Conectarse

Recuperar mi contraseña

Ambientación
Año 2039. Pese a que en la mayor parte de Europa el proceso de paz tras una larga guerra se ha ido concretado, Inglaterra, la raíz intolerante de la guerra sigue envuelta en un caos sin ton ni son. Los humanos no quieren vivir con los magos o cualquier otro ser mágico. Lo mismo sucede con buena parte de la raza mágica.

Los humanos sin magia han optado por volverse más viscerales después de casi 20 años en una continua guerra que sólo ha dejado destrucción y soledad en la capital londinense. Han decidido que erradicar la magia de Inglaterra es la única manera de establecer la paz y, evidentemente, la sociedad mágica no está de acuerdo.

El Ejército de la Alianza Humana ha preparado sus grandes robots para escanear cada ápice de tierra e inhabilitar a cada ciudadano con capacidades mágicas bajo las herramientas necesarias. Los capturados son llevados a campos de concentración donde les son retirados todos los aspectos mágicos y “reconvertidos” a humanos sin posibilidad de ejercer sus habilidades.

La mayor parte de la historia se desarrolla on rol en algunos países de Europa, aunque es una guerra a nivel mundial que afecta en mayor o menos medida a casi todo el planeta, especialmente en las ciudades. Actualmente en el año 2039, el tipo de mundo en el que está ambientado es una mezcla entre lo futurista de la tecnología humana, con elementos de ciencia ficción que se contraponen a un mundo más tradicional de tipo fantástico, representado en su mayoría por los magos. La escenografía es a menudo oscura, con tintes post apocalípticos.


Últimos temas
» Zona de terapia intensiva
Ayer a las 21:03 por Mérida Pyro

» Torre de la Alta Hechicería
Ayer a las 20:48 por Lyosha Svensson

» Fight Club [Fábrica abandonada II]
Ayer a las 20:10 por Dyospiros

» Habitación de Bram (001)
Ayer a las 19:20 por Andreas Wilhelm

» Yo confieso, tú confiesas.... ellos confiesan. Todos confiesan!
Ayer a las 12:34 por Lyran Knox

» Hogsmeade
Ayer a las 12:18 por Lyran Knox

» Enfermería
Ayer a las 12:10 por Lyran Knox

» Fábrica Abandonada
Vie 23 Jun 2017, 23:12 por Dyospiros

Staff

Admin
Administrador
MP

Johan Black
Administrador
MP
PF

Catherine Le Fay
Administrador
MP
PF

Sirius Black
Administrador
MP
PF


Frases Épicas

(Loading...)



¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 4 Invitados

Ian Hacksaw

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 31 el Sáb 26 Mar 2016, 17:43.
Twitter


Fase Lunar


Créditos
Especiales agradecimientos a:

  • The Captain Knows Best por la skin.
  • Maxwell Blake por depurar el CSS y hacer aparecer los iconos de las bandejas de mensajes privados
  • DeviantArt y a todos sus artistas excepcionales por brindarnos infinitas galerías de imágenes.
  • Krypteria por sus increíbles texturas y hermosos PSD.


Asimismo, recordamos que la ambientación de este foro fue basada, en parte, en la saga de Harry Potter de JK Rowling, el resto viene de la mano de Johan Black, Sirius Black y Catherine Le Fay..Todas las historias y ediciones de personajes corresponden a sus respectivos users.
Afiliados élite (28/28)Completo, cerradas por ahora
Hermanos (1/4)
Directorios (6/8)

Castillo Black

Página 3 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Castillo Black

Recuerdo del primer mensaje :




   

   


[Castillo Black]

Este castillo perteneció a la noble familia de los Black durante generaciones, siendo utilizado como residencia de verano en múltiples ocasiones. Con el inicio de la guerra fue ocupado únicamente por la familia perteneciente al bando del Ministerio. Poco a poco comenzó a quedar más vacío, hasta que quedó en el estado actual tras un incendio provocado. No se salvó mucho de aquel incendio, pero la estructura y habitáculos principales permanecen, puede ser habitada.


   

Mensaje por Admin el Mar 13 Sep 2016, 01:35

Admin
avatar
Admin

Mensajes : 765

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org

Volver arriba Ir abajo


Re: Castillo Black

El trayecto aéreo en moto desde el hospital resulta bastante tranquilo, sin interrupciones o problemas de enemigos a la vista. Tardamos varias horas a pesar de usar el sistema de vuelo que lleva incorporado la moto, evitando ir demasiado rápido por si acaso se nos cayese el petrificado Thalos, pues sería fatal que se rompiese. Entre Ellyos y yo lo llevamos bien sujeto, y espero poder solucionar el problema antes de que se entere Erika o de que haya algún accidente.

Comienzo a descender con la moto cuando por fin se divisa el oscuro castillo Black, aterrizando en la entrada con sumo cuidado. Espero que Ellyos sujete la estatua mientras yo bajo de la moto, esperando a que baje él también antes de guardar de nuevo el vehículo dentro de la cápsula. - Brr...qué puto frío.- me quejo por lo bajo, pasando las manos por los brazos que se han quedado helados del trayecto aéreo en moto. Agarro al Thalos-estatua y después me giro a Ellyos, invitándole a seguirme para atravesar al puerta del edificio.

- Bienvenido al castillo Black, ahora castillo chungo y decadente. Aquí podremos descansar unos días y coger fuerzas, que falta nos hará. Y enteraros de lo que nos hemos perdido. Y pediremos que traigan también a Sophia, por si puede ayudar a Thalos. El elfo de la entrada dijo que el dardo que tiene en la mano puede servir para ver lo que le ha pasado, aunque en clases del colegio nos dijeron que para petrificaciones suele funcionar la mandrágora. - Le explico mientras atravesamos la entrada principal, guiándolo hacia la zona del gran salón en el que tenemos la chimenea. Esperaba encontrar vacío el lugar, pero no sólo está el fuego ya encendido, sino que encuentro a Juliet sentada en el sillón junto a la chimenea y al que creo reconocer como mi padre junto al alféizar de la ventana.

- ...¿Juliet? - la última vez que la vi fue en el centro comercial, con Reiv, que es el único que sabía como llegar hasta aquí, así que la habrá traído él. O Sirius, en alguna extraña vuelta de tuerca. - ¿Qué haces aquí? - entro para dejar a Thalos sobre el sofá, rodeado de cojines. Después hago un gesto a Ellyos para que entre conmigo, mirando de reojo a Sirius. - Ya veo que has conocido a mi padre. ¿Todo bien, presentaciones educadas? - y por bien me refiero a si no ha intentado usarla para la cena, y cosas así. La verdad es que hace tiempo que no veía a mi padre, por una cosa o por otra siempre estaba liado o con problemas, así que ya tenía ganas de encontrarlo. Me contengo de ir a darle un abrazo porque no sé el estado de hambre en el que está, y escuchar un corazón cerca u oler sangre podría descontrolarlo.

- Padre...cuánto tiempo. Ya iba necesitando una de esas conversaciones contigo.- por mucho que esté muerto y no podamos tener relación normal me siento afortunado de poder seguir hablando con él y contando con su presencia en algunas situaciones peligrosas, por muy egoísta que suene, pues el que lleva la carga de vivir la eternidad así es él.

~ ~ ~

"Si quieres paz, prepárate para la guerra"

Mensaje por Johan Black el Dom 01 Ene 2017, 20:42

Johan Black
avatar
Mago
Mago

Mensajes : 399

Hoja de personaje
PS:
118/150  (118/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t94-johan-black-5

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo Black

Tenia algo de miedo, no por las alturas, un dragon que se precie no teme las alturas por muy altas que sean. Ok, eso no tiene mucho sentido. El miedo mas bien era porque estaba en un cacharro volado identificado o CVI para acortar. Era la segunda vez que veia una moto y la primera vez que veia a una volar. Por el camino fui pegando algun chillido cuando la Thalostatua se movia y como podia la recolocaba sin dejar de estar sujeto firmemente a Johan. Al final ya veras como nos acabo tirando a los tres...

Llegamos a la entrada y con cuidado bajamos al amigo de Johan. A pesar de sus años y un poco de descuido aun lucia imponente y majestuoso, seguro que si las piedras del castillo nos podrian llegar a contar miles de historias junto al fuego durante varios dias seguidos. Johan carga con su amigo petrificado y pasa a traves de la puerta invitandome a entrar. Al principio me quedo mirandolo, engaña bastante el muchacho con su fuerza... Cuando sali del pais de Johanchupilandia, corri a ayudarle a cargar con la Thalostatua. Enseguida Johan hizo repaso de lo que necesitabamos.

- Creo que tambien vendria bien una de esas pociones, al menos lo se por mi madre, aunque nunca hemos llegado a preparar una, asi que no se muy bien como se hace...

Una vez dentro llegamos hasta un gran salon donde habia una chimenea encendida, Juliet y el padre de Johan. Joder que bien se conserva el cabron, los hijos tienen a quien salir. Johan dejo a Thalos en el sofa y me hizo una señal para que pasase despues de haber saludado a su padre. Me sentia un poco nervioso debido a mi timided y al aspecto intimidante de Sirius, me acerque lentamente y me puse al lado de Johan, hice una reverencia mirando a Sirius.

- Buenas tardes, señor, estoy muy agradecido por acogerme en su castillo y su hospitalidad - dije haciendo la reverencia.

Mensaje por Ellyos Kakumei el Lun 02 Ene 2017, 00:20

Ellyos Kakumei
avatar
Dragón
Dragón

Mensajes : 102

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo Black

Por supuesto que se prepara. Sería idiota que no lo hiciera.- Aclaró rápidamente, pues sabía a la perfección que su corazón latía como un caballo desbocado. Y estaba más que segura de que él podía escucharlo. Al menos el contrario admitió ser un Black. Los rasgos en común que veía entre Johan y Reiv también los podía apreciar en la criatura que veía tan cerca de frente. Siendo Black o no, las muñecas comenzaban a doler y la posición comenzaba a ser cansina. Se sentía crucificada. Más valía salir pronto de aquel agarre, antes de darle ocasión de quebrar algún hueso que no sabía si podría curar en seguida.

