Conectarse

Recuperar mi contraseña

Ambientación

Año 2039. Pese a que en la mayor parte de Europa el proceso de paz tras una larga guerra se ha ido concretado, Inglaterra, la raíz intolerante de la guerra sigue envuelta en un caos sin ton ni son. Los humanos no quieren vivir con los magos o cualquier otro ser mágico. Lo mismo sucede con buena parte de la raza mágica.

Los humanos sin magia han optado por volverse más viscerales después de casi 20 años en una continua guerra que sólo ha dejado destrucción y soledad en la capital londinense. Han decidido que erradicar la magia de Inglaterra es la única manera de establecer la paz y, evidentemente, la sociedad mágica no está de acuerdo.

El Ejército de la Alianza Humana ha preparado sus grandes robots para escanear cada ápice de tierra e inhabilitar a cada ciudadano con capacidades mágicas bajo las herramientas necesarias. Los capturados son llevados a campos de concentración donde les son retirados todos los aspectos mágicos y “reconvertidos” a humanos sin posibilidad de ejercer sus habilidades.

La mayor parte de la historia se desarrolla on rol en algunos países de Europa, aunque es una guerra a nivel mundial que afecta en mayor o menos medida a casi todo el planeta, especialmente en las ciudades. Actualmente en el año 2039, el tipo de mundo en el que está ambientado es una mezcla entre lo futurista de la tecnología humana, con elementos de ciencia ficción que se contraponen a un mundo más tradicional de tipo fantástico, representado en su mayoría por los magos. La escenografía es a menudo oscura, con tintes post apocalípticos.


Últimos temas
» Quiero rolear
Mar 15 Ago 2017, 18:44 por Jed

» Enfermería
Mar 15 Ago 2017, 18:39 por Jarkko Cirth

» Despacho de Andreas Wilhelm
Mar 15 Ago 2017, 14:41 por Andreas Wilhelm

» Habitación de Alasther
Mar 15 Ago 2017, 14:36 por Andreas Wilhelm

» Yo confieso, tú confiesas.... ellos confiesan. Todos confiesan!
Lun 14 Ago 2017, 21:43 por Ian Hacksaw

» Guarida Blood Keepers [en Bosque de Sherwood]
Lun 14 Ago 2017, 14:22 por Rybar Dvorak

» TRAMA GLOBAL VII: EL PODER NO ES SOLO PARA LOS MAGOS
Sáb 12 Ago 2017, 22:33 por Mónica Gallagher

» HANGARES
Sáb 12 Ago 2017, 06:53 por Dados

Staff

Admin
Administrador
MP

Johan Black
Administrador
MP
PF

Catherine Le Fay
Administrador
MP
PF

Sirius Black
Administrador
MP
PF


¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 31 el Sáb 26 Mar 2016, 17:43.
Twitter


Frases Épicas

(Loading...)



Fase Lunar


Créditos


Skin obtenido de The Captain Knows Best, modificado gracias a los aportes de Asistencia Foroactivo. Las imágenes fueron obtenidas de DeviantArt, Tumblr, Pinterest, ArtStation o Google imágenes, y pertenecen a sus respectivos autores.

La ambientación de este foro tiene diversas influencias, entre las que se encuentran la saga de Harry Potter de JK Rowling, así como otra literatura de fantasía ( TLOTR, Reinos Olvidados, Dragonlance...). También hay elementos propios de la literatura distópica y de la ciencia ficción (cyberpunk). El desarrollo de la historia del foro, bandos y sus tramas principales vienen de la mano de Johan Black, Sirius Black y Catherine Le Fay. Todas las historias y ediciones de personajes corresponden a sus respectivos users.

Afiliados élite (26/32)
Expectro PatronumGoT: Rising Ashes
Hermanos (2/4)
Directorios (8/8)

Unidad de Cuidados Intensivos

 :: Europa :: Londres :: Sanatorio

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Unidad de Cuidados Intensivos



Habitaciones para los casos más graves,cuidados intensivos y visitas restringidas.

Mensaje por Admin el Dom 26 Jul 2015, 03:28

Admin
avatar
Admin

Mensajes : 783

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org

Volver arriba Ir abajo

Re: Unidad de Cuidados Intensivos

Un equipo médico dirigido por mí como jefe de quirófano sale de éste tras una larga operación de varias horas, en la cual casi perdemos al paciente en varias ocasiones, costándonos bastante mantenerlo vivo tal y como había pedido la cabo del ejército Morgana Wolf, por orden expresa del Capitán Javert. Lo conducimos a la zona de UCI tras conseguir estabilizarlo lo suficiente y después de extraerle las balas, coserle las heridas y hacerle transfusiones de sangre, llevándolo a una habitación vigilada por soldados en la puerta, con medidas de seguridad para que nadie ajeno al personal del centro a del ejército se acerque por allí, aunque por ahora dudo mucho que se mueva o despierte, al menos en unos días. Debido al estado de gravedad en el que venía el paciente ha quedado en coma, con lo cual tampoco es muy necesario atarle las muñecas a la cama, aunque lo hacemos. Tras ponerle analgésicos y antibióticos por vía intravenosa comprobamos su estado general en el panel que monitoriza sus constantes vitales, que parecen mantenerse en valores normales ahora mismo. También le dejamos la mascarilla de oxígeno puesta. Dejo un cartel en la cama de IAN, con el nombre de #prisionero 1. - Avisadme a mi si despierta. Avisad también a Wolf y a Javert, querrán saber que su prisionero ha salido con vida de esta. - ordeno eso a las enfermeras antes de salir, haciendo un gesto a los guardias de la puerta para que se queden custodiando el lugar. Después me alejo de allí, mi turno ya ha terminado.

Mensaje por Científico Alianza Humana el Jue 01 Oct 2015, 00:52

Científico Alianza Humana
avatar
Humano
Humano

Mensajes : 40

Volver arriba Ir abajo

Re: Unidad de Cuidados Intensivos

Oscuridad, vacío, nada. Durante un tiempo indeterminado para mi es simplemente como si no existiese. El estado de coma tras la operación se alarga durante algunos días después de ésta, aunque finalmente mi mente logra despertarse conforme me voy recuperando. El aparato que monitoriza mis constantes vitales comienza a tener actividad en el apartado que muestra la actividad cerebral, cosa que realmente está sucediendo, aunque estoy atrapado en una especie de pesadilla de la que no consigo salir. No sé si es un sueño del cual soy dueño o símplemente es la pura realidad.
No sé si vivo o quizás muerto, perdido en el camino al mas allá, tan sólo quiero despertar... tan sólo quiero despertar.

Las heridas, o buena parte de ellas, ya casi habían sanado del todo, no tanto por los cuidados médicos con los puntos como por la regeneración propia de los licántropos. También habían repuesto la sangre que había perdido y evitado infecciones por las heridas, así que no tardaría mucho en recuperarse del todo, a pesar de haber estado prácticamente muertos durante algunos momentos críticos en quirófano. Poco a poco mi cuerpo va tomando consciencia de sí mismo de nuevo, y aunque quiero abrir los ojos y despertarme ya todavía me lleva unos minutos más hacerlo. No aguanto más la oscuridad, me falta el aire al respirar. Quiero escapar, quiero salir...

Por fin consigo abrir los ojos, enfocando algo borroso al principio, un lugar que no distingo como conocido. El dolor del cuerpo y el cansancio me hacen darme cuenta de que sigo vivo, de no ser así no lo sentiría de ese modo. Al intentar moverme me doy cuenta de que estoy atado a la cama por las muñecas, algo va mal. No estoy donde debo estar

"¿qué es este sitio? ¿qué hago aquí?"


_______________________
PS anterior. 0
PS recuperado: 20 x 7 días= 140 PS

Mensaje por Ian Hacksaw el Miér 07 Oct 2015, 02:26

Ian Hacksaw
avatar
Licántropo
Licántropo

Mensajes : 260

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t99-ian-hacksaw#148

Volver arriba Ir abajo

Re: Unidad de Cuidados Intensivos

Las órdenes del capitán Javert exigen que se traslade al prisionero al campo de concentración con la mayor celeridad posible, y para ello me pongo yo al mando, ya que él todavía debe reposar para recuperarse. Al llegar a la planta en la que está el reo me dirijo a la puerta custodiada por guardias, que están allí como petrificados, con cara de sosaínas.

"parecen gárgolas, en serio...que mustios son, ni hablan entre ellos"

Les pido que me den acceso, comunicando las órdenes de Javert. También pido por el comunicador que preparen el helicóptero para trasladarlo hasta la base, es la manera más sencilla y rápida de llevarlo. Y es tan sencillo como pedir a otros soldados que saquen la camilla al ascensor que conduce al helipuerto de la azotea del edificio. Al entrar me encuentro con que el chucho por fin ha despertado, y que ya al menos tiene pinta de vivo, gracias a nosotros. Su expresión de desconcierto al verse atado me causa risa, seguro que ahora debe estar alucinando más aún al verme.

- Ni intentes moverte, perro sarnoso, estás rodeado de soldados por todas partes. No llegarías ni a dos metros de aquí. - le digo de manera condescendiente mientras me acerco a él con aire de superioridad, colocando una mano en la cadera. A estas altura ya debe saber lo que le espera. O puede que no, puede que sea tan ingenuo que piense que todavía puede hacer algo. Entran en ese momento un par de soldados a la habitación, preparados para seguir mis órdenes. La verdad es que me da igual que el médico le haya dado el alta o no, lo voy a desconectar de los aparatos ya, a lo bestia, a mi modo. Me encargo en primer lugar de sacarle el gotero bruscamente, no me lo voy a llevar con todo eso colgando. Después los otros aparatos que tenía conectados a la máquina que monitoriza sus constantes vitales.

