como mínimo, un buen grupo de gente confía en mi?- Le retó Ailanthus intentando no ser agresivo. Sabía que lo que más odiaría es si no respondía a sus quejas de cría -pues para él, no era más que una niña maleducada- y se mantenía en aquella aura de tranquilidad suya.

Se puso en un plan curiosamente agresivo con el pobre chiquillo. Ailanthus trataba de disimular aquella mirada suya que casi siempre parecía tan asesina. Se tomó un tiempo para pensar y no parecía tener nada en claro. Demasiada… Responsabilidad, en un chiquillo que probablemente nunca esperó llegar a nada. Porque así estaban la gran parte de los del ejército, acostumbrados a mirar hacia abajo y callar. Pocas veces se les preguntaban sus opiniones. Pareció dejar claro que no votaría por él por haberse votado a si mismo. Ailanthus abandonó aquella predisposición a ganarse su amistad, contemplando la posibilidad de que este prefiriera hacer lo que se le gritaba, más que lo que se le ofrecía.

Entonces aquel mismo empezó a hablar de su pasado. Por muy extraño que pareciera, Ailanthus tenía verdadera curiosidad por escuchar su historia. Un principio triste, un probable húerfano. Habló de que el ejército lo había cuidado y que no quería votar por la destrucción. Era más inteligente de lo que quería reconocer -o de lo que aparentemente los otros le daban el mérito de ser-, pues muchos creían a los soldados similares. Ailanthus, sin embargo, sabía que entre estos habían personas que serían mejores líderes que Javert o él, personas que de nacer en otra época habrían revolucionado el mundo entero con sus invenciones, quizás grandes artistas… Pero todos ellos veían reemplazadas sus manos con una arma de fuego, y si se manchaban, era de sangre.

Planteó los inconvenientes de cada uno de los posibles resultados. El drow le miraba a los ojos, llorosos, como analizando sus palabras. No había rastro de manipulación, él decía lo que creía conveniente. Luego volvió a enmascararse con aquellas gafas y sus curiosos cascos, explicando que no votaría a nadie. Pero dio una sugerencia: Darle al drow el cargo de mano. Como plazo para demostrar su maña, su valía, como posible sucesor al gobierno de Javert en caso que desapareciera, pero no teniendo en realidad un poder equivalente al del capitán. Pero en el fondo el drow no necesitó reflexionar mucho para saber que era una gran idea. Solucionaba parte de los problemas: La gente podría tener tiempo para aceptarle, no ocasionaría el mismo debate si él no estaba equiparado al poder del viejo humano, y… En el fondo, Ailanthus no ansiaba el poder. Ansiaba la destrucción de la raza mágica, tener una voz importante y respetada. Ser la mayor influencia para el capitán suplia con creces aquello que buscaba.

No se opusieron muchos. Incluso la vieja no pareció gruñir demasiado al respecto. El otro ministro parecía ocupado con otros asuntos, y sin parecer darle demasiada importancia a aquello, se marchó por otros asuntos que lo requerían. Ailanthus acababa de perder un apoyo, pero con aquellas cartas ya tiradas no necesitaba más ayuda. Finalmente, la intervención de Javert confirmó que ese sería el resultado. Él no había abierto la boca al respecto, pero tampoco veía necesario intervenir más. -Que así sea.- Respondió al capitán con una curiosa determinación, sin retirar su mirada cuando estuvo sometido a su escrutinio. Sus brillantes ojos no retrocedieron en absoluto, si no que mantuvieron aquella mirada con una dignidad increíble. La luz de la sala se colaba en estos y los dotaba de una tonalidad curiosa, irisada, como si reclamaran toda la iluminación solo para hacerlos más majestuosos. Al drow alguna vez le habían molestado las luces lo suficiente como para hacerle arrugar el rostro, pero ese ya no era el caso. Se sentía cómodo en la oscuridad… Pero había aprendido a mantenerse firme incluso bajo la luz del mismo astro rey.

Javert pasó a discutir otros asuntos. El dispositivo antidesaparición, rumores que finalmente se confirmaban. Lo creyó conveniente, útil, y esperaba con creces poder disponer de uno. No eran pocas las veces que había maldecido a magos y brujas por aquella curiosa habilidad suya, que otras razas mágicas no dominaban. Observó el holograma. Luego le llamó la atención la mención de un cómic por parte de Javert. Publicidad. Lavados de cerebro, mejor dicho. Ailanthus lo miró entre un poco sorprendido -expresión muy extraña en él- y casi divertido. En lo personal a él le gustaba un poco dibujar, sabía que no correría eso a su cargo pero… Sabía de historias conmovedoras. Ya empezó a trazar algunas bases sobre aquellas tiras cómicas en su cabeza, recordando en parte los dibujitos que hacía en las esquinas de sus libros de magia, cuando estudiaba, que tantas broncas habían comportado. Eran historias sencillas que cualquier niño podría imaginar, pero… Un cómic debía justamente estar dirigido hacia la juventud. No variaba mucho. Sólo se tenía que dar al supuesto protagonista -ya lo imaginaba, alguien salido de lo más bajo convertido en héroe- luchando por algo más que por el “bien”. Por el amor, por la familia y por la patria, valores que los adolescentes (y potenciales reclutas) veían con gran interés.

