Conectarse

Recuperar mi contraseña

Ambientación
Año 2039. Pese a que en la mayor parte de Europa el proceso de paz tras una larga guerra se ha ido concretado, Inglaterra, la raíz intolerante de la guerra sigue envuelta en un caos sin ton ni son. Los humanos no quieren vivir con los magos o cualquier otro ser mágico. Lo mismo sucede con buena parte de la raza mágica.

Los humanos sin magia han optado por volverse más viscerales después de casi 20 años en una continua guerra que sólo ha dejado destrucción y soledad en la capital londinense. Han decidido que erradicar la magia de Inglaterra es la única manera de establecer la paz y, evidentemente, la sociedad mágica no está de acuerdo.

El Ejército de la Alianza Humana ha preparado sus grandes robots para escanear cada ápice de tierra e inhabilitar a cada ciudadano con capacidades mágicas bajo las herramientas necesarias. Los capturados son llevados a campos de concentración donde les son retirados todos los aspectos mágicos y “reconvertidos” a humanos sin posibilidad de ejercer sus habilidades.

La mayor parte de la historia se desarrolla on rol en algunos países de Europa, aunque es una guerra a nivel mundial que afecta en mayor o menos medida a casi todo el planeta, especialmente en las ciudades. Actualmente en el año 2039, el tipo de mundo en el que está ambientado es una mezcla entre lo futurista de la tecnología humana, con elementos de ciencia ficción que se contraponen a un mundo más tradicional de tipo fantástico, representado en su mayoría por los magos. La escenografía es a menudo oscura, con tintes post apocalípticos.


Últimos temas
» Centro comercial abandonado
Hoy a las 18:02 por Jack Morrison

» Casa Hacksaw
Hoy a las 14:24 por Catherine Le Fay

» NORMATIVA Y REGLAS DEL FORO
Hoy a las 13:02 por Rosalind Humphries

» Gorgoroth Throat
Hoy a las 01:32 por Rosse Kenway

» Gruta de las conchas
Hoy a las 01:22 por Ian Hacksaw

» Taberna Jack el Destripador
Ayer a las 23:05 por Jin

» Gifs variados y otros emoticonos
Ayer a las 22:37 por Lykaios Knox

» NOVEDADES
Ayer a las 22:33 por Admin

Staff

Admin
Administrador
MP

Johan Black
Administrador
MP
PF

Catherine Le Fay
Administrador
MP
PF

Sirius Black
Administrador
MP
PF


Frases Épicas

(Loading...)



¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 1 Registrado, 1 Ocultos y 3 Invitados

Rosalind Humphries

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 31 el Sáb 26 Mar 2016, 17:43.
Twitter


Fase Lunar


Créditos
Especiales agradecimientos a:

  • The Captain Knows Best por la skin.
  • Maxwell Blake por depurar el CSS y hacer aparecer los iconos de las bandejas de mensajes privados
  • DeviantArt y a todos sus artistas excepcionales por brindarnos infinitas galerías de imágenes.
  • Krypteria por sus increíbles texturas y hermosos PSD.


Asimismo, recordamos que la ambientación de este foro fue basada, en parte, en la saga de Harry Potter de JK Rowling, el resto viene de la mano de Johan Black, Sirius Black y Catherine Le Fay..Todas las historias y ediciones de personajes corresponden a sus respectivos users.
Afiliados élite (28/28)Completo, cerradas por ahora
Hermanos (1/4)
Directorios (6/8)

Sin título- FIC

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sin título- FIC

Pues voy a compartir una historieta que escribí en años atrás cuando aún no existía un foro futuro que ahora resulta ser presente, algo modificada, algo inspirada en ciertos personajes, pero los nombres son random.
El título original de la carpeta es "Mis Mierdas Varias" :ike: , así que no prometo nada, pero me daba penilla que se quedase en el olvido  del destierro del disco duro externo, junto con el resto de mierdas varias.
Advierto que hay alguna escena violenta y subidilla de tono y al releerlo me he dado cuenta de que era muy emo yo...en fin.