Cazador. Si así se consideraba, debía pensar que ella era la presa. Sonrió de lado, asintiendo suavemente.- Un mejor cazador permite que el otro se confíe antes de atacar. Así es más fácil que se cometan errores.- Susurró lentamente mientras sentía como el otro le soltaba las manos. Aún así, el espacio personal seguía siendo invadido y no era algo que apreciara. No podía simplemente empujarle, aunque pasó por su mente.

Se levantó del sillón una vez que el contrario se apartó para ver el fuego. Tanteó la pregunta en los labios mientras se masajeaba las muñecas con las manos, desgraciadamente su piel era siempre muy susceptible a quedar marcada, y ahora un tinte rojo tenue las rodeaba. ¿Cercanos? La realidad era que se habían acercado mucho las últimas semanas por una cosa o por otra, pero no sabía si se habían vuelto cercanos. Y estaba esa cosa, esa sensación de cercanía desde el primer momento, como si no fuera la primera vez que se vieran. Dejó la pregunta sin respuesta, después de todo no sabía contestarla con precisión.- Han pasado bastantes cosas, y aún faltan por pasar algunas más.- Arqueó las cejas, pues sabía que todo el embrollo apenas iniciaba. Ahora tenían dos problemas de los que cuidarse, no solamente uno.

Le dejó que caminara alrededor del sillón sin seguirle con la mirada. Quería escuchar los pasos o algo con qué identificarlo, pero solo escuchaba, de tanto en tanto, el sonido de su ropa contra el viento. Podía estar sola en un instante y no lo adivinaría.- ¿Prohibido? - Ahora entendía tantos hijos, si el tio sabía como hacerte sentir especial...- Sería muy raro que un vampiro haya probado alguna vez a uno de los nuestros.- En parte era porque estaban 'en peligro de extinción', y otra porque los sitios que frecuentaban no eran del todo similares.

Escuchó su nombre con atención, dándose vuelta cuando sintió de repente que ya no estaba ahí, solo para girar de nuevo hasta encontrarle sobre la ventana. No, ganas de pelear no tenía, aún se sentía débil para eso, más el nombre le llamó la atención. Estuvo a punto de comentarle sobre el nombre cuando Johan pasó por la puerta. No lo esperaba, y habiéndose concentrado tanto en Sirius, no le había escuchado llegar... Ya debía acostumbrarse a eso de que los Black revelaran su nombre a desconocidos, después de todo, tres de ellos ahora lo sabían.

Soltó un gran suspiro viéndole caminando, y si podía cargar a Thalos era que ya estaba más recuperado. Le dejó el sillón a Thalos, ayudándole un poco a acomodarlo, solo para después acercarse a Johan y rodearlo con un abrazo por la cintura. Escondió el rostro en su pecho. La última vez que lo había visto cuerdo fue antes de la batalla y aquello había sido angustioso. Le estrechó con toda la fuerza de la que fue capaz, aunque apenas sentía fuerza en el cuerpo. El corazón le latía con más pesadez y lentitud, pero también con más tranquilidad de verlo. Y recordó la sensación que daba al abrazarle y su aroma, que era tan distinto y tan igual que el de Reiv en muchos sentidos. Todo se estaba acomodando bien a pesar de todas las tonterías que había provocado las últimas semanas.

Se separó tras unos segundos, a regañadientes. Recordó que estaba mojada por recostarse en la nieve antes y esperaba no mojar al contrario pues apenas había salido del hospital. Además, no quería parecer cansina y tenía algunas preguntas que contestar. Levantó su rostro hacia él y trató de volver a la calma.- Reiv me trajo. Dijo que estaría más segura, pero creo que en realidad fue para que no lastimara más enfermeros... Solo quería recuperar fuerzas, creo que fui de las últimas en infectarme... Me iré pronto, no quiero molestar.- Suspiró suavemente, bajando la voz a manera que sus palabras demostraban lo mal que se sentía, agachando la mirada con angustia por las personas a las que había herido. Luego tendría que ver si estaban bien.

Observó con cuidado a Thalos, solo para elevar la mirada a Sirius un instante después. Ellyos detrás de Johan le había sorprendido, pues tampoco le había escuchado llegar. Había perdido bastantes cualidades con el virus, y no era nada agradable. De cualquier modo, a menos que Sirius considerara que necesitaba mencionar lo que había pasado, todo parecía bastante bien.- Si, todo bien, aunque en realidad yo no me he presentado.- Susurró, perdiendo la mirada en el fuego antes que presentarse propiamente.- Juliet Bennett.- Dijo en dirección a Sirius, que seguro era el único que faltaba por conocer su apellido. Se volvió a Thalos, tomando suavemente su mano, la que no tenía el dardo. Tenía la sensación de que a él también le había fallado... y luego recordó que había quedado de avisar a Mooshie y se sintió aún peor. El día estaba acabando tan mal como inició.

Mensaje por Juliet Bennett el Lun 02 Ene 2017, 18:18

Juliet Bennett
avatar
Dragón
Dragón

Mensajes : 256

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t464-juliet-bennett

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo Black

-Sigues cayendo en el error de presuponer....he dicho que soy un cazador, no que sea un buen cazador

Le contesté tranquilamente a la muchacha, ahora que contemplaba la oscuridad visible a traves de la ventana, una oscuridad que a mis ojos cobraba vida, tenia voluntad propia, y revelaba las formas como realmente eran. Podía notar lo muchisimo que ella medía sus palabras, como si cada silaba que sus labios dejaban salir hubiese sido antes profundamente meditada.

"Uno de los suyos"

Ladeé la cabeza para mirarla. No, ya me habia quedado claro...no era humana. ¿Sonreí? Era dificil de decir si mis labios se habian curvado para esbozar una misteriosa sonrisa, o si simplemente la estaba mirando con desentendida atencion. No pensaba preguntarle. Pero mi mirada parecia decir "lo acabaré descubriendo, tranquila"

Entonces, apareció Johan, trayendo a tanta gente mas. Otro hombre,cuya presencia y cuyo ritmo cardiaco y olor me hizo pensar en la pelirroja que habia tenido antes tan cerca. Pero la naturaleza de ambos, se me escapaba aun. Johan, parecia sano. Lo otro, aquella estatua...mis ojos se entornaron recorriendo las facciones de su rostro. No habian signos vitales en aquello, nada que me hiciese pensar que estaba vivo.

-Reiv me llamó. -contesté a Johan, sentado en mi alfeizar de la ventana comodamente con los brazos cruzados. -Aunque creo que él no sabe que me ha llamado. - Cuando insinua si nuestras presentaciones fueron educadas, me limpio con la mano un pequeño reguero que habia quedado en la comisura de mi boca, de aquella otra victima anterior. Oh si, lo habian sido.

Habia bebido sangre hacia poco, con lo cual podia controlarme bastante bien frente a cualquiera de ellos. El problema era que no estaba acostumbrado a estar rodeado de tantos vivos a la vez. Uno era tolerable, dos lo habia experimentado, tres.... no. Yo no pertenecía allí y lo sabía.

-Hablaremos, Johan. Cuando lo necesites, ya sabes donde encontrarme. En el castillo, o en tus pensamientos.

El joven moreno me hizo una reverencia presentandose con muchos modales, otro torrente de magia en forma de sangre corría bajo su piel. -En realidad este es el lugar de Reiv y de Johan, yo no vivo aquí ya. -especifiqué. Le dediqué una sonrisa igualmente elegante,aquellos modales tipicamente Blacks que en vida tan pocas veces demostraba, y que ahora parecian mas por la labor de aflorar. -Juliet.... - la misma reverencia levisima de cabeza fue dedicada tambien hacia ella.

Luego miré a Johan. Debía de saber que estaba por irme, en aquellas circunstancias. -No te olvides de que tienes una prisionera en el sótano. Creo que se le ha ido un poco la cabeza. Qué pena.... -mi compasion era de -54685652265. También veía que Johan parecia agotado, por su rostro. - Vas a tener que poner mas ahínco en eso de mantenerte vivo. Si necesitas ayuda...

No hacia falta terminar la frase. Mi cuerpo se deshizo en sombras, y esas mismas sombras desaparecieron veloces fundiendose con el resto de oscuridad de la noche. Donde antes hubiese estado yo, ya no quedaba nada. El fuego volvio a brillar y a arder con la intensidad de antes.

~ ~ ~

Mensaje por Sirius Black el Mar 03 Ene 2017, 01:21

Sirius Black
avatar
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 177

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t93-sirius-black-5#122

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo Black

Cruzo unas últimas palabras con Ellyos antes de llegar hasta el salón, pensando que me gustaría saber más de su pasado cuando me cuenta eso de que preparaba pociones con su madre. Ese tipo de detalles hacen que conozcas mejor a la gente, algo necesario con las amistades, como es ahora el caso de Ellyos. Los dos hemos salido juntos de una buena, eso es algo que une.

- Creo que podemos rebuscar en el sótano de la casa, allí guardábamos pociones de las que se hacían algunos en mi familia. Tal vez quede alguna...si no siempre podemos intentar hacerla nosotros, con lo que te acuerdes sobre lo que te explicó tu madre. - la conversación sobre lo de Thalos queda para luego cuando lo dejo en el sofá del salón para recibir a los inesperados invitados. No recibo un abrazo de mi padre, por razones obvias, pero sí que recibo uno por parte de Juliet. Sonrío sorprendido al ver el abrazo tan efusivo que me da, correspondiendo con fuerza mientras esconde la cara en mi pecho durante unos segundos antes de separarse.