Dio menor importancia al extraño artilugio que había pasado a proyectar con el holograma. Regresó a la temática de aquella reunión. -Los dispositivos antimagia nos deberían conceder, aproximadamente, una ventaja directa contra un… Cincuenta por ciento de nuestros adversarios.- Tomó asiento por primera vez. -La mayoría de seres mágicos que se nos enfrentan son aquellos que parecen más dados a esa clase de hechizos, magos y brujas. Otros, como los elfos, licántropos o mi misma raza… No es un hechizo que aprendamos con facilidad. Es cosa de genética.- Ailanthus se dejó hundir un poco en la silla, apartándose la coleta de detrás para colocarla a un lado, donde no molestara. -Pero por el mero hecho de que gran parte del bestiario mágico se asocia indistintamente de su raza, solo teniendo en cuenta que en sus venas corra aquello arcano, es una ventaja inmensa contra un… ¿Noventa por ciento? De nuestros enemigos.

Se llevó las manos a su regazo, pensativo. Aún daba vueltas al valor de ser mano. Sus pros y sus contras. -Y lo más importante: A diferencia de nosotros, los seres mágicos no pueden idear una forma de contrarrestar la tecnología en unos pocos días. Anular su teletransportación será algo… Que no podrán combatir. Crear tecnología es mucho más sencillo que hacer nuevos conjuros, y podrían tardar décadas en descubrir alguna forma de destruir dispositivos electrónicos en general. Si no más tiempo, pues sus recursos son escasos.- Solo esperaba Ailanthus una cosa… -Aunque no hay que olvidar que muchos de ellos disponen de más tiempo que nosotros.

Mensaje por Ailanthus Sreysnah el Mar 27 Oct 2015, 19:41

Ailanthus Sreysnah
avatar
Drow
Drow

Mensajes : 300

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t252-ailanthus-sreysnah#236

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de reuniones y estrategias militares

Me separo de Wil esperando que decida lo correcto, aunque acabo por soltar un bufido de exasperación por lo bajo cuando veo que decide hacer una propuesta más que un voto. Me cabrea que no sepa ver la oportunidad que se le brinda, ya sea que no sepa verla por novato o por su educación. Por otro lado me da algo de lástima al verlo tan inseguro, y al decir que está solo en el mundo, y sin amigos. Tal vez ese sea un punto por el que poder acercarse a él. Puede que solo busque aprobación y amistad. En otro momento puede que intente saber algo más de él, hoy es mejor que no hable ya con nadie más. Siento que me han hecho perder el tiempo aquí con esta votación, y eso me irrita bastante. No ha servido de nada, y Javert no ha conseguido alzarse como único capitán. En su lugar lo tenemos asesorado por un...un bicho indefinido.

Al bicho se le ocurre hablarme como de manera condescendiente, cosa que hace que arquee una ceja, para sonreír con escepticismo después, como si me pareciese la cosa más absurda del mundo. - Ahórrate tus historias, drow, cree si quieres que eres alguien, que confían en ti, cuanto más tardes en asumir que eres solo una especie de pañuelo de usar y tirar más dura será tu caída. Recuerda lo que te digo.

"te vas a pegar un batacazo, y si no ya me encargaré yo de provocarlo. Por atreverte a pensar que tienes derechos aquí, por tu descaro, por tu ego"

Frances da su opinión al respecto, más o menos aceptando el resultado de lo que ha salido. Andreas ya parece también un poco harto de aquello así que se marcha. Por mi parte ya tampoco tengo nada más que decir, tampoco a Javert. Si quiero hablar con él ya será también en otro momento, cuando esté menos molesta por la situación. Necesito saber si qué piensa él exactamente de todo esto. Necesito conocer mejor a ese enigmático personaje, sobre el que cada vez dudo más que sea sólo lo que hace ver a simple vista. Puede que sea paranoia o no, pero me inquieta. Como están entretenidos todos con los nuevos aparatitos antidesaparición me doy media vuelta para dirigirme a la salida de la sala de reuniones, abandonando el lugar para alejarme de allí lo máximo posible.