Mensaje por Morgana Wolf el Vie 09 Oct 2015, 03:23

Morgana Wolf
avatar
Soldado
Soldado

Mensajes : 151

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t121-morgana-wolf#259

Volver arriba Ir abajo

Re: Unidad de Cuidados Intensivos

Con el paso de los segundos voy comprendiendo lo que sucede, que no estoy en un sitio amigo, ni conocido, que si así fuera habría alguno de los míos cerca, esperando que despertase, y supongo que tampoco me hubiesen atado. Ver aparecer a Morgana termina de confirmar mis peores sospechas. Prisionero. Un jodido prisionero es lo que soy ahora. O peor, porque no sé qué van a hacer conmigo. Mi primera reacción es de negación, querer pensar que aún estoy dormido y que sólo son pesadillas, pero todo resulta demasiado real. Además me deja claro que no puedo huir a ningún sitio, que estoy rodeado.

"no...no...no puede ser verdad..."

Me quedo por un instante mirando al vacío con un gesto de dolorosa sorpresa petrificado en la cara, como si no me creyese que he acabado aquí, así. Reacciono cuando me hace daño al sacar la vía de esa manera tan poco apropiada, gruñendo con cabreo como un perro al que acaban de pisar. Quisiera echarle las manos al cuello para ahogarla, pero las tengo atadas a la cama, y todavía estoy débil como para tratar de hacer cualquier otra cosa. Al tener la mente más lúcida me viene a la cabeza una idea que hace que todo sea aún más aterrador. Todos los otros que estaban en batalla, ¿qué había sucedido con ellos? con todos los que conozco y con los que no, incluido el licántropo que vino a ayudarme. Eso lo recuerdo. No tuvo éxito, o tal vez lo atraparon igual que a mí.

- ¿qué...qué habéis hecho con los demás? ¿dónde están? - pregunto con voz algo rasposa al llevar algunos días sin hablar, sonando mi voz más floja de lo que pretendía. Vuelvo a removerme tratando de zafarme de eso, si pego un buen tirón puede que consiga soltarme y clavarles algo de lo que hay alrededor, si me acompañan las fuerzas. Al menos las heridas ya parecen haber sanado.
__________________________________________________
PS: 150, restaurado al completo

Mensaje por Ian Hacksaw el Vie 09 Oct 2015, 03:35

Ian Hacksaw
avatar
Licántropo
Licántropo

Mensajes : 260

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t99-ian-hacksaw#148

Volver arriba Ir abajo

Re: Unidad de Cuidados Intensivos

Le suelto un fuerte y humillante guantazo con la mano vuelta en la cara cuando le da por gruñirme por lo de sacarle la vía, a mi no me va a gruñir ningún asqueroso perro como ese. Además, que se vaya acostumbrando a ser maltratado. - Silencio. Hablarás cuando se te ordene, no a destiempo. - entorno la mirada al ver la expresión que se la había quedado, sonriendo después con malicia, como deleitándome con una idea. - ¿Tú qué crees? Han caído, igual que tú. Si muertos o atrapados ya lo sabrás, algún día. - mi idea es desmoralizarlo y hacerlo sentir peor, pero tampoco miento del todo, tarde o temprano será eso lo que suceda. En el fondo soy buena y le adelanto lo malo para que lo vaya asimilando mejor.

- Nos largamos.- informo a los soldados para que saquen la cama con ruedas por el pasillo, ya en el helicóptero lo bajaremos, ahora no me apetece tener que arrastrarlo, así es mucho más cómodo. Entramos en el ascensor que se dirige a la azotea, tardando un poco en llegar porque hay gente puñetera que va haciendo parar el ascensor en más de una planta. Al segundo que lo hace lo apunto con la pistola para que no se le ocurra entrar al ascensor.

"Qué pesados, por dios, que suba por la maldita escalera la vieja"

Por fin llegamos a la dichosa azotea, donde nos esperan los del helicóptero. Corto las ataduras de la cama de Ian para poder quitarlo de ahí, dejando más que la sábana para que se la líe alrededor y que no vaya en bolas de nuevo. Después lo esposo con las manos en la espalda, pegándole un empujón para que se suba al helicóptero. - y esto es lo más libre que vas a estar a partir de ahora...- susurro antes de que el ruido del helicóptero ahogue mi voz, así que el mensaje le llega bien claro. Abandonamos así la azotea y el hospital, rumbo a los campos.

Mensaje por Morgana Wolf el Vie 09 Oct 2015, 03:49

Morgana Wolf
avatar
Soldado
Soldado

Mensajes : 151

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t121-morgana-wolf#259

Volver arriba Ir abajo

Re: Unidad de cuidados intensivos

Me tumbaron en una de las camas, ya no recuerdo más a parte de despertar en una cama bien limpia y en calma.
Le pregunté a una de las enfermeras si estaba en el cielo (me pareció lo más lógico), ni siquiera se tomó la molestia de responderme, río y se fue llamando a alguien que conocía.
Volví a recostarme y a dormir, no tenía fuerzas para quejarme hasta que me traían una comida que no parecía tal.

- No pido una hamburguesa, señora, pero una patatas fritas ¿a dónde va? ¿Y unas natillas? No le hacen mal a nadie ¡SEÑORAA!

"Vaya servicio"
Tuve que tragarme esas cosas extrañas a las que referían que tenían los suplementos que me hacían falta, después volvía a dormir (no tenía nada que hacer) o dibujar y trabajar en mi gran proyecto.
"Ya debe de estará a punto de terminar..."

- Mi niño superará el tamaño de ese...lagarto

Esa monstruosidad traía mis pesadillas, el causante del fuego, del temor, de que extrañamente Vanessa se mezclará en ese infierno cada vez que me dormía.
Alguna vez vi a un alto cargo pasear por aquí, al Capitán Javert el primero y después algunos que no conocía, aunque referente a amigos y familiares  ninguno.
La verdad, lo último habría sido extraño.

Mensaje por Wilhem Scheider el Mar 29 Dic 2015, 09:34

Wilhem Scheider
avatar
Soldado
Soldado

Mensajes : 59

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t229-wilhem-scheider

Volver arriba Ir abajo

Re: Unidad de Cuidados Intensivos

Me cargué la capa, la mejor gabardina que tenía, el equipaje que fuera a necesitar y parte de mis ahorros. Había regresado a mi despacho y había atendido durante varios días las distintas reuniones y otros asuntos que me habían requerido. Miraba por la ventana cada día. Pero nada más que el frío invernal entraba por esta. Empezaba a temer… ¿Se habría escapado Sybil? ¿La habrían matado? ¿No habría encontrado la casa? Y si lo había hecho, ¿Él la había ignorado? ¿Cazado? ¿Había leído la carta? ¿Iba a responderla? No… No tenía ni idea. Pero cada día temía más. No era impaciencia, era temor. Aquel asunto ocupaba mi mente más que cualquier otro. No lograba desestresarme ni con el dibujo, ni con la escritura. No pegaba ojo por la noche y no vivía por el día… Antes de salir de mi despacho abrí la ventana de este y cerrando la puerta, dejando trozos de hueso en la mesa.

Cerré los ojos una vez más antes de salir de la base. Iba en dirección a Londres, al hospital, pues según mis planes mi objetivo estaría allí, probablemente aún débil. Aunque esperaba que despierta. Me subí en aquella moto que tantísimo dejaba a desear, en comparación con la otra: Era una moto scooter muy antigua que me habían dejado mientras me conseguían algo mejor. No sabía si era burla o no, pero… Con toda la lentitud de aquel trasto pude llegar al hospital hacia la mañana, pues había salido por la madrugada. Aparqué la “moto” allí y me dirigí a una floristería.

Notaba miradas extrañas allí donde iban. Los civiles ya sabían quien era yo. Algunos parecían tener miedo, otros curiosidad, otros quizás me apoyaban, pero las miradas de odio o desprecio dolían más que todas las otras. Negué levemente con la cabeza y me limité a adquirir un colorido y variado ramo. Estaba seguro que si ella tenía una flor favorita estaría entre alguna de todas esas. Tras eso fui definitivamente al centro sanitario y allí pregunté por esta. Morgana Wolf. Noté con extrañeza que algunos dudaban en manera si era correcto dejarme verla o no. Una mirada severa bastó para que no discutieran más el asunto y pudiera pasar. No debían ver nada extremadamente extraño: Un capitán visitando una de las cabos.

Una vez allí miré la puerta (fuera cual fuera la habitación) cerrada en aquel momento. Estábamos en la UCI y era consciente de que no dejaban hacer visitas comúnmente. Algún médico echaba miradas de reojo con toda desconfianza. Suspiré, apreté el ramo hacia mí, comprobé que mi curioso broche siguiera en su lugar y llamé a la puerta. -¿Morgana?- Llamé con voz queda mientras abría la puerta. Allí estaba ella. Aparentemente despierta.

Pasé tímidamente y cerré la puerta detrás mía, abrazándome un poco al ramo. -He venido a traerte flores. Consideré que era… Lo mínimo que debía hacer. Siento no haber pasado por aquí antes.

