Conectarse

Recuperar mi contraseña

Ambientación
Año 2039. Pese a que en la mayor parte de Europa el proceso de paz tras una larga guerra se ha ido concretado, Inglaterra, la raíz intolerante de la guerra sigue envuelta en un caos sin ton ni son. Los humanos no quieren vivir con los magos o cualquier otro ser mágico. Lo mismo sucede con buena parte de la raza mágica.

Los humanos sin magia han optado por volverse más viscerales después de casi 20 años en una continua guerra que sólo ha dejado destrucción y soledad en la capital londinense. Han decidido que erradicar la magia de Inglaterra es la única manera de establecer la paz y, evidentemente, la sociedad mágica no está de acuerdo.

El Ejército de la Alianza Humana ha preparado sus grandes robots para escanear cada ápice de tierra e inhabilitar a cada ciudadano con capacidades mágicas bajo las herramientas necesarias. Los capturados son llevados a campos de concentración donde les son retirados todos los aspectos mágicos y “reconvertidos” a humanos sin posibilidad de ejercer sus habilidades.

La mayor parte de la historia se desarrolla on rol en algunos países de Europa, aunque es una guerra a nivel mundial que afecta en mayor o menos medida a casi todo el planeta, especialmente en las ciudades. Actualmente en el año 2038, el tipo de mundo en el que está ambientado es una mezcla entre lo futurista de la tecnología humana, con elementos de ciencia ficción que se contraponen a un mundo más tradicional de tipo fantástico, representado en su mayoría por los magos. La escenografía es a menudo oscura, con tintes post apocalípticos.


Últimos temas
» China Town
Hoy a las 02:19 por Reiv Black

» Piso 7 | Flia. Le Fay
Hoy a las 01:44 por Desmond Le Fay

» Castillo Black
Hoy a las 01:12 por Johan Black

» Isla de Wight
Hoy a las 00:38 por Emily Kaldwin

» Centro comercial abandonado
Ayer a las 23:59 por Rocio Dixon

» Burdel
Ayer a las 23:15 por Corvo Attano

» Moulin Noir
Ayer a las 23:03 por Lykaios Knox

» Frikadas de Internet
Ayer a las 21:05 por Éamon O'Connell

Staff

Admin
Administrador
MP

Johan Black
Administrador
MP
PF

Catherine Le Fay
Administrador
MP
PF

Sirius Black
Administrador
MP
PF


Frases Épicas

(Loading...)



¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 31 el Sáb 26 Mar 2016, 17:43.
Twitter


Fase Lunar


Créditos
Especiales agradecimientos a:

  • The Captain Knows Best por la skin.
  • Maxwell Blake por depurar el CSS y hacer aparecer los iconos de las bandejas de mensajes privados
  • DeviantArt y a todos sus artistas excepcionales por brindarnos infinitas galerías de imágenes.
  • Krypteria por sus increíbles texturas y hermosos PSD.


Asimismo, recordamos que la ambientación de este foro fue basada, en parte, en la saga de Harry Potter de JK Rowling, el resto viene de la mano de Johan Black, Sirius Black y Catherine Le Fay..Todas las historias y ediciones de personajes corresponden a sus respectivos users.
Afiliados élite (28/28) completo, cerradas por ahora
Hermanos (1/4)
Directorios (6/8)

Llangoed

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Llangoed


La calma reina en el bosque que ni los insectos atreven a perturbar. Un laberinto de ramas prominentes y follaje de hojas, En lo profundo del bosque, un sitio sagrado, donde la línea entre dos mundos deja de existir. Una combinación a viejo bosque, mezclado con la revitalizante y juvenil esencia de las flores.