Mensaje por Morgana Wolf el Mar 27 Oct 2015, 21:32

Morgana Wolf
avatar
Soldado
Soldado

Mensajes : 151

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t121-morgana-wolf#259

Volver arriba Ir abajo

Re: Comedor

Al ver como de alguna forma u otra los demás estaban de acuerdo, resoplo por lo bajo pensando que ya podría salir de allí en cuanto los altos cargos me dieran el permiso para hacerlo incluso pienso, por un segundo, que se han olvidado de mí cuando comienzan a planear todas esas cosas a las que no presto atención, no por falta de interés si no por saber que no me conciernen.
No obstante el viejales me arrebata de mis manos mi cuaderno en el que se hallan la mayor parte de los planos.
Por supuesto, por el valor de estos, siempre ando con él en la Base y ahí se queda, no soy tan tonto de sacarlo a la calle y exponerlo al peligro de que los magos puedan hacerse con él.  
No me importa que el capitán exponga los planos del dispositivo antidesaparición incluso me relajo, apoyándome en la pared mientras lo escucho...pero cuando repentinamente veo aparecer en el holograma el proyecto de toda mi vida, mi sueño desde que era un crío, no puedo evitar ponerme algo nervioso y rígido...aunque parece que únicamente el viejo se ha dado cuenta.
Me acerco a la mesa, aclarando la garganta y tomándome un tiempo para no tartamudear.
-Se llama Megalodon -no sé el motivo pero al hablar de él me permitió tener cierta confianza ¿podía ser que mi oportunidad había llegado?- Es un barco de guerra...bueno, más que barco pues es capaz de elevarse ante los cielos como cualquier avión, nublar la vista del sol por su magnitud - me acerco al holograma para señalarlo...creo que por primera vez en mi vida siento aquello a lo que denominan "seguridad"- sería la mayor obra de ingeniería de la humanidad, más letal que la bomba atómica...el Titanic de los cielos .
Elevo la voz al decir aquello último...sí puede que me viniera arriba...pero aquello era una de las pocas cosas que realmente habían despertado mi entusiasmo desde niño, lo único que me había hecho seguir adelante, incluso una de las causas por las que entré en el ejercito.
Puede que parezca una simple ilusión de un niño, sin embargo mi mente lo ve como mi misión, como el motivo que me ha llevado hasta aquí...por supuesto temo que lo rechacen...aunque hay algo en mí, una pequeña voz que me indica que hable, supongo que ese es el motivo por el que termino por explicárselo brevemente al capitán, al segundo y a la futura reina de Inglaterra, sin ninguna muestra de ansiedad, al mismo tiempo que el plano continua girando por encima de mi cabeza.
Al decirlo, vuelvo a guardar silencio, esperando que alguno rompa el silencio sobre esto o pudieran darme el permiso para marcharme.

Mensaje por Wilhem Scheider el Vie 30 Oct 2015, 17:04

Wilhem Scheider
avatar
Soldado
Soldado

Mensajes : 59

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t229-wilhem-scheider

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Reuniones y Estratégicas

Lo escuchó con atención a medida que daba la vuelta al dibujo del barquito aquel.
- ¿Cuánto tardaría en construirlo?
Podría parecer el sueño de cualquier chiquillo pero si se llegaba a realizar, ese niño tendría razón “La mayor obra de ingeniería de la humanidad...puede que cierta ayuda contra esos infectados".
De hecho al preguntarle no esperaba respuesta pues suponía que ello tardaría a lo sumo un año...un año, un largo tiempo del que no disponía.
- Con la tecnología y el equipo suficiente ¿cuánto tardaría? - tampoco aquello era una cuestión propiamente dicha, el ya había dispuesto del tiempo suficiente - Lo quiero para final de navidad, me da lo mismo las horas que le eche a esto...lo ha dicho, es el proyecto de su vida así que haga que salga adelante sin ser necesario que le diga que esto debe guardarse con la máxima cautela .
Miro primero a Frances, a Ailanthus y por último al chico; tanto el ministro como Morgana habían decidido salir de ahí y puede que aunque para ellos aquello había sido mejor por aprovechar el tiempo, podía ser que simplemente el destino viese conveniente que sólo esas tres personas de la sala supiesen sobre esa cosa que el muchacho había bautizado como Megalodón.
- Los detalles se mantendrán entre estas paredes ¿comprende, soldado? Su equipo estará formado por cada uno de los ingenieros del ejército pero sólo unos pocos, de la máxima confianza y cuyo expediente sea brillante, sabrán todo por lo que trabajan
Hablaba con parsimonia y tranquilidad, apoyado en la mesa con ambas manos y con la mirada fija en ese crio tembloroso que le recordó en cierta manera a Einstein antes de diseñar la bomba atómica.
Al evitar que se conociese, eso les daría cierta ventaja...y en caso de que el creador muriera o desapareciera al menos les quedaba un grupo que continuaría con el proyecto...eso último no lo dijo por no asustarlo, aunque fuese evidente.
- Marche ahora mismo pues desde este preciso instante comienza este proyecto y no es que le sobre el tiempo
Esperó a que se cumplieran sus ordenes, sin hablar hasta escuchar el sonido de la puerta al cerrarse.
- Desde ahora cierta información se tendrá controlada, como mucho se hablará de que la Alianza planea algo pero no quiero ver en titulares nuestros avances, quiero que se tenga en cuenta...consejero, mano...Ailanthus-le resultaba extraño utilizar ese término, no recordaba que hubiese habido uno antes que desempeñara el cargo, no era capitán pero superaba la posición de los cabos...el muchacho había sido listo, se terminaban los enfrentamientos, Javert no tenía todo el poder pues debía atender a su válido y de alguna forma sucesor. Era el único capitán ante el mundo...aunque en realidad estaba Ailanthus a su lado- Bien.. -dijo enderezándose y dando fin  a la elección- Cada uno debemos de hacer demasiadas cosas y el tiempo corre, por mi parte iré a visitar a nuestro prisionero ¿me acompaña, Ailanthus? Y si me lo permite, Ruth, al terminar le haré una visita...
Repentinamente percibió cierto zumbido en su bolsillo que sin necesidad de sacarlo supo que le requerían “Demasiadas cosas... ".
Se acercó a Ruth, le tomó la mano y realizó una inclinación de cabeza en forma de despedida antes de quedarse a solas con el drow.
- Al parecer ha sucedido cierto agravio en la entrada, sino han saltado las alarmas no debe de ser nada grave pero aun así conviene echar un vistazo, mientras, usted vaya a los Campos y espereme, no tardaré demasiado, no obstante no hable con el prisionero hasta que llegue...quiero intentar algo sino le importa añadió al acordarse que no estaba con cualquier recluta, ya se acostumbraría.
Realizo una leve inclinación de cabeza y salio a zancadas de allí, dando por terminada la elección que por primera vez en mucho tiempo se realizaba...con una solución más que sorprendente...habría meditado sobre ella si hubiese tenido el tiempo suficiente.
Algo le decía, quizás la edad o la intuición de perro viejo, que no iba a volver a casa para cenar .