CAPÍTULO 1.
Feliz Año Nuevo

Quitó sus pendientes y todo el rastro de joyas que con su brillo habían ocultado su tristeza durante aquella noche, volvió a mirarse al espejo. Esa no era ella, al menos no se recordaba así, suspiró y bajando la mirada deshizo su peinado. Un tintineo repentino a su espalda llamó su atención, él estaba ahí con dos copas y una botella, previsiblemente de gran valor económico, conociéndole no cabía duda de aquello. No reprimió un gesto de repulsa y volvió a girarse al espejo ignorándole.

-No tengo nada que celebrar – su voz sonaba entre fría y cansada, estaba harta de esa situación, harta del Ministerio, harta de él, pero sobre todo harta de no poder odiarle, era su amigo…o lo fue en su día.

Sus pasos acercándose resonaban en el cuarto, ella comenzó a desabrocharse la túnica que le había comprado para esa asquerosa fiesta.

-Vamos… claro que hay que celebrar…es una gran noche – Se acercó a su espalda y acarició uno de sus mechones rojizos–El comienzo de un nuevo año- aproximó más su cuerpo al de ella haciendo que ésta se incomodase y parase en su tarea- que estás espléndida con esa túnica-hundió su cara entre su cabello y cuello aspirando su aroma por un segundo, sonrió cínicamente y se aproximó a su oído para relatar el último punto que convertía esa noche en su preferida hasta el momento- el cuerpo de Reed por fin se pudrirá como debió pasar hace tiempo.

A cada gesto de aquel hombre que no hacía tanto había sido su mejor amigo más repulsión sentía hacia ella misma, aún no tenía claro la causa en concreto, si era por él, simplemente su presencia era asquerosamente dolorosa para ella; si era por ella, por no poder cesar su dependencia o por aquel secreto.

Miró el tocador, agarró aquel relicario que conservaba desde pequeña giró sobre sus pies y le apartó bruscamente con su hombro– -Precisamente por eso, no tengo nada que celebrar- Pisó deliberadamente el pie de su acompañante y caminó hacia el armario, abriéndolo de par en par pudiendo así contemplar la cantidad de maravillosas prendas que lo llenaban, cerró los ojos maldiciendo, en el fondo adoraba todo aquel poder y riqueza. Prosiguió deshaciéndose de la túnica que sentía como una carga aferrándose a su piel.

Sabía que no la dejaría en paz, seamos sinceros en esos tiempos una squib y más una squib que convivía con Ethan Black no podía tener la última palabra...y menos en una noche así.

Sus sospechas pronto fueron cumplidas, una mano fría como el hielo agarró su muñeca y en pocos segundos se encontraba postrada entre un mar de sábanas verdes, el color preferido del hombre desde que ella tenía memoria, tal vez reminiscencia de su pasado familiar.

Allí se encontraba, con media túnica desabrochada, ambas muñecas apresadas por esas manos que antaño eran amables con ella y sus esperanzas hundidas y ahogadas ¿Qué más daba ya si el acababa con ella? hacía bastante tiempo que ese pensamiento ocupaba su mente y en momentos como el que ahora estaba viviendo sentía deseos de hacerle explotar para que su infierno acabase.

Abrió la boca dispuesta a decirle todo… justo en el último momento siempre recordaba a aquellos que también contaban con ella, quedó callada mientras le escuchaba reprenderla sobre su comportamiento, como cada día ocurría en más de una ocasión.

Ella ya no escuchaba palabras solo un murmullo que prefería ignorar y posteriormente soltarle un buen bofetón e irse de aquel mundo verde que era la habitación de él.