- ¿Creías que me había muerto y por eso me recibes así? - pregunto de manera que suene como una broma, pero ha sido casi lo que ha pasado, de poco no lo cuento. - Tanto Ellyos como yo estamos bien... más o menos. - tardaríamos todavía algunos días en recuperarnos del todo, pero lo peor ha pasado. Ella me explica lo que yo ya suponía, que Reiv la ha traído al castillo. No sabía que ella también se había acabado infectando, ni que había atacado a los enfermeros, pero niego rápidamente con la cabeza cuando dice que se irá para no molestar.

- No molestas en absoluto. Quédate aquí, es un lugar seguro, podrás descansar...y contarnos a Ellyos y a mi todo lo que nos hemos perdido durante este tiempo que hemos estado enfermos. - miro extrañado a mi padre cuando dice eso de que Reiv le llamó sin saberlo, no entiendo para qué querría llamarlo o si está en problemas. Si es así no le serviría de mucha ayuda. Suspiro resignado cuando me da a entender que tiene que irse, asintiendo a lo del lugar en el que puedo encontrarlo, aquella fortaleza helada en la que vive con Shinare.

Lo de la prisionera del sótano me deja algo inquieto, me había olvidado de ella por completo. No me extraña que haya enloquecido un poco tras tanto tiempo, a pesar de que haya un guardia que la visita regularmente para mantenerla con vida. - Ya me encargaré de ella, por el momento no es prioridad. Y sí...últimamente me ha costado un poco eso de mantenerme vivo, menos mal que no dependía sólo de mi. - si no me hubiesen ayudado no estaría aquí, eso lo tengo bien claro. Me despide de él con un 'cuídate' antes de que se desvanezca en sombras, volviendo a sentir el calor del fuego de la chimenea que ardía algo lúgubre con la presencia del vampiro. Ojalá se hubiese quedado más, pero no puede ser. Al menos no ha herido a ninguno de mis amigos, se ve que ya venía "cenado" de antes. Y Ellyos ha sido tan educado con él que hubiese sido un mal gesto eso de usarlo de comida.

Me acerco al sofá de grande que hay frente el que dejé a Thalos piedra, dejándome caer en este para sentarme a descansar. No sé si habrá mucha comida almacenada en la despensa, algo para ofrecerle a los invitados. Como mínimo debe haber lo poco que le llevan a Morgana, pero servirá para quitarnos el hambre. Hago un gesto a Ellyos y a Juliet para que vengan a sentarse, que tampoco están para muchos trotes. - Veamos...te toca ponernos al día, Juliet. Y enseguida bajaré al sótano para ver si queda algo con lo que ayudar a Thalos. Nos lo encontramos así en la salida del hospital.

~ ~ ~

"Si quieres paz, prepárate para la guerra"

Mensaje por Johan Black el Mar 03 Ene 2017, 02:46

Johan Black
avatar
Mago
Mago

Mensajes : 399

Hoja de personaje
PS:
118/150  (118/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t94-johan-black-5

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo Black

Al final Sirius, el padre de Johan y Reiv no parecia tan terrorifico e intimidante cuando sonrio y estuvo en una posicion mas relajada. Despues de todo aparte de sus hijos, eramos ya 3 extraños invadiendo su hogar, es normal que estuviera un poco a la defensiva antes de concoernos mejor y saber que estabamos invitados por sus hijos. Desaparecio, parece que no iba a poder conocerlo mejor despues de todo. Juliet se abrazo a Johan como si no lo hubiera visto desde hace milenios, a lo que me senti un poquito celoso.

- Normal Johan, hasta a mi me asustaste que estuve intentando hacerte el boca a boca y maniobras para despertar tu corazon...

De repenti, una bombilla se encendio en mi cabeza, el boca a boca... Johan.... por unos instantes y aunque habia sido inconscientemente y para salvarle la vida, habia probado sus labios... habia besado a Johan! Mi colegiala interna se estaba derritiendo, creo que me quede un rato en mi mundo y hasta quiza riendo un poco por lo bajini de felicidad. Johan nos invito a sentarnos en un sofa, aunque me apetecia mas otra cosa.

- Creo que os dejare solos poniendoos al dia... se que te lo prometi, pero necesito un poquito volar... solo un vuelo de prueba, te lo prometo, ir y volver y luego descansare todo lo que me digas... soy un dragon de viento... porfiiiiiii

Antes de que pudiera darme ninguna confirmacion, empece a cubrir mi cuerpo alrededor por fuertes vientos y una capa de hielo que no dejaba ver mi presencia, hasta que un desgarrador grito de dragon rompio la capa de hielo y freno en seco los vientos, apareciendo con mi forma de dragon en la sala, mi cuerpo delgado pero fuerte y estilizado llenaba la sala, con mi cabeza le di un empujoncito amistoso a Johan acariciandolo.

- Es solo de prueba, luego descansare y cumplire mi promesa de llevarte de paseo. De paso por el camino intentare acordarme de la pocion esa como se hace.

Comence a caminar para salir por el porton principal pero volvi a tropezar con mi cola y me cai al suelo haciendo un estruendo como si hubiera caido el imperio romano, mire hacia mi cola de mal humor.

- Vas a hacer algo util o tengo que volver a tener contigo la charla sobre la sopa y el moscon?

Mi cola contesto moviendose haciendo un no, suspire y segui caminando hasta llegar afuera donde empece a mover las alas para elvearme mientras con mis gritos de dragon llamaba al viento para que me acompañase y sali rumbo hacia la nada para volar un rato y despejarme.

Mensaje por Ellyos Kakumei el Mar 03 Ene 2017, 15:11

Ellyos Kakumei
avatar
Dragón
Dragón

Mensajes : 102

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo Black

Un buen cazador. Un buen cazador tampoco se fiaba de si mismo, y aquel hombre lo hacía a pesar de no clasificarse como uno. Le sostuvo la mirada mientras el contrario se decidía. Parecía aún estarla analizando, pero a la vez se veía distraído en sus propios pensamientos. No hubo oportunidad de preguntarle, cuando Johan y Ellyos entraron.

La pregunta de Johan tras el abrazo no hace sino sacarle una sonrisa, al igual que el comentario de Ellyos.- Si, esperamos afuera del quirófano por horas. Todo fue muy traumático. No sabíamos que más hacer.- Susurró, colocándose de nuevo la cobija en la espalda, pues estaba decidida a no tener un resfriado si podía evitarlo.

Oh, molestaré cuando te des cuenta de que no se jugar juegos de pijamada...- Bromeó con voz suave y una pequeña risa detrás, no recordaba nunca haberse quedado a dormir en casa de amigas siquiera y ahora iba de bar en castillo pidiendo asilo. Resultaba extraño. Aunque descansar y liberarse del estrés de cargar con todos los asuntos mágicos sonaba bastante bien.

Su propio nombre, en boca de un vampiro como aquel... El escalofrío recorrió todo su cuerpo, más se las arregló para hacer la misma calculada reverencia hacia él.- Sirius...- No tardó en llamarle la atención lo de la prisionera. Aunque realmente no tenía interés en ella, sino en que los renegados hicieran ese tipo de cosas como tomar prisioneros. Suponía que la guerra era más difícil de lo que aparentaba si tenían que recurrir a ese tipo de métodos.

Viendo a Ellyos pedir 'permiso'... Oh, sabía que no era su madre pero algunas cachetadas habrían bastado para sacar la rabia que le daba. Era un hombre adulto comportándose como crío, y la inmadurez era algo que le desesperaba. Tomó aire fuertemente, cerrando los ojos cuando se convirtió rompiéndose en hielo. Y luego una vez más cuando se cayó. Seguramente Villen le encontraría adorable, pero en un mundo tan cruel, las personas así eran las que más sufrían, y no le deseaba eso a nadie. Ese chico necesitaba endurecerse, pues el resto no podían ir cuidándolo de la guerra todo el tiempo. Proteger era algo más agotador que la propia guerra.

S-Si, yo lo dejé ahí... No lo pude cargar más. Y ya había comenzado a alucinar, no quería romperlo...- Susurró apenada cuando salió de sus pensamientos para escuchar a Johan. Si lo decía así, sin más detalles, parecía un horrible acto de abandono, pero no había más que sentarse y descansar ahora que el castillo se había quedado vacío nuevamente.

Se sentó en el mismo sillón que Johan a su lado, doblando las piernas bajo su cuerpo pero sin subir los pies. Se dio cuenta entonces que había pasado demasiado tiempo de pie y sus piernas apenas descansaban. El suspiro involuntario que soltó mientras miraba el fuego le sirvió para finalmente relajarse.

- Bueno, pasó mucho desde que te desmayaste hasta ese día. Tengo muchas sospechas de mucha gente, o tal vez solo soy desconfiada... quizás puedas ayudarme a descartar las que no tienen fundamentos... me siento saturada.- Bromeó con una ligera sonrisa en los labios, aunque de verdad se sentía así. Pasar de tener solo una cosa en la cabeza, sobrevivencia, entrenamientos o vivir en paz, a tener conspiraciones y traiciones era bastante para procesar.

Antes del virus, nos atacó un ejecutor y secuestró a Ares, un miembro de la brigada. Cuando digo 'nos', me refiero a Reiv y a mi, casi en todo el relato.- Aclaró, pues quería que quedara lo más sencillo posible.- Después inició la epidemia con ustedes y nos invitaron a una reunión para pactar la paz con la Alianza, que salió desastrosa.- En pocas palabras, contó todo lo que pudo a grandes rasgos. Las exigencias de la Alianza y todo lo que deseaban y daban a cambio de paz, el puesto que le habían impuesto a ella y a Ares, la postura de Kylee durante la reunión, sus sospechas sobre él, la manera en la que le había dado aviso de que 'sabía' de la traición y los nombres que recordaba de los asistentes a la reunión, el sentimiento de intimidación general y la prisa de Éamon por cerrar el trato tan desfavorable. Se tomó unos momentos para pensar en si había faltado algo en esa reunión, pero parecía que aquello había sido todo.- Y eso fue antes de que te metieran a quirófano dos horas. Nos quedamos a esperarte hasta que nos dijeron que todo había salido bien y pudimos donar un poco de sangre para ti y Ellyos. Oh, y congelé la sala de reuniones de la Alianza.- Agregó finalmente, cuando recordó aquel último detalle de la reunión, no era que le enorgulleciera, pero era una piedrita más en el zapato. Se arrebujó en su cobija, comenzaba a temblar ligeramente al haberse descubierto un poco la espalda.