TERMINA LA I TRAMA DE LA ALIANZA

Mensaje por Frederic Javert el Jue 05 Nov 2015, 17:44

Frederic Javert
avatar
Soldado
Soldado

Mensajes : 123

Hoja de personaje
PS:
137/150  (137/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t177-frederic-javert

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de reuniones y estrategias militares

-Querida Morgana, entre tu y yo…- Ailanthus carraspeó, durante unos segundos esbozando una sonrisa un tanto indescriptible, con un extraño brillo que recordaba mucho a las miradas asesinas y soberbias de su raza -Creo que te olvidas tu de un pequeño detalle: Todo eso, ya lo sé. Quizás crees que soy subnormal, pero no es como si no os encargáis de repetirlo una y otra vez. Igual convendría dedicar tu tiempo a algo más productivo que recalcar lo que ya sé.- Y tras eso ya no volvió a dirigirle la palabra, siquiera se despidió de ella cuando se marchó. Él era consciente de que mientras durara en aquel cargo le superaría en poder, aunque solo fuera teóricamente.

Y aquella imbécil -pues no tenía otro nombre dentro de su cabeza, no porque la viera como una amenaza, porque la creía idiota- pensaba que amenazar era la forma de arreglar las cosas. Acababa de abrir delante de todos una muy visible enemistad. Ailanthus no tenía siquiera que pensar en quien le daría una puñalada trapera si fuera posible, porque lo acababa de declarar allí mismo. En el fondo tenía algo de juego aquel asunto, aunque le sorprendió lo pronto que empezó y lo mal que jugaba las cartas su primera contrincante. La gracia estaba en que él nunca supiera a que se enfrentaba, que su muerte -pues es lo que probablemente varíos decidirían- sucediera casi como un accidente.

Observó Ailanthus los planos del extraño vehículo barco flotante con un extraño desinterés. Estaba un poco cansado, le dolía la garganta de hablar tanto, pocas veces le pedían sus opiniones. Tenía buenas nociones de tecnología, probablemente mayores a la de los soldados, pero no sabría él hacer nada útil y prefería aquella relacionada con productos de menor escala, como su brazo. El chaval tenía muchas esperanzas depositadas en aquello, hablando como si fuera a ser un monumento más que una herramienta, la joya de la corona. Quizás jugaría un papel clave en algún futuro, si llegaba a existir. Ail quería colaborar en que eso fuera posible. Y así lo mencionó. -Por mi parte no puedo hacer mucho por esa construcción, no personalmente. Pero sin embargo, está en mis prioridades poder ver el Megalodón relucir por los cielos. Garantizaré la paz en la medida de lo posible.- Y eso se iba a conseguir a través de la muerte de muchos seres mágicos.

Javert se mostró muy exigente con ello y preguntó datos técnicos, pidió a Wil que lo tuviera acabado para Navidad. Se le darían recursos. Devolvió la mirada a Javert en cuanto fue observado. Escuchó la severidad de mantener aquel proyecto en secreto… Era una buena idea. Y luego le pidió que se fuera, casi agresivo, muy tenaz. Al drow le sorprendía un poco aquel tono. Entonces se dirigió a él y habló de que pretendía guardar secretos, que se publicaran prácticamente solo lo que conveniera. -Es algo bastante importante. Debemos procurar que desde The New Times se publique solo lo que necesitemos. Será fácil, pues nos son favorables. Un artículo sobre la lucha de la pasada semana.

Se rascó un poco detrás de la oreja. -Pero no toda la información se puede mantener confidencial. Dudo que no sepa ya hasta el último muggle sobre mi posición. The New Sun probablemente querrá expandirlo, como la pólvora.- En parte sabía que Javert querría escuchar algo como “Deberíamos “””evitar””” eso”, pues habían mil y una formas de deshacerse de una editorial como esa. Un atentado, alegar que había sido algún mago. Pero ni era el estilo de Ailanthus -no iba a provocar la muerte de alguien por esos motivos- ni tampoco le convenía. En el fondo era un soporte para la parte más progresista del ejército. Detestaba con todo su corazón el otro periódico.

Luego le pidió que le acompañara a hacer una visita al prisionero y pidió a Ruth una visita, la cual despidió tras mirar el móvil. Ailanthus no tuvo esa misma llamada pues… Hasta entonces solo era uno más. Le explicó Javert lo sucedido, no era un ataque abierto pero tal vez alguna especie de desafío. Pidió que fuera a los campos pero que evitara hablar con el prisionero. Probablemente haría una visita a las instalaciones, trataría de encontrar algun otro preso al que poder observar detenidamente. Tenía la esperanza de encontrar algún crío con el que poder promover un plan que llevaba un tiempo pensando.