Mensaje por Ailanthus Sreysnah el Dom 31 Ene 2016, 14:37

Ailanthus Sreysnah
avatar
Drow
Drow

Mensajes : 300

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t252-ailanthus-sreysnah#236

Volver arriba Ir abajo

Re: Unidad de Cuidados Intensivos

Ya han transcurrido varias semanas desde que fui trasladada al hospital, gravemente herida tras el ataque a la base militar de la Alianza. Desde entonces he permanecido en la UCI, tras ser atendida y operada por los numerosos daños sufridos, sobre todo en órganos vitales, con hemorragias varias. Además quedé en estado de coma hasta hace muy poco, tal vez tres o cuatro días, cuando desperté en esta misma habitación, bastante confusa y desorientada. Todavía no paso demasiado rato despierta, y además sigo con calmantes y algo de sedación mientras terminan de curar el resto de heridas, como varios huesos rotos. Lo único que sé es que estoy en el hospital, por el ruido de las máquinas y los comentarios de los médicos que entran de vez en cuando. Tengo bastantes lagunas de lo sucedido, mi mente todavía no consigue recordarlo todo con claridad, tan sólo algunas escenas sueltas de la batalla. Cuando caí inconsciente no podía ver absolutamente nada, pensando que me había quedado ciega. No ha sido así, pero sigo sin poder ver demasiado bien. Mi vista quedó cegada por culpa de aquel objeto diabólico usado por el mago, ese extraño broche. Además me atacaron con chorros de agua a presión a los ojos.

Por el momento sólo consigo ver algunas figuras bastante difuminadas y borrosas, como manchurrones con algo de color. Los ojos se me cansan y me cuesta mantenerlos abiertos. Lo que sí que tengo claro es que detesto con todas mis fuerzas a quien quiera que me haya hecho esto, a quien me ha dejado así, medio muerta y humillada. Ladeo levemente la cabeza hacia un lado cuando escucho abrirse la puerta de la habitación. Alguien acaba de entrar, pero no logro reconocerlo, básicamente es algo borroso que habla. La voz tampoco me termina de decir mucho, creo que me suena, pero no estoy segura. Parece ser una visita, pero no tengo ni la menor idea de quién es. No es Javert, eso está claro. También me pregunto si alguien me ha visitado en el tiempo que he estado aquí. Es bastante improbable. Tampoco he tenido tiempo de pensarlo hasta ahora. Entorno un poco los ojos tratando de forzar al vista para distinguirlo, pero nada. Finalmente suelto un suspiro de frustración, murmurando después - Gracias por las flores y la visita...pasa y siéntate donde quieras. - hago un vago gesto con la mano que tiene la aguja de la vía, como señalando alrededor a cualquiera de los sitios que puede haber para sentarse. - ¿Te han enviado? No sientas no haber venido. No te has perdido mucho. Tampoco te ofendas, pero...no estoy en mi mejor momento y no sé quién eres.

Mensaje por Morgana Wolf el Dom 31 Ene 2016, 20:42

Morgana Wolf
avatar
Soldado
Soldado

Mensajes : 151

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t121-morgana-wolf#259

Volver arriba Ir abajo

Re: Unidad de Cuidados Intensivos

Mis ojos reseguían cada una de las máquinas de la sala, sus contornos, su complicación. Observaba también lo que le hubieran podido enchufar a ella. Aquel vial, con su tranquilizante probablemente. No parecía la fiera loba que había demostrado ser en la reunión. Y probablemente tampoco la temible combatiente que debía ser en el campo de batalla. Era una mujer herida, débil, que apenas podía ver y que era incapaz de reconocerme. Sabía bien quién tenía delante y todo lo que implicaba aquello. Pero por primera vez se me antojó más… Humana. Débil. Allí, tumbada, no podía pensar que fuera la misma que tan fieramente pareciera dispuesta a clavarme un tiro entre ceja y ceja por el mero hecho de existir.

Agradeció la visita, las flores, y me mandó a sentarme donde fuera. Arrastré una silla hacia el lado de la cama mientras dejaba el ramo a un lado de la cama. Si era capaz de oler las flores igual se tranquilizaría en cuanto acabara de reparar en quien era. Porque en poco rato confesó no saber quien era yo. ¿Se había quedado ciega? Con una gran sorpresa la observé, mis ojos púrpuras lucían una expresión incrédula. No. Parecía que hacía intentos por ver. Si había estado en coma aún debía estar un tanto confusa.

-No… No me han enviado directamente, pero estoy seguro de que Javert habría querido venir por si mismo de haber tenido tiempo. Pero está demasiado ocupado. No hemos acabado de recuperarnos del último ataque y ya tenemos que empezar a plantearnos defendernos de otro… ¡Bestias infames!- Suspiré con frustración. Lo peor del asunto es que igual el siguiente ataque no venía por parte de los magos. Alcé ambas cejas cuando dijo no saber quien era. No tenía demasiado sentido engañarla pues tarde o temprano acabaría por reconocerme, un tiparrón de piel azul era difícil de confundir.

-Soy el segundo capitán de la Alianza Humana y mano de Javert. He venido en nombre del ejército y como representante de ellos. Hay quienes están preocupados por la ausencia de nuestra cabo.- Yo no me había puesto a preguntar personalmente pero recordaba a algún que otro desorientado, básicamente, por no saber qué hacer mientras que esta se recuperaba. -Ambos hemos salido heridos y humillados de esa noche, aunque parece que tuvieron muchos menos reparos con usted. Al menos… Nosotros hemos podido ver la luz del día una vez más.- Puse una mano sobre su cama.

Por primera vez reparé en que no era una mujer en absoluto desagradable físicamente. Su cabellera tan rubia como larga podría ser la envidia de muchos. Su figura era esbelta y fuerte y disfrutaba de un busto digno de ser admirado. Al menos para quien tuviera interés en esas cosas. -No ha de ser oportuno, Morgana, sacar ahora nuestras diferencias a relucir. Son días de recuperación para usted y de tensión para mí. Dígame, ¿Han sido los médicos propensos a hablar? ¿Ha recibido más visitas? ¿Le gustan las flores?

Mensaje por Ailanthus Sreysnah el Dom 31 Ene 2016, 21:09

Ailanthus Sreysnah
avatar
Drow
Drow

Mensajes : 300

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t252-ailanthus-sreysnah#236

Volver arriba Ir abajo

Re: Unidad de Cuidados Intensivos

Escucho sus pasos para seguir su posición, hasta que arrastra la silla para sentarse cerca de mi cama. También me llega el aroma de las flores que deja en la mesa de al lado, especialmente el de la arquilegia, una de las flores inglesas más típicas y de las que más me agradan por los recuerdos que me traen de mi infancia. Me hacen recordar el jardín de la casa de mi abuela, donde me crié. - Creo que has acertado con las flores...- Parece ser que la visita no ha sido por mandato, aunque tal vez sí por sugerencia. Asiento a lo que dice de Javert y su estado de ocupación permanente, aunque dejo entrever algo de decepción en mi gesto. Me hubiese gustado que viniese él a visitarme, ya no sólo en calidad de capitán, sino de compañero. Dudo que lleguemos a ser amigos por lo cerrado que es, pero también es cierto que no me importaría que llegase a haber algo más que una posible amistad.

- Comprendo...lo del ataque de la base. Me alegro de que el capitán esté ya bien. Por suerte no lo hirieron de gravedad, o eso creo- no puedo estar más de acuerdo en lo de bestias infames. Entraron en nuestro terreno, arrasando con todo, quemando cosas y provocando explosiones. Además atacaron a matar, no me cabe ninguna duda. Tanto tiempo aquí aislada no he podido enterarme de nada, así que me intereso por lo sucedido. - ¿ Cómo acabó todo? ¿ ha habido muchas bajas? ¿ atraparon a alguno? Nos dejaron la zona de hangares hecha un desastre....- mi ritmo cardíaco aumenta un poco su frecuencia al alterarme ligeramente con esas preguntas que hago, lo que provoca que los pitidos de la máquina suenen menos espaciados que antes. Pero lo que dice después consigue que me altere mucho más.

Tardo unos segundos en procesar la información sobre su identidad. Segundo capitán, mano de Javert. La imagen de la reunión regresa a mi mente, aunque algo fragmentada. Recuerdo la rabia que me dio que eligiesen a un ser mágico para un puesto de importancia en el ejército. ¿ No combatíamos precisamente contra gente como él? ¿Por qué tenía que liderarnos? ¿Y si es todo una misión de infiltración y acababa traicionándonos de un modo u otro?. Todos esos pensamientos y muchos más fueron los que tuve aquel día. La decisión no me gustó en absoluto. Y ahora está aquí, al lado de mi cama, haciéndome una visita. ¿ Qué pretende con esto? ¿Reírse de mí?.

- Tú...el drow...- murmuro muy despacio todavía sin poder creérmelo. Me sugiere que no saquemos nuestras diferencias a relucir ahora, pero lo cierto es que su revelación ha conseguido alterarme bastante. - ¿ Para qué has venido? ¿ Vienes a humillarme? ¿ a intentar matarme aprovechando la situación? - trato de incorporarme agarrándome con ambas manos a las barras de metal de los laterales de la cama, pensando en que tengo que defenderme porque puede intentar acabar conmigo de cualquier manera. - ¡ No sé si ha venido nadie a verme! ¡nadie hace eso si no es por obligación! ¡ los médicos apenas dicen nada!- respondo perdiendo un poco los nervios por su aparente tranquilidad. Yo no tengo armas ni demasiadas fuerzas. Podría estrangularme si quisiera y nadie se enteraría. Pero estoy débil, demasiado débil para intentar luchar cuerpo a cuerpo o lo que sea, y no veo como para usar cualquier objeto de alrededor como arma. Acabo mi inútil esfuerzo volviendo a dejarme caer sobre la almohada, respirando agitadamente. Casi tengo que contener las lágrimas de rabia, impotencia y frustración por estar en este vergonzoso estado delante del que considero mi enemigo. Esto me hace sentir insignificante, lo único que tengo de valor es mi fuerza y habilidad, y en este preciso instante no hay nada de eso.