Le dio unos minutos a Johan para que pensara en la reunión. Aún no había dicho nada de cómo consiguieron la cura ni tampoco de cómo Thalos había terminado así. Faltaba mucha historia, solo que era más fácil contar por fragmentos y ver si había preguntas antes de continuar.

Mensaje por Juliet Bennett el Mar 03 Ene 2017, 20:49

Juliet Bennett
avatar
Dragón
Dragón

Mensajes : 256

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t464-juliet-bennett

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo Black

Una especie de escalofrío me recorre todo el cuerpo al escuchar lo que cuenta Ellyos sobre lo que tuvo que hacer para intentar reanimarme cuando mi corazón se detuvo, imaginando lo que tuvo que asustarse en ese momento sin poder hacer mucho más por mí. Probablemente él me mantuvo con vida hasta que llegaron los médicos, que según Juliet estuvieron como dos horas conmigo en quirófano. Yo no me acuerdo de nada, por suerte, sólo de que intentaba decirle algo a Ellyos y no pude terminar de hacerlo. - Joder...siento haberos preocupado. Gracias a los dos por estar ahí. - tengo muchas ganas de devolverles de algún modo lo que han estado haciendo, estando también para lo que necesiten en cualquier  momento, lo cual es mucho mejor que cualquier regalo material que pueda hacerse. Sonrío por la manera en que Ellyos me pide permiso para ir a volar, aunque le haya dicho que debemos descansar.

- Lo que quieras, si te sientes con fuerzas para volar ve y hazlo, pero intenta no coger grandes alturas hasta estar seguro. Tampoco te vendrá mal despejarte un poco la cabeza después de todo esto. -
su demostración dragonil de hielo y viento sirve para comprobar que ya le van volviendo los poderes, algo que todavía no he probado yo. - Eso, no te olvides de la promesa del paseo. - le recuerdo antes de que se tropiece con la cola, pareciéndome cómico que a un dragón le pase eso, pero así es él, entrañable, hay que quererlo. Me despido de él antes de que se marche, quedando a solas con Juliet. Creo que no he estado a solas con ella desde que nos conocimos en el Tower Bridge, y de eso hace ya mucho. Hago un gesto como queriendo decir que no se disculpe por lo de Thalos, lo importante es que está bien, a salvo en un lugar con gente que lo protegerá. - Bueno, creo que Thalos preferirá que no hagamos cosas de fiestas de pijama, como guerras de almohadas en las que pueda acabar roto. - bromeo mirando a Thalos en el sofá de enfrente, convenientemente rodeado de cojines. No tardaremos mucho en buscar lo de la poción, no voy a dejar que se quede así más de un día.

Dejo que se acomode en el sofá a mi  lado, apoyando un brazo en el respaldo para girarme y quedar mirándola a ella mientras comienza a ponerme al día. - A ver, cuéntame tus sospechas. - todo lo que me va contando me hace darme cuenta de lo mucho que ha sucedido mientras yo estaba fuera de servicio, sin poder hacer nada. Frunzo el ceño preocupado e indignado por lo de la reunión de la Alianza, por lo que nos proponían, el modo en el que querían doblegarnos y chantajearnos. - Hicisteis bien en no aceptar la cura, ni las condiciones. No podíamos condenar a todo el mundo por salvar a unos cuantos. Mientras sigan siendo la Alianza no podremos pactar con ellos. - sería traicionar a los que han muerto por ellos, a los que han sido torturados, utilizados...firmar sus condiciones es fallarles y fallarnos. La paz no llegará así. Supongo que Reiv estaría de acuerdo, al igual que el resto de los asistentes a la reunión, como Lyran. También imagino que él preferiría la paz mediante pactos, pero me temo que con estos dirigentes será imposible. Si se pactase de ese modo siempre quedarían rencores en nuestro bando.

Comienzo a sentir algo de frío ahora que el fuego de la chimenea arde con menor intensidad, observando que Juliet también parece temblar ligeramente. Me acerco un poco más a ella, haciendo un gesto para indicar si podemos compartir manta, estando más juntos para tener menos frío. Río al escuchar eso de que les congeló la sala de reuniones, imaginándome a Juliet saliendo de allí toda indignada por el pacto propuesto. - Me temo que responderán muy de malas. ¿Y después de donar sangre qué hicistéis, cómo fue lo de conseguir la cura? ¿Quién le hizo esto a Thalos? Me falta eso para completar los huecos que me faltan. Respecto a lo del chico de la Brigada que dijiste antes...creo que le preguntaré a Lykaios. Él conoce bien a su gente.




~ ~ ~

"Si quieres paz, prepárate para la guerra"

Mensaje por Johan Black el Mar 03 Ene 2017, 22:57

Johan Black
avatar
Mago
Mago

Mensajes : 399

Hoja de personaje
PS:
118/150  (118/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t94-johan-black-5

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo Black

Agachó el rostro, suavemente sonrojada cuando escuchó aquel agradecimiento. Realmente no sentía que había hecho gran cosa, excepto liarla con gente mala, pero era lindo saber que al menos había tenido un buen resultado.

A pesar de sus preocupaciones por Ellyos, Johan parecía verlo con buenos ojos. En efecto era gracioso si se veía de cierta forma, pero un dragón torpe seguramente no sería muy popular entre los de su misma especie. Y si a Johan le agradaba el paseo en dragón tanto como le había gustado a Reiv, seguramente se divertiría bastante.

Sonrió ante la mención de Thalos, asintiendo. A pesar de la buena idea de la pelea de almohadas, Thalos las tenía todas bajo su poder.- Si, además las ha acaparado todas. Terminaremos bebiendo y jugando esos juegos donde el único fin es emborracharse.- Sonrió de medio lado. No estaba segura de que el vino fuera tan inefectivo ahora que estaba recuperándose que la última vez que estuvo en el Moulin.

Finalmente, el contrario acepta las inquietudes de la chica, contadas a tal detalle que describían bastante el sentimiento de opresión que había tenido en los últimos días. Aquella sensación de que cada segundo que pasaba era uno más sin encontrar soluciones a los problemas pertinentes. Asintió a aquello de que no podían pactar. Realmente ninguno era suficiente autoridad como para decidir y además, no había manera de que todos fueran a respetar el pacto de ocho o diez personas.- Incluso preguntaron por ti... 'Indignados' de que no estuvieras ahí. Supongo que querían hacerlo con un mando más... directo.- No contó que Reiv había dicho que él tenía el virus. En su momento se había sentido mal que lo dijera, pero ahora ya no tenía importancia, había hecho bien al no firmar después de todo.

La manta terminó siendo compartida cuando Johan se acercó a la chica. Se acercó también un poco, girando un poco el cuerpo para que su costado descansara en el respaldo del sillón y sus rodillas tocaran la pierna del contrario. La realidad era que sí se sentía más calor, o quizás solo era que la sangre fluía más rápido por las venas, dejando incluso un suave rubor en las mejillas.- Ares Kylee, si, preguntó mucho por Lykaios, yo temo que tal vez le pudo hacer algo y ahora pregunta solo para escudarse... No quiero desconfiar tanto, pero las cosas no me cuadran con él.- Suspiró y respiró profundamente antes de levantar el rostro y mirar al contrario a los ojos. Aún faltaba un trozo de la historia por contar, además de decirle lo de la tregua navideña.- Cuando donamos, nos fuimos al castillo de Edimburgo. Reiv no creía que Tobías fuera a salir, pero solo hizo falta gritarle un poco.- Contó en voz baja lo cómico que le había resultado la manera en la que le llamó para salir. El farol y lo que habían prometido a cambio de la cura una vez que admitió haber sido el creador del virus, y todas las condiciones a las que se mostraba renuente a aceptar. Llegó también a la parte en la que Reiv aceptó hacer el pacto solo para luego traicionarle.

Y él me gritó ¡Quítale el maletín! Y yo me quedé: ¿Quéee? Al final se lo quité y di el sprint de mi vida, pero cuando volví, Reiv tenía un brazo dañado y Tobías se desapareció molesto.- Siguió su relato con la muerte y resurrección de Rocio, y un breve resumen de cómo terminó por romperse y se recompuso para seguir a Thalos.- Y creo que ahí fue cuando me infecté, como a Thalos no lo afectaba, preferí ir con él que dañar personas.- Suspiró esperando un momento antes de volver a contar sobre el dron, sus alucinaciones del ejército en la colina y cómo Thalos había quedado petrificado por un dardo. Así, también añadió todos sus miedos por aquello de que el hospital podría ser un blanco fácil.- Entonces, cuando llegamos, liberé a Mooshie y arrastré a Thalos hasta la entrada. Iba a buscar quien le ayudara pero entonces todo se puso negro y desperté con un enfermero desmayado y otro cubierto en sangre frente a mi. Reiv me trajo y se fue a buscar a su dragón, y dijo que iría por ti y por Thalos. Luego llegó Sirius y el resto es historia.- Tras un respiro profundo, terminó la historia al momento presente, recargando la cabeza en el brazo que el contrario tenía sobre el respaldo del sofá. Había olvidado contarle sobre Erika y Reed, y Josephine, pero suponía que eso ya lo sabría, por lo que lo dejó estar y esperó a que el contrario digiriera la historia una vez más.