-Entonces, nos volveremos a ver pronto. Me gustaría pedir una reunión en privado con usted prontamente, capitán Javert.- Dijo mientras se incorporaba, colocando su coleta detrás. -No nos sobra tiempo y pretendo ocupar al menos un par de horas de su vida con ello, pero te aseguro que de tener oportunidad de prestármelo te devolveré tales minutos invertidos con creces. El final de esta guerra, para mi, está solo a un suspiro de lejanía.- Y tras decir eso permitió que Javert se marchara, bajando él la cabeza unos instantes, pensativo, antes de abandonar también la sala.

La guerra sería para él una fase más en su vida. Acabar con la magia era un mérito, sin embargo. Pero sabía que no le ocuparía tanto, iba a vivir suficiente como para que diferentes generaciones enteras se murieran… Y sabía que quizás acabaría habiendo paz entre ambos bandos -que no era lo que él buscaba- y que si no moría por motivos no naturales, viviría lo suficiente para ello. Esperaba en el fondo que ese no fuera el final: No quería ni treguas ni paces. Esperaba que todo aquello pudiera terminar y que Javert aún siguiera vivo para verlo.

Mensaje por Ailanthus Sreysnah el Vie 06 Nov 2015, 21:33

Ailanthus Sreysnah
avatar
Drow
Drow

Mensajes : 300

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t252-ailanthus-sreysnah#236

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de reuniones y estrategias militares

El gran día habia llegado. Habia postpuesto todas mis reuniones militares, con magnates de la economia, con mis secretarias y con mi botella de whisky, solo para esto. Ya lo habian preparado todo tal como habia pedido. La seguridad era maxima y habian acudido solo periodistas y reporteros de los canales televisivos y de los periodicos que YO habia permitido. No queriamos alli a chusma y preguntas estupidas e indiscretas o molestas.

Decidimos hacer la rueda de prensa y presentacion dem i hermano en la sala de reuniones, pues era la mas imponente de todas, la que mas poder tecnologico o táctico demostraba, el corazon de la base y de la Alianza. Los reporteros ya estaban adentro distribuidos tras un cordon de seguridad muy amable, al otro lado de la gran mesa de reuniones que se habia situado en la parte trasera del gran lugar, junto al panel luminoso de hologramas, justo delante. Cuando abrí la puerta seguido por mis dos escoltas, los flashes comenzaron a saltar. Mis gafas tintadas eran perfectas para estas ocasiones, para no parecer una liebre asustada a la que le dan las largas en la carretera. Sonreí de modo carismático y saludé, caminando hacia la mesa. Incluso estreché algunas manos de camino hacia allá.

Cuando hube llegado a la mesa, hice un gesto con mis manos para que se acallaran las voces que habian empezado a hablar desordenadamente. Miré a los objetivos de las cámaras de television de los periodistas. Los de mis canales favoritos, sin duda....habian pasado un buen control de seguridad para llegar hasta alli. Les habiamos provisto de suficiente banda para que pudieramos retransmitir a todo el pais.

- Buenos días a todos...gracias por venir. - miré mi smartwatch de la muñeca. - Son las 09:00 de la mañana...os he reunido aquí en riguroso directo para.... - si, estábamos en directo, pero yo sabía que esto se iba a reponer muchisimas veces a lo largo del dia, a lo largo de la semana y del mes. No queria que absolutamente nadie se quedase sin saberlo. Ni si quiera los mágicos.

- ...para haceros un anuncio. Sabeis que hace unos meses tomé las riendas del ejército para mantenerlo de una pieza tras las traiciones y abandonos que sufrimos . - mi tono de voz era ligero, fluido y decidido. Ni una pausa innecesaria, ni una mirada o gesto fuera de lugar. - Puedo decir que lo he conseguido, pero yo no soy un militar. Es hora de pasar el testigo y dejar mi cargo, para dedicarme en exclusiva a mi Ministerio.  El ejército está de una pieza, se han restablecido las cadenas de produccion y abastecimiento para los soldados. Sin embargo no confiaré en cualquiera esta vez, no, con todo lo que está en juego. Os ofrezco a alguien en cuyas manos pondría mi vida.... alguien de hecho, bastante preciado para mi. Decidirme no ha sido facil, pues creo estar poner en riesgo algo que me es preciado. Ya sabeis que el cargo de Capitán General no es facil, la gente que lo ocupa suele sufrir un funesto destino. Pero compartiré con todos vosotros a esta persona. Para mi, mi hermano. Para vosotros, el nuevo capitán de la Alianza. Michael Wilhelm Bachmann. - alcé la mirada hacia la puerta, por donde debia aparecer él, y comencé el aplauso que lo recibiría

Mensaje por Andreas Wilhelm el Sáb 28 Ene 2017, 20:55

Andreas Wilhelm
avatar
Humano
Humano

Mensajes : 141

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t219-andreas-wilhelm-5#2137

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de reuniones y estrategias militares

Ya habia llegado el momento de mi toma de posesion del cargo de Capitan General, mi hermano llevaba tiempo organizandolo todo y se habia levantado temprano para que todo estuviera perfectamente organizado para el momento. Me levante a las 8, me asee, me vesti y desayune. Tome un buen vaso de zumo de naranja, un cafe con leche y dos terrones de azucar, unas tostadas y un yogur para tener toda la energia necesaria para esta mañana que iba a ser muy larga. Llegue al recinto, aun les estaba costando acostumbrarse a la nueva cara del ejercito que era yo. La seguridad ese dia era mayor.