Mensaje por Morgana Wolf el Dom 31 Ene 2016, 22:03

Morgana Wolf
avatar
Soldado
Soldado

Mensajes : 151

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t121-morgana-wolf#259

Volver arriba Ir abajo

Re: Unidad de Cuidados Intensivos

Aparentemente le gustaba o alguna de las flores presentes en aquel ramo, o tal vez el conjunto de este. La variedad era siempre una de las mejores salidas y soluciones, y me alegraba de haber acertado al menos con aquella decisión. La observaba con calma. Parecía que siquiera estar hospitalizada iba a apartar las preocupaciones de su cabeza y chasqueé la lengua emitiendo un leve suspiro. No era exactamente aquella la dirección que esperaba tomar con aquella conversación. Pero ciertamente, tampoco sabía si buscaba una dirección en concreto. Hizo una serie de preguntas tras afirmar que al menos no habían herido al capitán, aunque no parecía del todo convencida siquiera con eso. Se estaba poniendo nerviosa.

-El capitán está completamente recuperado, por él no te preocupes. Hubieron otros que tuvieron que ingresar en el hospital también de todos los lados. Heridos hubieron tanto en la base, como en el palacio y en campos. Tomaron, sin embargo, un bar sin dejar heridos, solo dos bajas. Y en campos otras… Dos, o tres, o...- Comenté con pesadez en mis palabras. -A pesar de lo poco conciso de las respuestas de cada uno, creo que palacio acabó con importantes desperfectos. En campos nos llegaron a arrebatar prisioneros y provocaron daños en puertas, estructuras, e incluso un… robatorio.- Seguía un poco sorprendido con aquel detalle.

Pero revelar mi identidad fue probablemente un error. El pitido de la máquina empezó a alterarme a mi también. Tras unos momentos de tensión, en los que probablemente ella estuviera analizando la situación, finalmente reconoció mi raza. “El drow”. Eso era todo lo que era para ella. Me asaltó con unas nerviosas preguntas que demostraban demasiado bien que me tomaba por enemigo. Que me temía. -No tengo ninguna razón para humillarte, y muchas menos para matarte. Ambos sabemos que podría haber hecho semejante disparate sin necesidad de iniciar una conversación o traer unas flores.- No estaba yo desarmado. Era imposible que lo estuviera por mi brazo que ya venía armado de serie. Pero no estaba dispuesto a herirla.

Se intentaba incorporar. -¡Señorita Wolf! Hazme caso, ¡No tengo intención de herirla! Se hará daño a sí misma.- Le advertí incorporándome con algo de miedo a que realmente se fuera a hacer algo. Me escupió un par de respuestas con voz bravucona que poco o nada correspondían a su estado tan débil. -Hay quien viene a hacerlo sin necesidad de obligación. No soy consciente de si usted tiene familia, pero el ejército se preocupa por usted. Y no ya por su valor en batalla sinó por su personalidad en sí.- Traté de tranquilizarla con aquellas palabras que, a pesar de sonar con más fuerza que las anteriores, no tenían agresividad alguna.

Tras parecer buscar alguna forma de armarse cayó rendida sobre la cama con una expresión que demostraba algo rozando al llanto. Fruncí el ceño y cerré los ojos levemente. Me senté de nuevo y, con suavidad y sutilidad, le cogí una mano. Con la otra me solté la condenada coleta y no sé exactamente porqué. -Morgana. Sé que tenemos demasiadas cosas por las cuales no hemos podido congeniar. Pero no pretendo hacerle ningún daño. Soy plenamente consciente de que tu lealtad se superpone a la de cualquier otro en el ejército. Usted y Javert hacéis un equipo perfecto.- Rocé con suavidad mi broche pero desvié aquel pensamiento tan rápido como me pasó por la cabeza.

-Es por eso que pretendo entablar mejor amistad con vos. Son tiempos difíciles para el ejército en los que debemos demostrar de una vez por todas que somos una Alianza. No únicamente están los magos allí delante esperando a atacarnos, si no en nuestras espaldas nos vigilan otros tantos peligros.- Me llevé ambas manos al regazo y miré al suelo. -Es por eso que el ejército ha de mantenerse unido. ¿Temes una traición por mi parte, cierto? No serán mis palabras las que te convenzan. Pero espero hacerlo con mis futuros actos.

Me esforzaba en intentar comprender mejor las razones de aquella mujer. Me quité la chaqueta para intentar demostrar que no le escondía nada. -Lo que nos espera delante es mucho más abominable que no el día provocado por esos tiranos que nos asaltaron en la última ocasión. Y no sé si todos veremos el día de mañana. Si algún día podremos ver el fin de esta guerra, la magia extinta, la democracia reestablecida. Pero ahora mismo los corazones de toda la Alianza laten al unisono, todos con una misma determinación: Vamos a acabar con ellos. Entonces cada uno tendrá la oportunidad de vivir aquella vida que haya deseado. Por mi parte cumpliré con mi deber con acabar con todos los seres mágicos y pondré fin a mi vida. Pero tengo la certeza de poder aportar algo en esta lucha. No pido su compasión, Morgana…- Me pasé una mano por los húmedos ojos y le dirigí la mirada, ya más rendida. -Pero me gustaría que comprendiera que, al fin y al cabo, nosotros dos luchamos por lo mismo. Y en estos tiempos es importante que al menos el ejército permanezca como uno. Solo así podremos resistir lo que el destino tenga planeado para nosotros.

Mensaje por Ailanthus Sreysnah el Dom 31 Ene 2016, 22:34

Ailanthus Sreysnah
avatar
Drow
Drow

Mensajes : 300

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t252-ailanthus-sreysnah#236

Volver arriba Ir abajo

Re: Unidad de Cuidados Intensivos

Aprieto los labios de manera inconsciente al escuchar todo lo de los ataques y los desperfectos, tensándome al pensar en la magnitud del ataque. No habían ido únicamente a por la base, habían tocado más sitios, todos con una intención bien clara: hacer todo el daño que pudiesen. Que el capitán esté bien me deja más tranquila, no sólo por su seguridad personal, sino porque su muerte hubiese supuesto un caos para el ejército, por mucho que haya un 'segundo capitán'. Poco más había que decir de aquello, así que puedo ahorrarme cualquier frase revanchista que desee decir en estos momentos. Tengo grabadas en la mente las caras de aquellos que vinieron a por mi ese día. El traidor de Thalos y el resto de magos asquerosos. Pagarán, en algún momento. Ahora mismo no podría hacerlos pagar aunque quisiera. Además, en este momento tengo otras cosas con las que tratar, como con la extraña visita del drow. No termino de comprender por qué ha venido a verme, a pesar de que diga que no es para humillarme o matarme. A pesar de que me lo diga me cuesta un poco volver a relajarme tras haberme alterado, aunque trato de controlarme porque no me gusta que me vea como alguien débil. Por ese motivo contengo todo lo que puedo esas posibles lágrimas de frustración que querían aparecer.

- A no ser que quieras ganarte mi confianza para algo y matarme después, no sería mal plan. - replico de manera algo irónica tras respirar hondo un par de veces. Ailanthus trata de frenarme cuando intento moverme, pero no llega a ser necesario porque desisto yo antes. Descanso unos segundos más antes de volver a responder con voz algo más calmada, pero nuevamente de modo irónico porque tampoco me creo tanto 'aprecio' por parte del ejército. - Lo dudo. Al fin y al cabo en el ejército sólo eres de interés si resultas útil. Alguien que no puede cumplir con su trabajo deja de ser útil, y por tanto de interés. Eso es así, y deberías saberlo. Cuando dejemos de ser útiles...a todos pueden darnos la patada. - y no me importa reconocerlo porque sé que es así. No me sentiría traicionada por el ejército, ni nada de eso. Yo haría lo mismo. La institución no creo que esté hecha para compañerismos o sensiblerías. Vuelvo a guardar silencio, un silencio un tanto pesado e incómodo.

Mi mirada está fija en el techo, aunque no vea nada, excepto una luz borrosa y molesta. Debo valorar mi situación actual y ver lo que más me conviene. Y en este momento no es una pelea lo que más me conviene, sobre todo porque tengo las de perder. He de recobrar la calma y actuar con tranquilidad, por mucho que me cueste eso de estar siendo visitada por un ser mágico. Es entonces cuando siento que me toca la mano, supongo que para tranquilizarme pero el efecto es más bien opuesto porque me pongo más tensa. Muevo la cabeza hacia donde se supone que están nuestras manos, aunque sigo viendo nada más que borrones. En otra situación tal vez habría apartado la mano rápidamente o le habría arreado un golpe con la culata de mi arma, pero ahora lo único que hago es dejarla quieta un instante ante la sorpresa, deslizándola después hacia un lado con sutileza, como para que no sea tan notorio que la retiro.

" ¿ Cómo voy a congeniar con aquello contra lo que supone que tenemos que combatir? Va en contra de toda la lógica de la Alianza. Cometieron un grave error"

Lo que comenta sobre el equipo perfecto hace que me de la impresión de que él también quiere tratar de llevarse bien con Javert. Tampoco creo que sea cierto eso de que hacemos un gran equipo, suena algo exagerado. Amistad, eso pide. Está claro que se ha dado cuenta de lo solo que está y necesita aliados. Se ha debido de dar cuenta de que a muchos no les gusta como capitán, aunque haya algunos soldados que lo acepten y tal vez apoyen. - La traición puede venir por parte de cualquiera, ya ha sucedido otras veces. Nadie está exento. - Ni siquiera él, que parece tan fiel a una Alianza que lo desdeña. Nunca se sabe.