Mensaje por Juliet Bennett el Mar 03 Ene 2017, 23:52

Juliet Bennett
avatar
Dragón
Dragón

Mensajes : 256

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t464-juliet-bennett

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo Black

Si Thalos no hubiese estado en forma de estatua nos habría mandado a la mierda por bromear a su costa, y seguro que lo hará cuando vuelva a su estado normal y le cuente que fue el que acaparó todas las almohadas de una supuesta fiesta con pelea de almohadas. Si no supiese que su estado es reversible no haría bromas ni de coña, pero ya he visto situaciones así antes y sé que puede revertirse, afortunadamente. Además, ha debido acabar así por meterse en asuntos relacionados con lo del SPM, así que también tendré que agradecerle como es debido cuando despierte.

- Sería gracioso probar ahora con un juego de esos de emborracharse, seguro que ni tú ni yo aguantamos nada en nuestro bajo estado de forma actual. Pero no rechazaría una buena botella de vino...- después de estar a punto de palmar la verdad es que me apetece beber y desconectar, y también comer algo que no sea la sosa comida del hospital aquel. Intento utilizar mis habilidades básicas de mago para abrir a distancia las puertas metálicas de un antiguo mueble-bar que hay en el salón, pero tras varios segundos de intentos desisto, bajando la cabeza un momento algo contrariado. - tch...todavía no puedo usar magia. Espero que no dure mucho- murmuro molesto, levantándome del sofá después. Voy hacia el puñetero mueble, abriendo las puertas manualmente para buscar entre las viejas botellas del alcohol que pueda haber por allí. Media de vino, y una entera de vodka, pero del malo. El bueno ya se lo bebía el abuelo Jack. Cojo ese par de botellas, regresando con Juliet para volver a la posición anterior, tapados por las mantas. Me disculpo por la falta de copas, cediéndole el primer trago de la botella de vino para que beba ella directamente de la botella, retomando la conversación donde la dejamos antes de irme a por las bebidas.

- ¿De verdad se indignaron? Qué idiotas...la mayoría de los renegados que fueron dijeron lo mismo que diría yo, fueron buena representación. Supongo que a los de la Alianza les extrañó no verme allí, somos "viejos conocidos". - el nombre del chico de la Brigada que menciona no me suena, y así se lo hago saber. Si supiese más del tema podría opinar, pero me temo que mi opinión sólo será fiable cuando Lykaios me cuente. - Tal vez si le cuentas a Lykaios tus sospechas...lo buscaremos dentro de unos días. - Aunque la reunión fuese un desastre al menos se consiguió una especie de tregua durante las fiestas navideñas, o eso es lo que les han dado a entender. La narración de lo que pasó después con Tobías hace que renueve la rabia que también siento hacia él, pues ha estado implicado de nuevo en lo del puñetero virus. También estuvo puteando a Reiv, y encima quería timarlos. Lo peor es que Josephine está viva gracias a esa especie de operación que le hizo Tobías con la piedra filosofal que tenía él, algo que quería usar para que tuviésemos una deuda que pagarle. Aquella incursión en su castillo no salió bien, acabó echándonos y amenazando con matarnos si volvíamos.

- Debe estar furioso, ya son muchos los contratiempos que le han venido por nuestra parte. Aunque él se lo ha buscado, por no dejar de meterse donde no debe, y encima casi nunca es para nada bueno. - la parte final de su historia hace que me entere por fin de cómo acabó Thalos así. Tampoco sabía que ella había llegado a ese punto con los delirios,como para atacar a alguien.

- Pues si que has estado ocupada...debes estar agotada con tanto ir y venir. Deberías quedarte aquí unos días, hasta que te recuperes también del todo. Gracias por el resumen...ahora tengo mucho en lo que pensar y mucho que sé que debo hacer. - bebo un trago de la botella de vodka que había cogido antes, haciendo una mueca después por lo extraño que sabe, aunque al menos calienta cuando pasa. El fuego de la chimenea se ha quedado en simples ascuas, así que empieza a hacer frío con eso de que la mitad de las ventanas están rotas. - En fin...vamos a tomarnos unas horas de no pensar en nada de esto. Después volveremos a la carga, como siempre. Creo que ninguno hemos parado desde lo de la última batalla, aunque hayamos tenido un breve parón forzoso. - recuerdo perfectamente lo que hizo ella antes de la batalla, aquel casi beso de buena suerte o despedida que me dio justo antes de empezar la pelea. Es inevitable no recordarlo al tenerla delante y a solas por primera vez desde aquello, pero no sé si decir nada al respecto. Dejo que apoye la cabeza en el brazo que tengo sobre el respaldo del sofá, mirándola en silencio durante algunos segundos al estar pensando en lo que sucedió.

- Dime una cosa...en caso de que no hubieses salido viva de este último problema...¿te habrías arrepentido de no haber hecho alguna cosa ? ¿de no decir algo o de dejar de actuar? O por el contrario...¿hay algo de lo que te hubieses arrepentido?- la pregunta puede sonar enigmática, pero yo sé muy bien por dónde va encaminada.

~ ~ ~

"Si quieres paz, prepárate para la guerra"

Mensaje por Johan Black el Miér 04 Ene 2017, 01:36

Johan Black
avatar
Mago
Mago

Mensajes : 399

Hoja de personaje
PS:
118/150  (118/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t94-johan-black-5

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo Black

Asintió rápidamente a aquello.- Es justo lo que estaba pensando, que no aguantaríamos el alcohol ahora.- Rió dulcemente, saboreándose al pensar en una buena copa de vino, tal como él decía. No era que conociera mucho, pero el sabor le hacía recordar sus primeros sorbos cuando aún vivía en Londres de pequeña. Esa pequeña felicidad... Se puso atenta para ver si el contrario lograba abrir lo que deseaba. Pasaron segundos en los que no ocurrió nada, hasta ver la decepción del contrario al punto de ponerse de pie para ir él mismo por el trago. Le contrariaba no tener un punto de referencia. Él se había infectado mucho antes, y tomado la cura antes también, y Ellyos junto a él pero ya se había logrado convertir en dragón y, hasta donde alcanzaba a oír, no se había caído en ningún lugar cercano.

Tomó la botella entre las manos al verle volver. Con el frío que hacía, la botella tenía una temperatura agradable para el vino. Dejó que el contrario se acomodara a placer, volviendo a colocarse las mantas y dejando las manos libres para beber un sorbo del vino. Alcanzó a ver la mueca del contrario antes de beber, seguramente aquel vodka no era lo que más le gustara del alcohol, así que después de beber un poco, puso la botella entre sus manos entre los dos por si deseaba tomarla en algún momento.

Viejos conocidos... Cierto, te tienen fichado. Supongo que ya tendrán algo sobre mi ahora que fui a la reunión. Aunque dije que mi nombre era Irina... Reiv me puso el mote. Me alegra que no fueras. Me sentía como en una trampa para ratones. Ya me imaginaba que terminábamos todos capturados.- Suspiró, pues afortunadamente aquel mal sueño ya había terminado. Ahora, quedaba recuperar fuerzas para cuando la tregua de navidad terminara y empezara la siguiente pesadilla. Conforme el vino pasaba una vez más por su garganta, el recuerdo de Ares se desvaneció voluntariamente. No quería recordar más traiciones. Se habían librado de aquello al menos por un rato y no quería volver a él hasta que tuviera que golpearle en la cara, o algo por el estilo. De cualquier modo, tenía sus sospechas de que buscar a Lykaios no iba a dar demasiados frutos.

Oh, estaba furioso. Le rompió el brazo a Reiv y todo, y luego Thalos... Por eso estaba preocupada por el hospital, pero ahora que ya lo saben todos, espero que tomen medidas.- Hizo una mueca en los labios, seguido de una sonrisa apenada cuando el contrario ofreció el castillo por más de una noche.- No, no, es decir, si, estoy algo cansada, pero no quiero causar problemas. Si tienes alguna duda después, quizás no pueda ayudar, pero al menos lo intentaré.- Sonrió dulcemente a lo de desconectar. Realmente hacía falta. Y si la tregua seguía en pie, al menos tenían una oportunidad de relajar el cuerpo y beber.

Mientras el contrario formulaba su pregunta, le dio otro pequeño trago al vino. Su mirada no dejó nunca de seguir la de él, saboreando cada palabra mientras pensaba en lo que podía contestar. Se tomó su tiempo antes de responder, observando el techo mientras buscaba en retrospectiva algo del pasado que quisiera cambiar. Sin duda, era varias cosas, pero quizás solo una que implicara al moreno que tenía frente a ella. Se relamió los labios en un gesto pequeño que no pudo prever ni evitar.- Cuando mueres, no hay ocasión de arrepentirte.- Susurró aún observando el techo mientras pensaba como terminar de decir su pensamiento. La boca se le había puesto seca de nuevo, más era algo que ya no podía evitar. Estaba nerviosa y un trago no lo arreglaría. Giró el rostro, viendo de frente al contrario. De haber tenido un momento de valor, le habría besado con locura en aquel instante, tal como había pretendido hacerlo antes de la batalla. La única diferencia era que ahora sabía algo más de él que no sabía ignorar. Agachó la mirada por un instante, sabía que si lo hacía o no lo hacía, de cualquier manera terminaría arrepintiéndose después, por una u otra causa. Separó los labios, dejando salir un suspiro y asintió suavemente mientras hablaba.- Me arrepentiría de haber sido cobarde.- Levantó la mirada lentamente y colocó su mano libre en el pecho del moreno. Acercándose suavemente, colocó de nuevo un beso en la comisura de sus labios y se mantuvo tan cerca como pudo, más estando tan cerca no pudo contener sus intenciones. Giró un poco el rostro y colocó un beso igual de ligero en el centro de sus labios. Se alejó algunos centímetros y se mantuvo ahí por algunos segundos, con los ojos cerrados, mientras se alegraba y se arrepentía. Sus mejillas tan rosadas y su corazón tan desbocado solo podían ser señal de que el arrepentimiento sería menor ahora que si hubiera dejado pasar la oportunidad.