Comenzo mi hermano el discurso emotivamente, dando las razones por las que abandonaba el puesto en pos de un familiar suyo, razones bastante convincentes en estos momentos criticos. Cuando comenzaron los aplausos me acerque, sonreia amablemente, de manera amistosa y afable, una sonrisa y una cara que no podian mas que hacer suspirar a los demas como si hubieran visto a un angel bajar de los cielos. Comence mi discurso con una voz suave, calmada y algo nerviosa pero de manera actuada para que pareciera que estaba mas nervioso por tratar de ser la persona ideal para ellos que nos les fallara que por tener que hablar delante de miles de personas.

- Quiero agradecer a mi hermano, su confianza puesta en mi para llevar este puesto, el cual me llena de orgullo y satisfaccion asumir para que redunde en vuestro beneficio... Normalmente para este tipo de eventos uno suele preparase algo para decir, pero los eventos que nos rodean ultimamente no me lo permiten, no puedo hablar sin mas de gozo al recibir el cargo, que pienso hacer, mejorar, cuando ni siquiera una persona indefensa puede salir a la calle... por ello os quiero hablar desde el corazon... - hice una pausa, tome aire cerrando los ojos y suspire, como si estuviera poniendo todo el sentimiento del mundo en lo que iba a decir - Amigos, Alianza, compatriotas, escuchadme: he venido a apoyaros a vosotros, hombres y mujeres, familias, que conformáis nuestro tesoro nacional, no a ensalzar a la Alianza. Cualquiera que pasee por la calle puede decir que la Alianza siempre fue una amiga fiel y justa con todos, pero los magos dicen que es ambiciosa. Los magos son hombres honorables. La Alianza trajo guerras y desastres y se llenó el bolsillo con el dinero de sus hombres. Los magos traen la paz y la salvación a todos a través de ellos. Eso he visto el día en que destruyen uno de los edificios más emblemáticos de Londres… ¿Puede verse esta ambición en la Alianza? Cuando los magos lloraban por sus enfermos, la Alianza trató de traerles el consuelo, porque la ambición es de una aleación más dura. Pero los magos dicen que la Alianza era ambiciosa, y ellos, indudablemente, son hombres de honor.

Ayer la palabra de la Alianza hubiera prevalecido contra el mundo. Ahora yace ahí y nadie hay lo suficientemente humilde como para reverenciarla. ¡Oh, señores! Si tuviera el propósito de excitar a vuestras mentes y vuestros corazones al motín y a la cólera, sería injusto con los magos, quienes, como todos sabéis, son hombres de honor. No quiero ser injusto con ellos. Prefiero serlo con la Alianza, conmigo y con vosotros, antes que con esos hombres tan honorables.
Mientras ofrecíamos paz, buena fe, ganas de convivir, vinieron a nuestro corazón y con acero putrefacto lo han desgarrado. En aquel momento, yo, y vosotros, y todos, caímos, mientras la sangrienta traición nos sumergía. Amigos, queridos amigos: que no sea yo quien os empuje al motín. Los que han consumado esta acción son hombres dignos. Desconozco qué secretos agravios tenían para hacer lo que hicieron. Ellos son sabios y honorables, y no dudo que os darán razones.

Escuchadme, ciudadanos. Escuchadme lo que tengo que decir. Basta de llorar, basta de tener miedo, que ningún niño más muera solo en la nieve por culpa de quienes rechazan la convivencia y viven de su orgullo, basta de tener que bajar la cabeza como si fuéramos bestias salvajes que tratan de devastarlo todo. Aquellos que levantaron la espada, morirán por la espada. Pienso llevar cada lamento de cada madre por cada hijo que han perdido, de cada padre y esposo que ha perdido a su mujer y el de cada hijo, pienso llevar cada uno de vuestros clamores hasta los magos y demostrarles que en lo único que son superiores es en maldad, que sólo van trayendo dolor a pobres familias que su única ambición es dar un trozo de pan a sus casas. Y por ello, recibiré con los brazos abiertos, a todo aquel que quiera llevar conmigo las voces de todos vosotros y reclamar para vuestras casas, un futuro en el que no tengáis miedo de lo que se oculta entre las sombras cuando el sol se oculta.

Al finalizar mi discurso toda la gente aplaudia fervientemente y lanzaban vitores ahcia mi y hacia la Alianza sintiendose arropados y protegidos por sus lideres, yo sonreia hacia los presentes amigablemente mientras me daba la vuelta para bajar hacia la gente y los periodistas. Internamente sonreia tambien, pero de gozo y maldad. "Eso es... dadme vuestra esperanza, vuestro carisma, vuestra fe... dad vuestras almas y cuerpos a la Alianza y yo los transformare en el martillo que quebrara los corazones y las almas de los magos", pense para mi. Una vez fuera del palco firme autografos, choque las manos y conteste a preguntas de los periodistas y hasta hice una pequeña demostracion de mis dotes y habilidades en el ejercito para el deleite de las masas.