Cuando sus oídos no captaban ya nada excepto sus respiraciones, le miró sonrió como hacía años, de forma dulzona y seguidamente escupió a la cara del chico a la vez que le propinaba un buen rodillazo y este soltaba sus encarceladas manos. Se incorporó con rapidez, saliendo de la cama y dirigiéndose a la puerta, como cada noche volvería a dormir en uno de los muchos cuartos de invitados de esa mansión, o al menos eso creía ella.

Su cuerpo giró de nuevo y la espalda de la chica pegó contra la pared por fuerza mayor, otra vez esa varita se clavaba en su garganta, segunda vez en la noche, todo un record para lo que estaba acostumbrada, miró de reojo aquella varita... oscura, tanto como él, muchas veces había soñado ella con que ese trasto funcionase en sus manos, ser como él, todo sería más fácil, pero su herencia genética no le había dado demasiada suerte. Tenía miedo, no podía dejar que sucediese no ahora que Liliam había muerto.

-Vuelve a hacerlo y te juro que desearías haber muerto junto a tu madre – Le miró una vez más, solo mencionaba a su madre cuando le había hartado en demasía, él sabía que había marcado su vida y que ella seguía sintiéndose culpable por su muerte – Hoy vas a dormir aquí ¿entendido?- sabía que él se sentía herido, un ser insulso, asqueroso y denigrante para la especie como lo era ella , era una de las pocas cosas que no podía tener y eso le frustraba enormemente, aunque a ella también.

Asintió débilmente y miró hacia el suelo - Como desees –odiaba ser su sierva, ceder ante él, pero no podía dejar que la apartase de su lado, tanto por los demás como por ella misma, la varita de él se despegó de su cuello.

La pelirroja dio un bote cuando la puerta del baño se cerró de un portazo, realmente le había cabreado o tal vez cansado demasiado esa noche, normalmente no la dejaba en paz hasta altas horas de la madrugada. Tras deshacerse por fin de la blanca túnica y acomodarse en ese camisón de la misma tonalidad que despreciaba y amaba tanto como el resto de sus posesiones, cayó rendida en la cama durmiendo casi al instante.

_______________________________________________________________________________________________

Uno de sus ojos verdes inspeccionó la situación, las manos de él rodeaban su cuerpo, se deshizo de ellas con sutileza, como cada noche, y casi imperceptiblemente escapó de la cama para acercarse al despacho contiguo que poseía en la habitación.

Rebuscó en cada cajón como hacía meses, repetía la misma operación con ansias de encontrar algo que sirviese. El segundo de la derecha, ése fue en el que entre unos papeles se dejó ver algo interesante, ella alzó hacia la luz de la ventana ese pase de seguridad tecnomágico del Ministerio, sonrió  abiertamente.

Su corazón se aceleró y la boca quedó seca cuando él profirió un sonido extraño, poco a poco se volvió a mirarle, seguía durmiendo, por suerte o desgracia esa noche tampoco sería la última.

Sus pies inseguros la guiaron hasta la puerta de la habitación mientras seguía fijándose en los movimientos de él, la abrió y susurró por lo bajo un nombre, un mono una mano un tanto demacrada que correteaba raudamente apareció por el pasillo.--Llévasela a ellos –le entregó la identificación y desapareció de nuevo por donde había venido, esperaba con ansias que siguiese siendo un mensajero eficaz, escurridizo y rápido, que nadie interceptase aquel importante mensaje, pues podría ser una de las escasas cosas que ella habría hecho por la causa más justa en la que había participado.

Volvió sobre sus pasos a la cama donde se tumbó de nuevo junto a él y buscó el calor de su cuerpo abrazándole, miró por última vez antes de quedar dormida, la cara de su compañero aquella noche, sintiendo odio, pero no un odio cualquiera…

Ella era una traidora hacia El Ministerio y hacia Ethan Black, pero sobre todo una traidora hacia ella misma.

Mensaje por Genievre Rousseau el Sáb 04 Jun 2016, 14:23

Genievre Rousseau
avatar
Licántropo
Licántropo

Mensajes : 22

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t487-genievre-rousseau#7266

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.