En resumen, lo que me está pidiendo es algo así como un cese de las hostilidades. Supongo que no es tan mala idea, al menos por ahora, aunque me toque fingir un poco. Si puede serme útil debería intentar aprovecharlo. - Obviamente, ya sé que se necesitan todos los efectivos posibles en esta guerra. Por cuestiones de trabajo y el bien común no voy a negarme a la colaboración en batalla. Pero para poder colaborar necesito volver a la normalidad, volver a la base. Si quieres demostrarme lo que has dicho...me vendría bien que alguien me echase una mano para salir de aquí. Traerme algo de ropa para poder irme. Y conducir. Lo haría yo misma, pero no es buena idea - vuelvo a incorporarme hasta sentarme, ahora con más calma.

Mensaje por Morgana Wolf el Jue 04 Feb 2016, 23:06

Morgana Wolf
avatar
Soldado
Soldado

Mensajes : 151

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t121-morgana-wolf#259

Volver arriba Ir abajo

Re: Unidad de Cuidados Intensivos

Era evidente que los temas de la batalla, que todos los asuntos relacionados a aquella noche la tensaban y le afectaban emocionalmente. No parecía ser excesivamente buena en ocultar algunos de sus sentimientos y eso, en parte, me permitían tenerla algo más controlada. A mis intentos de explicarle que no tenía malas intenciones dejó clara una posible sospecha. Yo la contemplé con los ojos un poco decepcionados, como si el hecho de que tuviera tan deplorable imagen de mi persona resultara ofensivo. -No, no son esas mis intenciones. Y si no quieres creerme al menos siempre puedes tener la confianza que en el caso de que hiciera tal cosa, el primer acusado sería yo. Así funcionan las cosas. Rezo cada día para que no amanezca cualquier asesinado y salte la alarma de que yo fui responsable.- Era una práctica muy drow todo aquello de asesinar por las espaldas…

A mi las espaldas me parecían un punto débil interesante, pero no era mi fuerte usarlas excepto en una batalla. Ella utilizaba un tono sarcástico en sus palabras, que uno no esperaría que pudiera salir de una mujer que era incapaz de ponerse en pie. Le escuchaba tal y como hablaba de utilidad, dudando que hubiera cierta preocupación por ella. Y recalcándome que pasaría lo mismo conmigo en ese caso. ¿Dejaría yo de ser útil? Siempre podrían enchufarme otro brazo mecánico y darme la patada al campo de batalla. Y por vejez o enfermedad dudaba que pasara nada. -Pero en estos tiempos lo último que necesitan los soldados son más cambios de líderes, más elecciones y más papeleos. Prefieren una Morgana recuperada que otra caja de sorpresas por encima de ellos.

Y eso era completamente cierto. Ya teníamos suficientes problemas, suficiente inestabilidad, como para que encima tuviéramos que buscar nuevos cabos. Eso significaban nuevos pretendientes, nuevos vencedores, nuevos perdedores, más divisiones, partidarios de unos, de otros… Pensaba en todo eso mientras estábamos en silencio. Ella miraba al techo y yo miraba más hacia el suelo. Al menos hasta que llevé mi mano a la suya. Noté algo de tensión en ella y no me pasó indiferente el intento torpe que hizo de ir apartándola así, poco a poco. Le contemplé con un rostro que demostraba muy escasa sorpresa y me encogí de hombros levemente, exhalando un muy breve suspiro.

Quizás coincidiera conmigo en mis pensamientos sobre unirnos todos o al menos sobre formar un equipo, una alianza algo más consistente. O igual, internamente, se reía de tal asunto. O quizás incluso se asqueaba. No lograba deducir por su expresión qué pensaba. Pero no retiraba sus sospechas hacia mí, asegurando que la traición estaba por todos lados, por todos los individuos. -He tenido la desgracia de ver señales de esta. Y muy tristemente no tengo ni el poder suficiente para frenarlo. A ese punto ha llegado la debilidad del ejército.- Comenté, dejando en el aire algunos asuntos que no consideraba oportunos desarrollar en aquel momento.

Pareció mostrarse finalmente colaborativa conmigo. Eso me sacó una ligera expresión de sorpresa de mi rostro. Que pronto abandoné por comprender que igual no era más que parte de aquel juego en el que estaba sumido la Alianza entera. Me pidió por mi parte colaboración para poder sacarla de allí. Ropa, conducir. Y no mencionó lo difícil que sería convencer a los médicos de que era conveniente que fuera ya a la base. -Tengo una moto aparcada fuera. Saldremos tan pronto puedas caminar. Si nos coincide con la noche tendremos muchos menos problemas con los médicos. Dudo que sea sencillo convencerlos de que estás preparada para irte ya mismo.- El asunto de la ropa me era más complicado. Con calma me desabroché la gabardina, que alto aprecio le tenía, y la dejé sobre la cama. -En la base será más sencillo encontrar ropa. Aquí… Calzado, ¿Tienes calzado?- Miré y encontré, efectivamente, unas zapatillas. -Voy a conseguirte algo de comer. Dudo que te esten dando más que suero y a lo sumo alguna sopa que recuerde a agua de fregar.- Yo hablaba desde propia experiencia.

Había pasado más tiempo del que quería reconocer en enfermerías y hospitales. El brazo no salió de la nada, y sobretodo, los terribles meses que estuve ingresado por complicaciones con el chip del cuello se me hicieron eternos. No comía por el suero. Y si alguna vez manifestaba mejora y me pasaban a comida, lo mismo habría sido comerme el papel del baño que aquellas sospechas de pan. Fui hasta una máquina expendedora de la entrada, y con aire casual y muy silbante, saqué un paquetito de galletas saladas y un granini de toda la vida. Creo que alguno me miró con malas pintas pero yo abría el zumo como si fuera para mí, y en absoluto estuviera intentando llevar comida inadecuada a una paciente.

Lo cerré de nuevo al llegar a la habitación y se lo dejé en su mesita. -¿Has estado alguna vez más hospitalizada?- Le pregunté con aire más casual, no por curiosidad, si no por utilidad. Si ya era el caso sabría perfectamente que hacer. Si no… Tenía historias que contarle.

Mensaje por Ailanthus Sreysnah el Vie 05 Feb 2016, 00:39

Ailanthus Sreysnah
avatar
Drow
Drow

Mensajes : 300

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t252-ailanthus-sreysnah#236

Volver arriba Ir abajo

Re: Unidad de Cuidados Intensivos

Sigo dudando sobre eso que dice respecto a que él sería el primer acusado si sucediese algo, lo malo es que habría algunos que lo apoyasen, no sé exactamente con qué fin. No por amistad, de eso estoy segura, aunque en el fondo sospecho que el pobre elfo oscuro está deseando algo de aprobación o atisbo de algo que se pueda llamar amistad. Ya en el discurso dio señales de ello. Quedó patente que fue marginado por los suyos y busca algo así como un lugar donde integrarse. Puede que sea eso, además de una buena cantidad de poder con el mando que tiene ahora. O tal vez sea un rencoroso que lo que desea es vengarse de todos, de los mágicos que lo trataron mal y de los humanos que no lo aceptan por su sangre.

Al menos sí estoy de acuerdo en que eso de los papeleos y cambios de líderes resulta un fastidio, sobre todo para mi, que soy una persona de acción y pocas palabrerías o discursos con claros fines electoralistas. Lo que más me llama la atención, y a lo que sí respondo, es lo que comenta sobre señales de traición en el ejército. - ¿De qué estás hablando? ¿Qué es lo que has visto? - pregunto con voz pausada pero tensa, girando la cabeza hacia él a pesar de no poder verlo. No sé si quiere engañarme porque estoy aquí aislada sin saber nada o si realmente es cierto lo que dice.

- La Alianza está ahora más fuerte que nunca, tenías que haberla visto hace unos años, cuando desapareció de la nada el anterior ministro, Stwardson. Yo creo que alguien lo mató, nunca se supo qué fue de él. Tenía como capitanas a dos brujas reeducadas. Cuando eso se supo fue un escándalo, el sistema de reeducación se fue a la mierda. Luego los sucesivos ataques de magos y la debilidad del ejército hicieron el resto. Huyeron todos como ratas, los magos mataron a otros muchos y...si no hubiese sido porque nos ayudaron los irlandeses esto no habría remontado. El carametal no tiene el mérito. Sin los robots esto no habría remontado. Así que por mucha posible amenaza que haya no creo que esto se vaya de nuevo a la mierda tan fácilmente.- niego con la cabeza con seguridad, bastante segura de que mucho tienen que torcerse las cosas como para que la Alianza inglesa desaparezca de nuevo. Y si lo hace remontaremos, ya lo hicimos una vez, podemos volver a hacerlo.

Después me explica eso de que tiene la moto fuera, que será mejor salir por la noche. Tiene sentido, ya que hay menos movimiento de gente y pondrán menos pegas. - Perfecto, pues nos iremos ahora. Haré el esfuerzo. No creo que los convenzamos, suelen poner bastantes pegas. Pero puedo irme de manera voluntaria, eso no pueden negarlo. - escucho que deja algo que suena como a ropa sobre la cama mientras dice todo eso de la comida. Está en lo cierto al decir lo del suero, que es lo que tengo puesto por vía, además de los medicamentos. Escucho que sale de la habitación, supongo que a buscar alguna cosa necesaria para marcharnos, así que aprovecho el momento para retirar las sábanas y sentarme en el borde, con intenciones de ir primero a darme una ducha. En el suelo están las zapatillas que ha traído, en las que meto los pies al ir a levantarme. Me ayudo del palo del gotero para ponerme en pie, aunque sintiéndome bastante débil y mareada. Después sigo avanzando apoyada en el palo metálico, buscando a tientas tocando las paredes la puerta del baño. Imagino que en estos momentos debo dar una imagen bastante patética, por lo que dejo escapar un pequeño suspiro de fastidio. Oigo de nuevo la puerta, seguida de la voz de Ailanthus cuando me hace esa pregunta. Apenas me muevo del sitio, haciendo un descanso antes de seguir con mi camino. - Alguna vez más, pero nada serio, nunca había acabado aquí. ¿ Por qué lo preguntas?