Mensaje por Juliet Bennett el Miér 04 Ene 2017, 18:25

Juliet Bennett
avatar
Dragón
Dragón

Mensajes : 256

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t464-juliet-bennett

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo Black

Las dos botellas de alcohol que he traído puede que sean más que suficiente, incluso con una podríamos acabar ebrios por la poca resistencia que debemos tener en este momento. Tampoco es que haya mucho más alcohol en el castillo, así que habrá que ver el lado positivo de emborracharse con poco. - Imagina que nos emborrachamos delante del pobre Thalos como estatua, luego le daría rabia haberse perdido la juerga.- bromeo mirando de reojo a Thalos, que sigue tumbando en el sofá de enfrente rodeado por mil cojines. Agradezco que Juliet me pase la botella de vino para beber, pues empezar con el vodka malo a palo seco no me había gustado demasiado. Bebo un trago largo de la botella que me deja, saboreando el buen vino de la bodega de los Black, que solían ser unos pijos para esto de los vinos que servían en las cenas de gala que daban. Vuelvo a pasarle la botella de vino, apartando la de vodka en el suelo para cuando ya no nos quedase otra cosa.

- No lo dudes. Y seguro que te tienen fichada desde la batalla de Bastion Hollow, los centinelas escanearon a todos. Aunque te conozcan por ese mote...ya se han quedado con tu cara y lo que eres. Sabiendo que eres un dragón te tendrán en el punto de mira mucho más de lo que tendrían a otro. Me hubiese gustado ir, pero fue imposible. No me extraña que os sintierais atrapados, tenía pinta de trampa, aunque al final sólo se dedicasen a hablar y a proponer malas soluciones.

Era la primera vez que la Alianza proponía negociaciones, reuniones para hablar de posibles acuerdos. No sé si es un avance o sólo una muestra de que se creen que somos idiotas y aceptaremos cualquier cosa que nos propongan. Hemos tenido la suerte de haber conseguido la cura por otro lado, si no a estas alturas ya estaríamos muertos. Ahora comprendo la prisa de Reiv y Juliet por hacernos abandonar el hospital, para evitar posibles venganzas contra ese sitio. No sé si habrán tomado medidas de seguridad, pero si los han avisado es probable que así sea. No podemos perder otro hospital al que acudir. - De verdad, no molestas. - insisto cuando vuelve a decir eso de que no quiere causar problemas, sin saber de dónde saca esa idea. Llevo una mano a su antebrazo, apretando levemente para enfatizar lo que digo.

La pregunta que le hago después puede parecer bastante inesperada, pues realmente rompe con todo el tema de conversación anterior, ahora que hemos dejado de lado lo de hablar de problemas y de lo sucedido estas últimas semanas. No me pasa desapercibido el detalle del gesto que hace con los labios al pasar la lengua por éstos, volviendo a mirarla a los ojos cuando da esa respuesta tan cierta y segura. En cierto modo es la respuesta que esperaba, más viniendo de ella. Ambos llevamos una vida luchando, sabemos muy bien que pueden matarnos en cualquier momento. - Es justo lo que estuve pensando antes de lo que me pasó en el hospital, cuando estuve a punto de morir. Ya lo sabía antes de eso, por otras ocasiones parecidas, y seguro que a ti también te ha pasado otras veces, siendo guerrera durante casi toda tu vida. No quiero arrepentirme por no haber hecho todo lo que pude, ni  en la batalla ni en la vida...- pero las malditas contradicciones pesan más de lo que deberían. Por un lado quisiera atreverme y dar un paso más, dejar de frenarme cuando sienta el impulso de ir más allá con alguien, ella, en este caso. Ya desde la batalla me había quedado con las ganas de saber eso de 'qué pasaría si..."pero preferí no pensar demasiado en el tema, hasta ahora. Por otro lado no sé si mi esposa forma ya parte de mi pasado o no, si la estoy traicionando si hago algo más o si ella estará haciendo lo mismo en este momento.

Cobarde. La palabra que dice Juliet es de las que menos me gustan, y de las que menos me gustaría aplicarme. Es lo que me hace dejar de lado la contención de una vez por todas en cuanto apoya una mano en mi pecho para dejar un beso en la comisura de los labios para pasar a centrar el beso un poco más. Cierro los ojos mientras subo una mano hasta su rostro, a su mejilla, esperando que no se aleje de mi ahora que soy yo el que da el siguiente paso al llevar ese ligero y casto beso en los labios a uno que comienza despacio y con calma mientras pruebo sus labios, pero que va buscando ser más profundo con el paso de los segundos. El corazón se me acelera no sólo por la acción del momento, sino de pensar que realmente estoy haciendo lo que estoy haciendo, como si fuese impensable para mí.

~ ~ ~

"Si quieres paz, prepárate para la guerra"

Mensaje por Johan Black el Miér 04 Ene 2017, 21:16

Johan Black
avatar
Mago
Mago

Mensajes : 399

Hoja de personaje
PS:
118/150  (118/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t94-johan-black-5

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo Black

Regreso al castillo después de hacer varios viajes, el primero para ir a buscar a Svart al bosque. El dragón se las había apañado muy bien sin mi, hasta el punto de estar ya casi tan crecido que dentro de muy poco será suficiente para que pueda transportar a alguien. Ya no podría llevarlo encima ni de coña, ha pasado de tamaño de perro muy grande al de casi un pony. Por suerte no me había olvidado, lo cual me preocupaba, e incluso aceptó que me acercará a él lo suficiente como para desaparecernos ambos hasta Ouroboros. Ahí lo deje en mi cuarto, para que estuviese a salvo.

Luego regresé al hospital a recoger a los enfermos, pero me dijeron que ya se habían marchado y dispersado cada uno a sus sitios, a excepción de Lyran y tal vez alguno más. Supongo que ya lo habrá traído alguien hasta aquí, así que decido regresar al castillo para encontrarme con él y con Juliet de nuevo. Mi sorpresa al llegar es que ellos ya parecen haberse "encontrado" a la perfección, según la escena que me encuentro al quedarme plantificado unos segundos en la puerta del salón. Es evidente que Johan está más que recuperado, puesto que tiene ya ganas suficientes como para andarse de besos con Juliet. No puedo evitar sentirme un poco gilipollas al encontrarme con lo que me encuentro, pues no lo había visto venir, y mentiría si dijese que no me he sentido bastante unido a Juliet últimamente con todo lo que hemos vivido juntos. Me sorprendo a mi mismo sintiendo unos celos bastante molestos, y no sólo porque Johan esté con Juliet, sino porque me da la sensación de que siempre me lo quita todo. Sin mediar palabra me doy media vuelta, volviendo a salir del salón para marcharme del castillo de bastante mal humor. El burdel parece una buena opción para dejar de complicarse y olvidarse de todo al menos hasta mañana, así que es el lugar hacia el cual me desaparezco.

Mensaje por Reiv Black el Miér 04 Ene 2017, 21:27

Reiv Black
avatar
Mago
Mago

Mensajes : 332

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t111-reiv-black

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo Black

¿Es de los que les gusta beber? Creí que sería demasiado gruñón para eso.- Murmuró, aún divirtiéndose a costillas del contrario. Quizás fuera el alcohol, la manta, o la fiebre bajando, pero el frío que sentía había comenzado a ser menos. Ahora, arrebujada en una manta, parecía que la habitación era más cálida, aunque detrás de su cuello aún podía sentirse frío cuando una corriente entraba por alguna de las muchas ventanas.

Realmente yo no venía por problemas, pero parece que me encuentran desde que llegué aquí...- Repitió bromeando, aunque de verdad lo había pensado cuando le vio en el hospital tan herido y enfermo. Ahora, afortunadamente, el único que necesitaba de una cura era Thalos, y ver que a Johan no le preocupaba le hacía sentirse mejor con respecto a él. Además, tenía cero idea sobre la magia y lo que implicaba, así que por lo que ella sabía, aquella re-conversión bien tenía que hacerse en un ritual azteca durante el solsticio de invierno.

Y mientras en su cabeza buscaba maneras de volver a Thalos a la vida, sintió el suave apretón del contrario en su antebrazo. Se alegraba de saber que había sido tan útil en el pasado que quizás podría no ser una intrusa en su casa. O mejor dicho, su castillo.

Los ánimos se caldearon con rapidez. Y no de una mala manera. Después de todo, vivir sin arrepentimientos era una manera de vivir la vida y aprovechar lo máximo de ella, tal y como él decía. Ni en sus más locos sueños pensó, alguna vez, que podría estar en el salón de un enorme castillo en la cima del mundo, probando los labios de alguien a quien prácticamente no conocía. El beso, por otro lado, le gustaba. Dejó la botella de vino entre sus piernas, procurando que no se cayera, para colocar su mano ahora libre sobre el cuello del contrario. Una corriente repentina de aire le obligó a temblar un poco mientras sus labios se conocían con suavidad. Despacio, subió su mano desde el pecho hasta los hombros, bajando lentamente por los brazos hasta el codo. La posición le parecía más natural ahora que ambos disfrutaban de un beso dulce, que a momentos se había más profundo. No se dio cuenta de aquello en primeros instantes, pero sus mejillas estaban sonrojadas y la incipiente barba del contrario le había cosquillas en la barbilla. En general, la sensación era agradable, dulce mientras recargaba la cabeza en el brazo del contrario y se dejaba llevar por el beso.