Mensaje por Michael Wilhelm el Sáb 28 Ene 2017, 21:22

Michael Wilhelm
avatar
Soldado
Soldado

Mensajes : 42

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de reuniones y estrategias militares

La gente escuchó y aplaudió tras el discurso de Michael. Yo tambien lo hice. La verdad es que el chico se lo habia currado. Tenía la impresion de que por fin teniamos el personal necesario para lograr nuestros objetivos. Las personas se agolpaban hacia él tras aquellas demostraciones, esperando estrechar su mano, o tomarse una foto con él, o hacerle alguna inocua pregunta.

Nos habiamos ganado a los medios, y probablemente a la poblacion civil. Ahora le faltaba a Michael ganarse a los militares, obtener su confianza. Acabaría consiguiendolo, si obraba bien. Tenía mucho más que aportar que anteriores capitanes....y sin duda era mas accesible que los viejos de Javert u otros que yo ya no habia llegado a conocer.

Asi que en determinado momento, cuando consideré que ya se habia exhibido como para quedarse a gusto, me acerqué a él para darle un abrazo de enhorabuena. Me dirigí también a los medios, a la gente alli presente.

- Ya os dije que no os iba a dejar en manos de cualquiera. Nos gustaría alargar esto más, pero no podemos... lamentablemente el rumbo de la historia no espera a nadie, y tenemos que estar ahi para que esta historia tome los derroteros favorables para la raza humana. Asi que si nos disculpais, Michael y yo debemos marcharnos. Pueden pasar al convite que hemos organizado en el comedor, junto con los trabajadores, antes de marcharse. Gracias!

Nos despedimos de ellos como debia ser, hasta que todos dejaron la sala, tras largos minutos .Cuando estuvimos a solas, me quité un momento las gafas para mirarlas al trasluz, arrugando la nariz y quitandoles unas manchitas antes de volver a ponermelas. En ese momento le di un golpe en la espalda.

- Buen discurso Micky. Creo que la gente quedará mas que satisfecha. Ahora va siendo momento de ir a reunirnos con ese mago, asi que tomaremos un vehículo y nos iremos. Elige a algunos de tus hombres, tendremos que ir escoltados .Que tal vas con el programa Centinela, te has familiarizado ya con él?

Mensaje por Andreas Wilhelm el Dom 29 Ene 2017, 14:20

Andreas Wilhelm
avatar
Humano
Humano

Mensajes : 141

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t219-andreas-wilhelm-5#2137

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de reuniones y estrategias militares

Al finalizar el acto, Andreas vino a junto mia y me abrazo y se dirigio al publico una ultima vez para invitarlos a todos al convite y decir que nos marchabamos a poner todo en orden para empezar ya a funcionar. Cuando estuvimos completamente a solas, como siempre mi hermano hizo acto de su perfeccionismo hedonista y se limpio las gafas y arreglo el traje para luego darme una palmada en la espalda y la enhorabuena.

- Ya te dije que no te defraudaria con el discurso, mientras no estabas, Padre me hizo aprender algo de dialectica, ya sabes como es el "Michael, hijo, se ganan mas guerras en una sala de reuniones que en el propio campo de batalla, si los que te siguen no sienten las fuerzas de tus palabras y actos caeran ante cualqueir ejercito por muy pequeño que sea" - con la mano eche los pelos que me caian por la frente hacia atras - Ahora mismo dare la orden para que nos acompañen y en cuanto salgamos ya estaran esperandonos, sobre el programa me estoy empezando a familiarizar, nunca en mi vida de soldado pense que fuera a contar con tanta tecnologia a mi alcance.

Saque el movil y empece a buscar gente en la base de datos, mande ordenes para que al menos un ejecutor o dos nos acompañasen, ademas de un centinela por si acaso y un par de hombres con un vehiculo para que podamos salir en cualquier momento. Una vez dadas las instrucciones, guarde el movil en el bolsillo y le hice un gesto a mi hermano para indicarle que podiamos salir mientras me dirigia hacia la salida del recinto.

Mensaje por Michael Wilhelm el Dom 29 Ene 2017, 15:33

Michael Wilhelm
avatar
Soldado
Soldado

Mensajes : 42

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de reuniones y estrategias militares

-Menos mal que nuestro padre ha hecho algo util con su tiempo libre, como intentar educarte en esto de hablar... podemos dejar de hablar de él? Me entran gases solo de imaginar su cara.

Dije llevandome una mano al estomago, como terriblemente descompuesto. Si algo no me agradaba de tener a Mike por aqui cerca era la facilidad con la que la figura paterna salia a la palestra en nuestras conversaciones. Si, se podria decir que tengo daddy issues.

-La tecnologia es básica contra los magos. Pero no lo es todo... Estoy seguro de que serán capaces de acabar contrarrestando nuestros trucos, asi que debemos ir siempre mas allá. Magia contra magia. Por eso vamos a ver al cientifico mago.

El sacó su movil y yo hice lo propio con mi tablet, pareciamos dos adolescentes que no querian hablar entre ellos, pero yo estaba controlando la ubicacion de los chips de Ares y Lykaios, que seguian operativos. Subí la intensidad del de Ares, que estaba....desconectado. Los chips enviaban tambien datos interesantes sobre el estado del portador, no solo la ubicacion. Pensé en hacerlos estallar en ese momento, habría sido muy, muy gracioso....