Mensaje por Morgana Wolf el Lun 08 Feb 2016, 18:45

Morgana Wolf
avatar
Soldado
Soldado

Mensajes : 151

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t121-morgana-wolf#259

Volver arriba Ir abajo

Re: Unidad de Cuidados Intensivos

Recibí una respuesta inmediata a aquella idea que había dejado en el aire sobre posibles traiciones. Le contemplé con la mirada agotada y, con voz lenta pero decidida, respondí. -Dentro del ejército sospecho que hay gente que, más que luchar por nuestra causa, está metida con la única finalidad de sacar información para sus asuntos. Y no estoy hablando de traidores del otro bando, si no de los ministros.- Le explicaba con firmeza -Los ministros están muy ocupados ocultando información que pertenece al ejército. Asegurándose de esconder todo lo que no les interesa para que los soldados, más que encargarse de acabar con las inmundas bestias del otro bando- A pesar de lo neutro de mi tono se podía entrever un odio visceral en esas últimas palabras -Se ocupen de defenderles su inútil existencia. Hay gente muriendo en la calle y los únicos que estamos dispuestos a acabar con ellos somos el ejército. Y sin embargo se invierten más fuerzas en defender una residencia personal que no nuestra base.

Miré al suelo y cerré los ojos en un intento de tranquilizarme. -Sé que mi paso como capitán será fugaz y que antes de que podáis siquiera daros cuenta ya habré muerto en cualquier desafortunado accidente. Pero me gustaría que, para cuando ese día llegue, pueda dejar un ejército fuerte para que no nos convirtamos en una herramienta para los intereses personales de los ministros, si no en la espada que ha de acabar con la peste mágica.- Pero ella me insistía en la fuerza de la Alianza. Escuchaba sus palabras pero sabía parte de ello. Mi “familia” adoptiva se había encargado de que supiera todas aquellas cosas, me habían repetido sus historias tantas veces como habían sido necesarias. Ella hablaba de un ministro desaparecido -igual como el capitán Harby, del cual nadie sabía nada-, de brujas reeducadas, forcejeo por parte de los magos, y…

-¿Carametal? ¿No te referirás a un mago radical con máscara?- Fruncí el ceño. Según sabía aquel no había logrado fugarse. ¿Iba a resultarnos útil, después de todo? Ella parecía muy convencida de la fuerza de la Alianza. -Lo que temo son asuntos internos más que externos. Los seres mágicos tienen dificultades para siquiera poder comer. Pero hay demasiado inmovilismo, demasiado tiempo de no hacer nada. Es hora de que de una vez por todas ataquemos alguno de los nidos… Pero… No sé exactamente a qué esperamos. Y lo que más miedo me da, es que ni Javert ni yo parecemos tener la autoridad suficiente como para mover las tropas de una vez por todas.

Estuvo de acuerdo con marchar durante la noche. Asentí a sus palabras pausadamente. -No perderemos tiempo en palabras si podemos evitarlo. Me irritan los médicos.- Confesé como afirmando sus planes mientras me levantaba, ya puesta la gabardina sobre la capa, y marchando. Fuera lo que fuera que ella hubiera querido hacer durante mi ausencia implicaba levantarse. Y así es como me la encontré. Abrí un poco los ojos con un estúpido atisbo de preocupación. Estaba delante del baño.

-Preguntaba por mera utilidad. Si aún tienes anestesia encima procura no comer hasta expulsarla toda, en el mejor de los casos será tan sencillo como ir al baño media docena de veces…- Y en el peor acabaría vomitándolo todo. Me llevé una mano a la boca con malos recuerdos. -Te he traído un zumo y unas galletas. Tienen el suficiente azúcar como para poder espabilarse uno, a diferencia de la porquería que ponen de comer en los hospitales.- En parte quería ayudarla a caminar, pero sabía que no sería adecuado. Por eso me limité a abrirle la puerta. Yo no tenía ni idea de qué pretendía hacer, si su intención era mirarse en el espejo, hacer sus necesidades o ducharse. Quizás de haber sabido que era lo tercero le hubiera dicho alguna otra cosa.

-Si ocurre algo no dudes en avisar, me encargaré de traer al personal o lo que sea necesario. Y…- No la veía muy contenta con todo aquello. -Yo también he pasado por esto. Ahora puede parecer ridículo pero… No te preocupes, tómate tu tiempo. Deben ser las cinco, confío en que para las nueve ya podamos salir. No tendremos que caminar demasiado, y ya en la base podrás descansar dignamente, sin médicos alargando tu estadía o inoportunas visitas como bien lo soy yo.- Le comenté, notando que me iba demasiado por las ramas o que tal vez hablaba más de lo necesario. No sabía a cuento de qué venía aquella preocupación por ella. Tal vez era el mero anhelo de tener alguien a quien cuidar.

Mensaje por Ailanthus Sreysnah el Lun 08 Feb 2016, 19:23

Ailanthus Sreysnah
avatar
Drow
Drow

Mensajes : 300

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t252-ailanthus-sreysnah#236

Volver arriba Ir abajo

Re: Unidad de Cuidados Intensivos

Así que los tiros van por la división ejército-políticos, un tema más o menos reciente, puesto que en la época de Harby no había gobierno de ningún tipo. En la época de Stwardson había algo intermedio. Él era el Jefe del Estado, pero también lo era del ejército. Todo en uno, controlado hasta el más mínimo detalle. Mi gesto debe denotar cierta preocupación al pensar en esa posible guerra interna, me jodería bastante que por intereses personales se estropease todo. - Si pierden el favor del ejército estarían solos. No les conviene hacer eso. Que cada uno se encargue de lo suyo y no interfiera en cosas que no le corresponden. Lo peor es que una situación así sólo llevaría a la división del ejército en dos bandos, a favor del gobierno y en contra. No...definitivamente no nos conviene a ninguno. Hay que ser prácticos. Estos problemas ya existían incluso cuando el gobierno era de tipo militar, así que no es cosa de la forma de mando, sino de las personas que puedan estar al cargo...- al no saber demasiado sobre los otros ataques no presto demasiada atención a lo de la residencia personal, aunque supongo que se refiere a las escoltas de los ministros y demás. Además hay un punto que no me pasa por alto. Él tenía algo así como una rencilla personal con la ministra de Sabiduría, así que imagino que sospecha de ella. De Wilhelm no creo, él lo apoyó en las elecciones, por tanto no sería buena idea catalogarlo como enemigo.

- Cualquiera podemos caer fuera de juego en cualquier momento, tampoco tienes más posibilidades que otros.- comento a sus lúgubres augurios sobre su futuro, sabiendo que es muy fácil que nos eliminen incluso de la manera más inesperada y absurda. Yo misma casi muero hace unas semanas por culpa de los malditos magos. Hago un gesto negativo con la cabeza porque no me estaba refiriendo a ese mago, que también tiene media cara de metal. - Más bien hablaba del otro capitán, el que desapareció. También tenía partes metálicas en su cara. - probablemente alguien lo hubiese asesinado. Sería curioso y retorcido pensar que podría ser cosa de Javert, para tener la hegemonía del mandato en el ejército. Aunque no cuadraba con el posterior paripé de las elecciones, donde le salió otro capitán. Eso sí, él había salido reforzado y es visto a día de hoy como la figura principal. - Claro que hay autoridad para mover a las tropas. No tenéis más que ordenarlo, y organizar de una vez por todas una masacre en sus refugios. Deben pagar por lo que han hecho. Y si no organizáis nada, yo misma cogeré un avión y descargaré bombas en los puntos sospechosos. Así acabé con un par de clanes solitarios en Irlanda. Sea lo que sea que hagáis, quiero estar allí. - por eso he de darme prisa en recuperarme, para poder participar en el ataque. Las fuerzas acabarán volviendo, me preocupa más que la vista no se arregle del todo. Una francotiradora que no ve bien no es útil. Al irse puedo aprovechar para desconectar de mi pecho todos los aparatos que pitan por las constantes vitales, lo único que dejo es la vía de la mano. Al llegar a la puerta del baño es cuando aprovecho para sacar la aguja de la mano, para no pasar a la ducha con eso.

Cuando Ailanthus regresa hace su aclaración sobre lo de estar hospitalizada, comprendiendo ya a qué se refiere. Recuerdoeso de la anestesia por algún compañero al que he tenido que ayudar en alguna ocasión en la enfermería de la base. No sé si todavía quedarán restos, pero es probable que todavía quede, después de las operaciones que han tenido que hacer. - Pues si es así espero que mi cuerpo sea rápido en expulsarla, no quiero esperar aquí demasiado tiempo. - replico como si le estuviese echando una regañina a mi propio organismo, queriendo que se ponga en marcha lo antes posible. Asiento levemente a la mención de la comida que me ha traído, que no sé si podré tomar todavía, pero lo probaré. - Está bien. Gracias por las provisiones.- respondo en perfecto tono de tipo militar, similar a como lo haría si estuviésemos perdidos en medio de una campaña de combate y él fuese el encargado de traer los víveres. - No pasará nada, pero si así fuese no llames a nadie. Ya sabes lo pesados que se ponen, has estado aquí antes, lo sabes por experiencia.-  Entro al baño en cuanto él me abre la puerta, cerrando   pero sin echar el cerrojo, no creo que sea necesario. Distingo de manera borrosa la forma de la ducha, entrando a ésta tras dejar la bata de hospital en el suelo. También retiro las vendas que encuentro por varios sitios, para que no acaben mojadas. Abro el grifo de la ducha, que por suerte sale templada, situándome justo debajo para dejar correr el agua durante varios segundos, algo bastante reconfortante. Después busco a tientas el frasco de gel para enjabonarme el cabello y el cuerpo, notando de este modo todas las marcas de sutura sobre la piel. Eso acabaría curando, no me preocupa. Al cabo de algunos minutos termino de ducharme, cogiendo una toalla que hay al lado y que enrollo alrededor del cuerpo, sujetándola sobre el pecho. Con otra me seco el pelo un poco, para no salir goteando. Ha sido aparentemente poco esfuerzo, pero me ha dejado bastante exhausta por la debilidad general que tengo. Abro la puerta del baño, saliendo para regresar despacio hacia el borde de la cama. - ¿Ves? todo en orden, no soy tan débil. - Una vez allí me siento, más mareada de lo que quiero reconocer. Intento solucionar esto echando mano al zumo que ha dejado en la mesita, que distingo un poco por el color. Lo destapo para empezar a beber, aunque no parece que me asiente demasiado el estómago. Dejo el zumo de nuevo en la mesita tras beber unos pocos tragos, esperando poder retenerlos. - Veamos...háblame de qué planes tenéis Javert y tú a partir de ahora. ¿Habéis hablado ya, no? ¿Os entendéis?