Mensaje por Juliet Bennett el Miér 04 Ene 2017, 23:05

Juliet Bennett
avatar
Dragón
Dragón

Mensajes : 256

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t464-juliet-bennett

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo Black



Los Reyes Magos aparecen ahora en el castillo Black, viendo salir algo mosqueado a uno de los hermanos. Se quedan con el regalo en la mano, sintiéndose ignorados, pero aun así pasan al interior del castillo para cumplir su misión. No llegan a entrar en el salón, pues han vuelto a interrumpir a una parejita en sus menesteres, sólo que estos no están a un paso del +18 como los otros. Gaspar se lleva la mano a la boca en un gesto de sorpresa e indignación, murmurando por lo bajo a Melchor. - shh, si este Black estaba casado, le está siendo infiel a su mujer. Eso está muy feo, a él no le dejes regalo. - Melchor acepta el consejo de Gaspar, sacando sólo un regalo para Juliet, con su nombre. Baltasar está tentado de interrumpirlos, pero los otros dos no le dejan armar una escenita. Ambos vuelven a irse por donde vinieron, de manera sigilosa.

----
regalo para Juliet

Mensaje por Admin el Jue 05 Ene 2017, 02:39

Admin
avatar
Admin

Mensajes : 765

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo Black

El miembro 'Admin' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado opciones' : 10

Mensaje por Dados el Jue 05 Ene 2017, 02:39

Dados
avatar
Admin

Mensajes : 1981

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo Black

- Buah, deberías verlo. Se bebe hasta el agua de los floreros. Y sí, también es gruñón en fiestas. Ya lo comprobarás si hacemos alguna. - comento en referencia a lo que dice de Thalos, aunque me falta decir que además de gruñón tiene otras muchas cualidades que hacen que sea uno de mis mejores amigos. Río divertido al escuchar eso de los problemas que la persiguen desde que ha llegado, extendiendo hacia un lado el brazo en el que sujeto la botella como en señal de saludo. - ¡Bienvenida a mi mundo! eso es porque te juntas con gente que es poco de fiar, como los renegados...o los Black. Malas compañías.- bromeo al hablar así de nosotros mismos, pero en parte llevo razón. Si hubiese seguido con su vida asocial de recién llegada a Londres puede que se hubiese evitado estar envuelta en muchos de los problemas que ha estado.

Las preguntas comprometidas que le hago y las confesiones posteriores sobre arrepentimientos y cosas por hacer acaban llevándonos a una situación en la que parece que no queremos ni podemos dar marcha atrás, dejando que simplemente fluya lo que a ambos nos apetece hacer en este momento. Paso una mano tras su cabeza al intensificar más el beso, haciéndolo más profundo mientras nos íbamos adaptando el uno al ritmo del otro. Mi mano desciendo hasta su cintura, encontrando en ella el calor que le faltaba al ambiente. La botella de vodka cae al suelo en algún momento, aunque no le hago mucho caso.

Tanto tiempo sin sentir esta sensación hace que quiera alargarla y explorar más, pero otra parte de mí me recuerda también que es la primera vez que beso unos labios diferentes a los de la única mujer que ha habido en mi vida. Demasiados pensamientos se me empiezan a cruzar por la cabeza, como que lo que estoy haciendo está mal, aunque se mezclan con otros como que ella no va a volver y que no puedo estar conteniéndome eternamente a la espera de algo que ya no estoy seguro de que exista. Tanta contradicción interna hace que vaya finalizando el beso poco a poco, apoyando mi frente contra la suya. Necesito unos segundos para apaciguar la cabeza antes de avanzar, sea en la dirección que sea. Debería ser sincero con ella, no sé si lo sabe, pero decirlo ahora no sé si será la mejor idea.

- Mejor hacer que arrepentirse de no hacer, ¿verdad? - recupero lo que habíamos dicho antes, haciendo una pausa antes de seguir explicando. - Y no me arrepiento de esto, pero creo que es mejor que lo sepas, no quiero mentirte...- alzo la mano en la que llevo el anillo de casado, esperando que con esto comprenda a lo que me refiero. - Aunque tengo muchas dudas sobre eso...hace demasiado que no nos vemos, ni sé de ella. Siento contarlo ahora, pero supongo que es el momento.

~ ~ ~

"Si quieres paz, prepárate para la guerra"

Mensaje por Johan Black el Vie 06 Ene 2017, 03:19

Johan Black
avatar
Mago
Mago

Mensajes : 399

Hoja de personaje
PS:
118/150  (118/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t94-johan-black-5

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo Black

Rió con soltura cuando escuchó lo del agua de los floreros. Realmente no era algo que esperaba de Thalos, pero podía verlo siendo gruñón también borracho. Su comentario de que se juntaba con malas compañías, los Black primeramente, le hizo sonreír, pero también recordar que Reiv debió haber vuelto ya si solo había ido a recoger a Svart.

Dejó de pensar en él y preocuparse solo cuando su mente y sus labios estuvieron ocupados con los de alguien más. Le agradaba tanto la sensación de besar después de tantos años de no acercarse a nadie que continuó con el juego que el moreno entregaba a su ritmo. No esperaba la mano en la cintura, mas le dio oportunidad de pasar uno de sus brazos por detrás de sus hombros y colocar otro en su pecho.

Todo iba bien, y las cosas comenzaban a caldearse cuando escuchó la botella del vodka caer. No se si fue eso, pero en sus oídos escuchó muy fuerte aquel ruido. Su pecho comenzó a sentirse pesado para respirar a medida que su cabeza se aclaraba. El beso comenzó a decaer, lo sentía también en el contrario no solo en sí misma. Sentía que se había convertido de nuevo en la persona que había sido en el coliseo, la que hacía cualquier cosa por sobrevivir.

Se separó lentamente de sus labios, solo quedando unidos por sus frentes mientras sus ojos se mantenían cerrados. No tardó en colocar un beso final, nuevo y fresco en sus labios. No quería que la sensación de la calidez de los labios del contrario se le olvidara cuando abriera los ojos, que inevitablemente pasaría. Su pecho era un nudo de sentimientos, sobre todo uno rondándole y no tenía nada que ver con ella misma.

Le escuchó con tranquilidad, aún cerca de él. El tono en que hablaba, aquella pausa, aquellos gestos, sabía lo que estaba a punto de decir. Le observó con ternura en el instante en que le mostró la mano en la que tenía el anillo. Ya lo sabía, y habría sido peor que el contrario no tuviera la iniciativa de decírselo. Agachó el rostro, pues aunque tenía la sensación de que él le comprendía y le hacía sacar una parte buena de sí misma, no sabía si podría ignorar el hecho de que podía (en una pequeña probabilidad) estar dañando a una chica que no se encontraba cerca.

- No lo sabía antes de la batalla, me enteré esta tarde. Lo mencionó Tobías y después confirmé con Thalos.- Susurró con una suave sonrisa en los labios. El momento era agridulce, pero le alegraba tener toda la información de primera fuerte.- Sabes, de no tener mi... mi pasado a cuestas, eso tal vez no me detendría.- Murmuró levantando el rostro, aún con la suave sonrisa en los labios, se sentía mal de ser ella el 'pero'..- Me prometí no herir a más gente y la verdad es que no se si te estaría hiriendo a ti en el proceso.

Aflojó el agarre de sus manos, colocándolas en su pecho, aún sin separarse de él. Tomó una pausa antes de continuar. No quería dejar nada sin decir, nada de todo a lo que le estuvo dando vueltas durante todo el día entre alucinaciones y misiones suicidas. Deseaba dejar claros sus puntos, que no era exactamente por él ni por su vida pasada, sino por ella misma.- No puedo decir que te amo. Ni siquiera se totalmente si me gustas, nos conocemos poco y supongo que eso también lo pensarás tu... Es solo que contigo me siento bien y eso no lo he sentido con nadie desde hace tanto tiempo... Traté de no involucrarme pero tu me metiste en tu vida como si siempre hubiera estado ahí, con tanta calidez... Y te lo agradezco tanto.- Realmente, aquel día que le conoció, había sido un día de suerte a pesar del tan terrible y descorazonador regreso a Londres.

- Mejor hacer... que arrepentirse de no hacer. Y a veces, tienes que dejar ir para ser libre.- Asintió mientras repetía las primeras palabras que el contrario había dicho tras el beso. En efecto, no se arrepentía de haber probado aquellos dulces labios que con tanta maestría dominaba, más los demonios estaban en los detalles... detalles como ligeras argollas alrededor de un dedo, que si la duda carcomía debía pesar más que el alma misma. Entrelazó su mano con la de él, observando el anillo que separaba la perfección de aquella unión.- Esta fue la primera impresión que me hice de ti tras algunas copas. Alguien apasionado, dulce, divertido... Si la duda pesa, quizás... quizás no deberías castigarte atándote con el pasado.

Mensaje por Juliet Bennett el Dom 08 Ene 2017, 18:57

Juliet Bennett
avatar
Dragón
Dragón

Mensajes : 256

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t464-juliet-bennett

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo Black

Separo poco a poco mi frente de la suya a la par que cojo sus manos, suspirando pesadamente tras la confesión que acabo de hacer al mostrar mi anillo de casado. El beso ha estado bien, no lo voy a negar, y habría seguido de no sentir que estoy traicionando a otra persona. Otros en mi lugar habrían ignorado ese pensamiento, pero a mi me cuesta muchísimo. Nunca la he traicionado, ni ha habido otra que no fuese ella. Ha pasado demasiado tiempo desde la última vez que la vi, cuando me marché de Estados Unidos para regresar de nuevo a Inglaterra. Más de año y medio. Desde entonces apenas unas cuantas cartas muy espaciadas, pocas noticias, y la sensación de que no había solución a lo nuestro. La mención de Tobías me da escalofríos, él mismo fue el que operó a Josephine del corazón. Por suerte ella ya está lejos de su alcance. Y luego Thalos se había encargado de soltar el cotilleo. Así que ella ya lo sabía...y ha tenido el valor de dar el paso.