- Michael...hablemos sobre la paciencia en nuestro viaje a ese castillo. - dije mientras ibamos hacia la salida. El transporte ya estaba listo. Y el ejecutor solicitado tambien. Subimos al coche, y durante el trayecto que nos sacó de alli, me dediqué a contarle a Michael sobre los dos chips que estaba monitorizando y de los aprovechamientos que podriamos darles antes de hacerlos saltar por los aires.

Mensaje por Andreas Wilhelm el Lun 30 Ene 2017, 21:44

Andreas Wilhelm
avatar
Humano
Humano

Mensajes : 141

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t219-andreas-wilhelm-5#2137

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de reuniones y estrategias militares

Había hecho que revisaran a Morgana para comprobar que estuviera bien de salud y que le quitaran las armas completamente para que la llevaran a la sala de reuniones. Entre a la sala de reuniones para esperarla un rato hasta que dos soldados la trajeron arrastrando aun desmayada para sentarla y esposarla a una silla.

Mire a la soldado para acercarme y tomarla del cabello moviendole la cabeza para mirarla detenidamente, mis detectores de rostro me informaron algo obvio que ya sabia, bajo en cuatro que detectaba el rostro marcaba ''MORGANA WOLF''. Algo de lo que no tenia duda alguna leí el historial de la soldado lo cual me parecía algo incoherente que hubiera traicionado a la Alianza, aunque Bram y Erebo eran igual y sin embargo Bram había secuestrado a Erebo y el dragón luego había huido, pero en este caso Morgana era humana sin magia alguna... Me habría incluido en las en la lista de traidores, pero yo aun no había actuado en contra de la Alianza. Solo buscaba mejorar el gobierno, y con esos tontos humanos egocéntricos al poder era algo imposible que las cosa fueran bien. No buscaba traicionar a la alianza, buscaba mejorarla, pero primero tenia que estar al mando de esta.

Mensaje por Rei Wells el Miér 03 Mayo 2017, 01:50

Rei Wells
avatar
Androide
Androide

Mensajes : 25

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de reuniones y estrategias militares

Permanezco inconsciente durante algunos minutos más después de que me traigan a la sala de reuniones, empezando a espabilar poco a poco cuando llega el momento. La descarga eléctrica que me dio el soldado hace que la cabeza me duela bastante, pero por lo demás estoy bien. O eso pensaba, hasta que noto que estoy esposada a la silla y veo que tengo delante a una desconocida que no creo que venga en son de paz. Lo único que reconozco es la sala de reuniones, donde tantas veces seguí órdenes como soldado o las di cuando fui ascendiendo.

Comienzo a recordar todo lo sucedido en el exterior de la base, la pelea de los renegados contra el centinela y el soldado, seguido de la posterior huida de los primeros. Recuerdo también haberles entregado unos papeles que cogí, y sé perfectamente que me ordenaron hacer eso. Ladeo la cabeza con desgana, respirando hondo al suponer lo que se me viene encima. Me acusarán de traición, pero en cierto modo no me importa, estoy completamente apática.

- No sé quién eres, pero supongo lo que quieres...empieza y acabemos cuanto antes.- no me apetece lo más mínimo responder al interrogatorio que se viene, pero  creo que no me queda otra opción. Ya les pedí varias veces a los renegados que me matasen y no quisieron hacerlo, para alargar la agonía del encierro. Encima después quisieron usarme para sus propósitos. Me da la impresión de que en la Alianza no son muy distintos en ese sentido, dos caras de la misma moneda. Es irónico pensar que he estado a punto de dar la vida por ellos en muchas ocasiones, por algo inútil y  que en el fondo no tiene ningún sentido.

Mensaje por Morgana Wolf el Vie 05 Mayo 2017, 17:57

Morgana Wolf
avatar
Soldado
Soldado

Mensajes : 151

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t121-morgana-wolf#259

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de reuniones y estrategias militares

Había encendido un cigarro en lo que esperaba que la humana despertara y se recompusiera un poco, me gire para mirarla al notar que había comenzado a moverse. Mi actitud seguía completamente seria pero tal vez la situación de la mujer podría ayudarme a hacerme con el poder de la Alianza.

-Mi nombre es Rei Wells, inspectora de la Alianza -Dije acercándome para poner una de mis manos sobre su cabeza para curar sus dolores a base de mi poder de curación. y sentarme en la mesa frente a ella leyendo los reportes de la soldado y quedándome unos segundos en silencio.- Por lo que veo estuviste desaparecida un tiempo, dudo que lo sepas pero hay tanto problemas en la Alianza que ya los lideres no saben como solucionarlos. No se si los jefes sabían de tu secuestro pero yo no estaba enterada de ello, si así fuera habría ido en tu búsqueda, no soy de los que dejan soldados atrás.- Mire hacia todos lados viendo que las cámaras se habían desactivado al igual que los micrófonos gracias a uno de los virus que yo misma implante.- Puedo ayudarte si me ayudas a mi. Cuéntame lo que sucedió realmente y te prometo protección, hasta podría darte un mejor puesto en un futuro...

Detestaba a los humanos pero sabia que eran muy fáciles de engañar, podríamos cambiar un poco la historia para hacer pasar a Morgana como una pobre victima, no me molestaría darle un mejor puesto pero primero yo debía tomar el poder.

Mensaje por Rei Wells el Vie 19 Mayo 2017, 20:56

Rei Wells
avatar
Androide
Androide

Mensajes : 25

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de reuniones y estrategias militares

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.