Mensaje por Morgana Wolf el Lun 08 Feb 2016, 20:51

Morgana Wolf
avatar
Soldado
Soldado

Mensajes : 151

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t121-morgana-wolf#259

Volver arriba Ir abajo

Re: Unidad de Cuidados Intensivos

Le escuchaba, como siempre, con una atención y curiosidad muy digna de mí. Ella tenía un modo esquemático y simple de ver las cosas, de procesar los tejemanejes y exponer las cosas tan claras como que algo en botella y blanco era leche. Exponía los peligros de la separación entre gobierno y ejército y echaba la culpa a los que estaban en el poder más que al sistema. -Tiene mucho a ver lo levemente trazadas que están las líneas que limitan el poder del gobierno. Es prudente tener consciencia de la necesidad de permanecer unidos, pero a su vez, es necesario mostrar al gobierno la presencia del ejército. Nos necesitan, y por lo tanto, es su deber colaborar mínimamente con nosotros y no utilizarnos como servicio de exterminación en sus palacios y campos personales.- Declaré, haciendo una alusión a ambos ministros.

Me reí ante su siguiente comentario de forma, aunque sonora, un tanto contenida. -El problema está en que mi vida no peligra solamente por los enemigos que tenemos delante nuestro, si no por los aliados que se supone que deberían estar detrás. Y mucho me temo que no es solo cosa de mi condición como un asqueroso drow sinó por el mero hecho de ser capitán. Javert también corre ese mismo peligro. Somos dos pequeños obstáculos para aquellos que pretendan hacerse con las riendas del ejército.- Respecto el asunto del carametal, habló de otro capitán. Yo llevaba demasiado poco tiempo inmerso en los asuntos sobre los diferentes capitanes, pues no hacía ni tres años que había entrado en el ejército. Y nunca me había puesto a mirar quién estaba por encima. Callar y matar. Y el peso que eso tenía en mis espaldas. -Su desaparición es un asunto que no puede olvidarse. Encontré parte de sus cosas al ir al despacho… Definitivamente no se fue de forma voluntaria.

¿O quizás sí? No debía tener un chip en la nuca que lo tuviera rastreado en todo momento. En cuanto le hablé de neustra falta de autoridad soltó una respuesta contundente, firme, que poco o nada dejaba por hablar. Las cosas no eran tan sencillas, pero… Aquella forma suya de ver el mundo a veces iluminaba un tanto mi mente. -Nuestro capitán, Javert, apuesta por hacer las cosas poco a poco y con prudencia. Se trae algún asunto entre manos a gran escala, pero… Tal vez fuera una buena idea atacar algún otro punto de mientras, para que les pille de imprevisto el ataque gordo. ¿Irlanda, dices? Ya me contarás- Le dije con un aire mucho más profesional. Mis intenciones eran tratar de intervenir en cualquier escaramuza o ataque menor para procurar tener de objetivo alguno de los problemas reales. Grupos racistas, magos puristas… Los ojos me brillaron con un relucir carmesí, con un interés táctico que sacaba a relucir mi naturaleza.

Atacar por la “noche” y al día siguiente amanecer sin toda una casa. Me preguntaba si algo así podría hacerse con los mencionados clanes. No estaba desinformado sobre la existencia de grupos no únicamente de magos, si no de otras razas que trataban de imponerse al resto. Ya fueran los tan “pacíficos” elfos o los muy malcarados hombres lobo. También había pensado sobre aquellos asuntos al irme. Al regresar y plantear el asunto de la anestesia pareció casi enfadada consigo misma con la idea de tener restos de anestesia. -... Ciertamente, dudo que quede demasiado.- Respondí con media sonrisa en el rostro, sorprendido con su curiosa respuesta. Agradeció las “provisiones” con una profesionalidad militar destacable. Empezaba a encontrarle incluso el gusto en el trato con aquella persona. Por momentos olvidaba mi objetivo. Y ni me daba cuenta de ello.

Me pidió que no llamara a nadie y asentí levemente. -No dudarían en cuestionar porqué siquiera se te ha ocurrido levantarte. Sí, he pisado este lugar y… Otro- Tenía peores recuerdos de campos -Y les gusta tenerlo todo bajo control.- Recordé con algo de amargura. Tras eso ella entró y cerró la puerta dispuesta a darse una ducha. Yo me senté un rato en su camilla, sacando una pequeña libreta con intención de anotar algo que acabó en forma de garabatos rápidos. Dibujaba máquinas, cables, sueros, cosas de aquella misma habitación. Y una figura grácil. Todo a boli. Cuando la escuché acabar su ducha me guardé el boli, aunque me empané demasiado mirando el dibujo. “Le sobra pecho”, pensé.

Y por eso yo estaba completamente inmerso en aquello y solo fue su voz la que me hizo salir de mi embutimiento mental. Me levanté de la camilla de un salto y la observé tan envuelta como iba en sus toallas, una imagen que seguramente varios miembros del ejército habrían pagado por ver incluso a pesar de lo poco que realmente enseñaba. Y con su carácter tan propio aseguró no ser débil, contradiciéndose al sentarse en la camilla. -Definitivamente tienes más fortaleza que yo. La primera vez la sufrí mucho más.- Igual porque tenía la certeza de que habían hecho cosas que no tocaban… Pero…

Ahora bebía zumo. -Por ahí están las galletas, pero… Es mejor ver si puedes retener el zumo antes de echarle mano a un sólido.- O si no acababas, de nuevo, vomitando. Experiencia, dulce experiencia. Tomé asiento donde antes poco después de su pregunta acerca de Javert. -Nos hemos entendido más de lo que pudieras creer. Ambos coincidimos en la importancia de mantener el ejército unido, y él mismo también es consciente del problema de los ministros. Hay un asunto sobre un ataque en el aire. Pero parece ir ligado a la finalización de… Otro proyecto, que, tal y como van las cosas, pueden tomar su tiempo. Calculo que hacia abril deberíamos efectuar ese ataque.

Cerré la libreta y me la guardé. -Pero es demasiado tiempo y temo otro ataque antes que no haría más que retrasar nuestros planes. Irlanda, decías… Y clanes. Me interesa hacer una breve escaramuza, algún ataque fugaz que pueda mantenerles entretenidos hasta la llegada del gran ataque. No es recomendable dirigirnos contra los deshauciados estos… Renegados, ¿No es así?, por ser demasiados. Pero estoy seguro de que hay más agrupaciones minoritarias. No estaría de más llenar esa terrible pausa de alguna advertencia para mostrar quién está en el poder. Reunir cuantos puedan unirse mientras Javert decide a donde movilizar el ataque estrella. ¿Tú, cómo lo ves?- Le comenté con una sonrisa atípica en mí, en cierto modo, incomprensible.

Mensaje por Ailanthus Sreysnah el Lun 08 Feb 2016, 22:08

Ailanthus Sreysnah
avatar
Drow
Drow

Mensajes : 300

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t252-ailanthus-sreysnah#236

Volver arriba Ir abajo

Re: Unidad de Cuidados Intensivos

Una vez que regreso hasta la camilla y me siento ya podemos comenzar a hablar de negocios y asuntos importantes, retomando algunos temas que se han quedado antes en el tintero. Respecto al hecho de que el gobierno nos necesita no puedo decir lo contrario, aunque también es cierto que nosotros los necesitamos a ellos para que nos financien las armas y demás infraestructuras. - En el gobierno casi todo es cuestión de dinero y de que algunos lo usan para sus propios intereses. Si quieren aumentar la seguridad deberían contratar más soldados. Hay veces que se hacen turnos de 48 horas seguidas, es un despropósito. - lo cierto es que nuestras condiciones laborales no son las mejores, hacemos lo mejor que podemos con lo que tenemos, pero hay muchos gastos y una tecnología como la que poseemos resulta muy cara. Siempre gastarán más en tecnología que en personal, los centinelas les resultan de más ayuda que los soldados.

La preocupación que ha mostrado por la seguridad de aquellos que ostentan el puesto de capitán es bastante comprensible. Muchos de los que tengan ambición querrán llegar al lugar que están ellos. Yo misma pude haberme presentado a capitana, pero es un puesto que no me interesa. Prefiero el puesto que tengo, aunque me diese rabia el resultado que salió de aquellas elecciones. - Ya sabías a lo que te exponías al presentarte. A los que están en el poder siempre intentan matarlos. Dime, ¿por qué te interesaba tanto ser elegido? ¿no te sentías más cómodo en tu anterior puesto? - pregunto con curiosidad, ladeando ligeramente la cabeza mientras coloco el cabello a un lado, sobre el hombro, para que no caiga todo húmedo sobre la espalda. Sé que dio un discurso aquel día, pero tampoco recuerdo muy bien lo que dijo, y me gustaría saber por qué se salió de un puesto determinado para seres mágicos como él, a sabiendas de los odios que podría generar. Él también parece pensar que al otro capitán le pasó algo, pero como ya es agua pasada me encojo de hombros, supongo que nunca sabremos lo que pasó.