- Ahora ya lo sabes por mi. No pasa nada porque Thalos te lo haya contado, pero hubiese preferido que te enterases primero por mi. ¿Qué tiene que ver tu pasado luchando en el coliseo como para detenerte? no comprendo a qué te refieres.- niego con la cabeza cuando dice eso de herirme a mi en el proceso, porque más bien siento que podría ser al contrario. - No, no...el que podría estar hiriendo a dos personas a la vez soy yo. Tú aquí no tendrías culpa alguna. - todo es tan jodidamente confuso en este momento que no sé muy bien cómo actuar, al no haberme pasado antes todo esto resulta nuevo para mi. Aflojo un poco sus manos para liberarlas y que pueda subirlas a mi pecho, todavía con esa expresión de estar hecho un lío. Lleva razón en eso de que es muy pronto para saber qué sentimos, ya que nos conocemos de poco tiempo y sería una tontería arriesgarse a decir palabras que no son.

- Lo sé. Han sido varios meses, pero tampoco hemos podido tener muchos momentos tranquilos para conocernos. El ritmo que hemos llevado siempre ha sido frenético. Yo...podría decirte que me llamaste la atención cuando te vi la primera vez. Me caíste en gracia, podría decirse. También te has ganado un hueco en lo que puedo considerar amigos, has ayudado siempre que has podido y has estado ahí cuando te he necesitado, como en la batalla o cuando estuvimos enfermos. Y ya desde el 'casi' beso de antes de la batalla le he estado dando algunas vueltas a la cabeza. No voy a negarte que me atraes y que quiero que sigas estando cerca. - subo una mano a su mejilla para acariciarla con el pulgar, sosteniéndole la mirada para que sepa que no esquivo sus palabras a la hora de responder.

- Podemos...dejar que suceda lo que tenga que suceder. Conocernos mejor, ver qué pasa. ¿Qué te parece? - propongo con naturralidad al parecerme la vía más sencilla para dejar que las cosas fluyan, bajando ahora la mirada a nuestras manos entrelazadas. Echaba de menos esa sensación de proximidad con alguien, no sabía lo mucho que echaba de menos el contacto. Las palabras de 'dejar ir para ser libre' se repiten en mi mente, pero no es tan fácil soltar años y años de pasado, sobre todo cuando nunca se han terminado de arreglar las cosas. - Tú me pareciste una persona bastante fuerte e independiente, sobrevivir sola en esta guerra es una de las cosas más complicadas que hay. - Las contradicciones internas me impiden seguir más allá en este momento, pero seguro que conseguiré superarlas poco a poco, dejando ir como dice ella.

Dejo un beso corto en sus labios por toda respuesta, como queriendo decir que estoy de acuerdo en buena parte de lo que dice, aunque por ahora no vamos a ir más allá, al menos no esta noche. - Debo darle solución al pasado, no puedo seguir así, con esa incertidumbre. - eso significa que debo enviar un último mensaje para saber si todo ha terminado, no puedo acabar con tantos años sin siquiera intentar hablar. - Por esta noche no pensemos más...ambos necesitamos descansar...y mañana cuando despierte tengo que arreglar lo de Thalos. - miro de reojo a Thalos, agradeciendo que esté en forma de estatua en este momento, y pensando lo raro que ha sido estar besándome delante de él. - Quédate a dormir conmigo...- susurro mientras me hago aparto un poco para dejarle un hueco a mi lado en el sofá, un sitio en el que ambos podamos tumbarnos bajo la manta y darnos algo de calor en este salón tan helado con casi todas las ventanas rotas.

~ ~ ~

"Si quieres paz, prepárate para la guerra"

Mensaje por Johan Black el Dom 08 Ene 2017, 21:39

Johan Black
avatar
Mago
Mago

Mensajes : 399

Hoja de personaje
PS:
118/150  (118/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t94-johan-black-5

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo Black

Permitió que la separación ocurriera. Después de todo, sus manos seguían unidas y tenía la sensación de que quizás él necesitaba un poco más el contacto. No había manera de ignorar la unanimidad de sus pensamientos. Todos en la misma dirección le indicaban que era lo correcto de hacer, aunque lo correcto nunca parecía ser lo más fácil. Su pecho latía muy pesadamente mientras su suave sonrisa se negaba a desaparecer

Negó suavemente, rápido, cuando aceptó que realmente parecía no haber conexión entre el Coliseo y aquella ocasión.- Te... te lo contaré mañana, lo prometo, pero ahora no quiero angustiarme más.- Susurró observando la manera en la que las manos de ambos estaban en contacto.- No me digas que no tendría culpa. No me arrepiento, pero eso no implica que no haya culpa. Debemos aceptar que fui yo quien te incitó en primer lugar.- Dijo, muy segura de sus palabras. Hasta aquel último beso, creyó que el sentimiento era unilateral.

Asintió a lo del ritmo de vida frenético. Era muy cierto que apenas y había tenido tiempo de respirar aquellas últimas semanas. Estar en medio de una guerra no dejaba tiempo para descansos de ningún tipo.- Te prometo que voy a seguir estando cerca.- Dijo al final de las lindas palabras del contrario. Le alegraba saber que la consideraban alguien de fiar, aunque realmente no había visto ninguna señal con anterioridad que le dijera que él estaba interesado. Todo había sido muy repentino. Inclusive, pensó en algún momento que rechazaría el beso en el instante en que ocurrió.

La propuesta llegó, y como si un balde de agua fría le cayera en la cabeza, su estómago se contrajo con culpa. Le tomó de las manos nuevamente, sosteniéndole la mirada. No había nada cobarde en admitir una debilidad.- Johan, no quiero cerrarme a la oportunidad, pero no creo poder complementarte ahora. De alguna manera me siento culpable. Voy a estar ahí para ti aunque no lo desees, nos conoceremos mejor, nos ayudaremos... teniendo un apoyo sería más fácil cerrar todas nuestras heridas. Es solo que no podemos construir en terreno tan difícil... Si cuando estemos bien con nosotros mismos hay una posibilidad de estar juntos, entonces dejaremos que todo fluya.- Susurró, finalizando con la extensión de la metáfora de Reiv sobre que construir era más difícil que destruir. Tendría que enviarle un mensaje en cualquier momento, pues no quería que se metiera en problemas. Apretó un poco sus manos, invitándole a esperar antes de que dijera cualquier cosa, aunque el contrario habló de cualquier modo.- No quiero que pienses que te provoqué y ahora que obtuve lo que quería ya no te necesito. No es nada de eso. Pero entiendo como debes sentirte, dejar ir a alguien que significó tanto es tan difícil que a veces nos aferramos a la más mínima esperanza vana. Mereces enamorarte de alguien que nunca permita que te quedes con la duda de si aún le importas. Y poder entregarte sin medidas desde el primer instante.

Aceptó el beso solo porque era una manera dulce de acabar la noche. No se sentía saturada de nuevo, solo un poco agobiada, pero sobre todo tranquila de haber dejado en claro lo que sentía que era lo correcto. Escucharle decir que debía atender sus asuntos pendientes del pasado le hizo regalarle un fuerte abrazo. Era un paso que de verdad debía tomar. No sabía lo que habría pasado si hubiera aceptado sin más el irse conociendo mejor con él. Pero tras una vida de incertidumbres, creía merecer la certeza de que un hombre era completamente suyo. Y así mismo lo pensó para él. Él merecía poder entregarse enteramente desde el principio. No había manera de que pudiera arruinarle aquella posibilidad.

Asintió a la petición que el contrario hacía mientras una suave sonrisa zurcaba su rostro. Sentía compasión por ambos, y también empatía, cosa que siempre se le había dificultado sentir por sí misma.- Aquí me quedaré, ponte cómodo. Yo estoy más que acostumbrada.- Al frío, a la incomodidad, a pasar días sin dormir y mantener aguda la menta sin rozar la locura... No agregó nada de eso a su comentario, no quería hacerlo sentir mal.- Y quiero esperar a Reiv. Ya se ha tardado.- Le colocó la manta encima y se apartó un poco para dejarle más lugar al contrario. El frío volvía a ser parte de ella, pues ya no lograba percibirlo como una sensación desagradable. Quizás sus poderes hubieran vuelto también. Se quitó las botas y caminó para quitarle un par de cojines a Thalos sin desestabilizarlo. Le estampó uno de ellos en la cara a Johan cuando logró empujarle lo suficiente para que se recostara en el sillón, muestra final de quien había ganado la guerra de almohadazos, y se sentó de nuevo a sus pies, movio para hacerse un espacio. Esta vez, por fin subió los pies, haciéndose un hueco, abrazando sus piernas con sus brazos mientras recargaba el costado de su cuerpo contra el respaldo del sillón.

Recordó de repente algo, y sacó de su bolsillo una moneda dorada.- Espero que no te moleste. La tomé del bolsillo de Thalos.- Murmuró, mostrando la moneda que había utilizado antes para enviar un mensaje en común a quien pudiera ayudar a un petrificado. Envió una frase corta, dedicada a una persona a la que había estado esperando por un rato antes de que todo pasara. El galeón era difícil de usar, aunque seguramente sería pan comido para quienes ya tenían tiempo con ellas. " ¿Dónde ests? ¿Todo bien? Aún debem os curarte el brazo. Vn cuando puedas, estare esperando despierta. Mantente a salvo." Tocó un par de garabatos más antes de poder enviársela a Reiv y guardarla en el bolsillo. Su escritura era decente para haberlo hecho tan rápido, pero no para nadie que apreciara la belleza de la ortografía.

Se colocó el cojín en la espalda, solo para tener un punto de apoyo más. Después de boca abajo en una gigantesca cama, y cualquiera en una gigantesca cama, dormir hecha un ovillo era de sus posiciones favoritas.[/color]

Mensaje por Juliet Bennett el Lun 09 Ene 2017, 23:34

Juliet Bennett
avatar
Dragón
Dragón

Mensajes : 256

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t464-juliet-bennett

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo Black

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.