Chasqueo la lengua algo molesta por el 'poco a poco' de Javert, aunque me guste como capitán considero que es demasiado pausado para hacer las cosas. - No podemos dejarles tanta ventaja. Yo también quiero hacer un gran ataque, pero hasta que sea haga tampoco podemos quedarnos parados. Hay que localizar su punto de reunión. Y tal vez hacer algún acto público de ajusticiamiento. Que no crean que no hay consecuencias por todo lo que han hecho. - dejo la cuestión de Irlanda para contarla con más detalle ahora después, bebiendo varios tragos más del zumo que he dejado en la mesilla, esperando que me ayude a tener algo más de fuerzas a la hora de marcharnos de aquí. Sigo su consejo sobre eso de esperar a tomar las galletas, asintiendo levemente. Tal vez en una hora o media esté lista. En cuanto el jaleo del pasillo baje un poco sería buena idea salir. - ¿Qué te pasó la primera vez? ¿fue lo del brazo? - instintivamente me llevo la mano a mi propio brazo, pasando la mano por este abrazándome un poco porque ahora tengo algo de frío al estar casi sin ropa.

Así que Javert y él se entienden. Ya en las elecciones no dieron muestras de llevarse mal, quién sabe si tienen más cosas en común de las que parece, como carácter parecido o experiencias similares. Me entran una especie de celos tontos por eso de que se lleven tan bien, como si Javert fuese de mi propiedad, o algo así. La fecha que dice me parece excesiva, la verdad. - Si es un ataque aéreo se puede planificar con más prisa. ¿ de qué otro proyecto se trata? - cualquier cosa que minimice la pérdida de soldados ha de ser tenida en cuenta, pero tampoco puede retrasarnos tanto. Al menos parece estar de acuerdo en eso de que es demasiado tiempo.

- Lo de la escaramuza estaría bien. Los clanes de Irlanda a los que me refería eran de magos. Estaban organizados de manera diferente a la de aquí. Un clan por castillo, ahí habitaban, y estaban enfrentados entre ellos, cada uno con su líder. Diferentes posturas al parecer...según contaron servicios de inteligencia. Estaban tan disgregados y debilitados que no costó mucho localizarlos y bombardear sus zonas de reunión. Aquí deberíamos dividirlos también. A los renegados, digo. Y mientras alguna respuesta, que la población vea que tomamos medidas después de lo ocurrido. Podemos hacer varias cosas...tal vez una redada en China Town, allí acuden muchos a hacer contrabando...- Conforme voy hablando me voy sintiendo peor, cada vez más pálida, llegando un punto en el que guardo silencio. Cierro los ojos y agacho un poco la cabeza, bastante mareada. Tal vez no sea únicamente por la anestesia y sea también por el hecho de que he bebido demasiado deprisa para las condiciones en las que me he despertado. Ahora me tocará tragarme mis palabras sobre no ser débil. - No...no me encuentro muy bien...creo que mi cuerpo ha elegido la manera rápida de expulsar la anestesia. Necesito ir al baño...- anuncio esperando que me eche una mano para poder llegar más deprisa al aseo, ya que por mis propios medios no estoy segura de llegar a tiempo.

Mensaje por Morgana Wolf el Lun 08 Feb 2016, 23:19

Morgana Wolf
avatar
Soldado
Soldado

Mensajes : 151

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t121-morgana-wolf#259

Volver arriba Ir abajo

Re: Unidad de Cuidados Intensivos

También era cierto que el gobierno aportaba el dinero. Le contemplé con un anhelo lejano en mi mirada, como si tuviera la lejana esperanza de que aquel asunto fuera algo más sencillo. Dinero. Dinero… Era algo que nunca había acabado de comprender, cual era su función, porqué acababa siendo el dinero el límite en tantas cosas. Dentro de la sociedad drow, al ser una plena dictadura, algo así no solía cobrar demasiada importancia. Era más fácil esclavizar que pagar soldados. Sabía que todo aquello era terrible, pero… Yo soñaba con la idea de un mundo libre de dinero. En mis tiempos en aquel lugar donde había convivido con la familia, me había pasado muchas noches leyendo libros sobre ideales un tanto anticapitalistas.

Se me fueron los recuerdos de la cabeza al preguntarme porqué había decidido ser capitán. Aleccionandome sobre que ya sabía cuales eran los peligros. Y una pregunta un tanto personal, que me sorprendió. Arqueé brevemente las cejas y me acomodé un poco en aquella silla. -Igual fue el deseo de… cambiar las cosas. Eso de tener una correa y callarme siempre me resultó frustrante. Durante demasiados años sentí que… No era mucho más que un centinela de carne y hueso. Y siquiera del todo eso.- No sabía porqué me estaba poniendo sincero con aquel asunto. -Cuando era pequeño soñaba con cambiar las cosas, con… Luchar de verdad contra todo esto. En parte sentí que no era más que una mera herramienta. Y vi una oportunidad de ser alguien más, cosa que no dudé en aprovechar.

Como pude haber intuído ella no era tampoco fanática de la quietud. Aprecié aquello. No es que fuera impaciente -sería un crimen que un ser con casi quinientos años de longevidad lo fuera- pero una guerra era una guerra. Hablaba de hacer algo, de actos de ajusticiamiento. -El problema que tenemos es que apenas quedan rehenes en nuestros campos y seguramente Wilhelm no esté muy decidido a dejarnos a alguno de sus cobayas para ello. A pesar de ser nosotros quienes hemos contribuído a que tenga algo. Se llevaron unos reos durante el ataque a campos, gracias a sus ganas de probar sus juguetitos.- Tenía demasiados recuerdos de aquella noche y me ponía demasiado tenso darle demasiadas vueltas. Pensé brevemente en Sybil, en la carta, en la falta de respuesta…

Otra pregunta de curiosidad. Lo del brazo. -Fue el chip. El primero. Y realmente me pusieron una especie de prototipo de brazo, pero no era exactamente esta bestia.- Abrí y cerré la mano mecánica como si quisiera comprobar que aún seguía ahí. -Mi cuerpo no supo reaccionar ante esa substancia y me sentó terriblemente. Me desperté completamente mareado, tuve que echar toda la anestesia por la boca. Estaba demasiado confuso y… Me llevó casi un par de días recuperarme a pesar de lo leve de aquella operación. Un mero corte, un poco de trasteo en el brazo y ya. Pero la segunda desde luego la destronó.- Le comenté con un escalofrío en la nuca.

Ni de lejos podría haber imaginado sus pensamientos al decir cómo me llevaba con Javert. Si no, le habría asegurado bastante bien que le tenía un aprecio palpable. Porque es que me lo había demostrado en la reunión. Hablaba de que un ataque aéreo sería más rápido… Pero… -Seguramente no le haga gracia al capitán que hable de ello, pero… Es un proyecto de… ¿Te acuerdas del chaval de la reunión? Una especie de nave de combate. Tremendamente grande. Un ataque aéreo es una opción siempre que sepamos que estamos atacando algún punto únicamente enemigo. Y por ahora no tenemos esa certeza.- Sabíamos que en nuestras calles circulaban seres mágicos. Pero algo como un bombardeo era imposible, pues teníamos las de perder más miembros humanos que no de otras razas.

Y no estaba de acuerdo con las matanzas de aquel tipo. Me fue a explicar lo de los clanes, alguna cosa que yo no había llegado a ver. Castillos y magos desorganizados y separados. Le escuchaba, tratando de localizar aquellas personas que mencionaba pero no lograba recordar demasiado. Luego insistió en hacer algún tipo de movilización… China Town, mencionó. Pensé de inmediato en Cadence. No, ella no debía temer en aquel caso. Era humana. O eso habían concluído tras pasarla por un par de escáneres. -China Town es un nido de ratas muy bien organizado. Y sorprendentemente no es el mejor de los lugares para hacer una buena redada, no al menos de interés militar. Sacaremos algo si rascamos, pero… Estoy seguro de que hay grupos más peligrosos en otdos lados. Más clanes… Vampiros, hombres lobo. ¿Has visto de estos? Esos casi siempre van en grupos. Y tienen el peligro de poder expandir sus enfermedades al resto de la población.

Pero tal y como respondía me di cuenta que escuchaba menos y que hacía peor cara. Empezó a hablar con un tono distinto al tan firme suyo, confirmando que no le había sentado bien la anestesia. Pidiendo ir al baño. Me levanté y dejé que se agarrara a mí para movernos, haciendo yo parte de fuerza para llevarla allí. No iba a cogerla en brazos porque igual no quería, pero a poco estuve de hacerlo. Con cuatro zancadas la acerqué con la esperanza de que no acabara por vomitarme encima, o vomitarse a ella misma ahora que iba tan limpia. -No… No te alejes hasta estar segura de que ya has acabado… Tómate tu tiempo- Quería decirle algo más. Cada vez me costaba más tener claro cual era la línea de relación profesional con una preocupación algo más personal. Era un pequeño conflicto interno que no podía ignorar.

Mensaje por Ailanthus Sreysnah el Mar 09 Feb 2016, 00:19

Ailanthus Sreysnah
avatar
Drow
Drow

Mensajes : 300

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t252-ailanthus-sreysnah#236

Volver arriba Ir abajo

Re: Unidad de Cuidados Intensivos

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Europa :: Londres :: Sanatorio

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.