Dotados de una arquitectura y jerarquía única el clan de Fenrir vive casi recluido, entregados a sus costumbres, creencias y tradiciones. El marrón y verde lo cubren todo, mantos de pintura natural, de madera contra madera y de formas que respetan el más cuidado balance primigenio. Así, el corazón de la villa está atravesado por un viejo río que, según leyendas transmitidas de generación en generación, jamás se ha secado o escapado de su cauce.  Todo edificio es abierto, de múltiples entradas y ventanas que permiten mantener todo sentido bañado en lo que ocurre fuera. El lobo no es un animal que se permita encierro. No existe una división física entre los grupos que pertenecen a este clan, sin embargo las alturas y zonas más accesibles a la luz son ocupadas por las familias bajo el manto del lobo del sol. Su contracara prefiere los lugares de perpetua sombra o donde la luz de la noche puede filtrarse y crear bellos patrones color plata sobre el lienzo del bosque. Asimismo, hay gran cantidad de cuevas y túneles que conectan distintas partes de este refugio lleno de historia, ancestrales huecos que mucho tiempo atrás dieron cobijo a los primeros integrantes del clan.
Pocos conocen las historias detrás del estilo de construcción, y son contados con los dedos de una mano los aún capaces de reproducirlo. En la actualidad, los esfuerzos están puestos en mantener lo ya creado y expandir el territorio de la manada con  estructuras más simples.



Las Fauces de Fenrir:

Frase grabada dentro del recinto y que le da nombre al estrictamente más grande edificio dentro del territorio. De controlado acceso, es un sitio al cual solo los devotos de más alto rango  de la creencia pueden acceder. Repleto de mitos y secretos, muchos han llegado ingresar a lo largo de la historia y  luego perdido entre sus laberínticas paredes de madera y metal cubiertas de vegetación. Se le considera el único templo dedicado al gran lobo y se le respeta como tal.  Mucho se rumorea de este sitio pero poco con algo de certeza. De boca en boca pasa el cuento de que se ha visto una figura transitar, entrar y salir con potestad en aquél misterioso interior.



El roble blanco

Es un descomunal árbol que se esconde más allá del templo cuidando la parte trasera del mismo. Los pocos magos que han llegado a verlo concuerdan que dadas sus características, algo así no puede ser simplemente casualidad de la naturaleza. Las raíces de este árbol se abren en el centro, dando paso a una enorme entrada hacia el núcleo que actualmente se encuentra prácticamente hueco y hace de residencia para el líder Hati, Oren Hitz. Coincidencia o no, todo su alrededor se conforma por un campo de flores de igual tono, en su mayoría lirios. Apartado, no es un lugar muy concurrido más que por su dueño y aquellos que van en su búsqueda.

Mensaje por Admin el Miér 27 Ene 2016, 19:57

Admin

Admin

Mensajes : 696

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org

Volver arriba Ir abajo

Re: Llangoed

No todo esta tallado en la piedra, nada es un absoluto. Los hilos cambian, uniéndose y entrelazándose en distintos patrones, algunos nuevos, otros más tradicionales, cada uno con relevante importancia. Incluso aquél que se rompe es parte del todo, una pequeña fisura que hace al dibujo de la verdad universal. Cada causa genera una consecuencia, y estas a la vez nuevas causas. El mundo se basa en un equilibrio dinámico que no ha de parar nunca. El movimiento es vida, agua que fluye, fuego que crispa, aire que sopla y tierra que acuna. Cada ser está compuesto de esos elementos y con ellos resplandece la parte más importante. El núcleo que mantiene a todo en unión y perfecto cosmos, la luz que hace que la vida disipe las sombras de la incertidumbre, y fría muerte. Espíritu. Es increíble como una simple palabra es capaz de albergar tanta verdad, como misterio en su propio concepto. Lo pequeño es un universo en sí mismo, quien sabe apreciarlo tiene a las de ganar, pues ha vivido la eternidad de un microcosmo. La tierra se mueve, rebosante de vida, mucho se aprende de observarla, como también de las estrellas. El existir se basa en las experiencias, haciendo de cada una un relato que merece ser escuchado. ¿Cuántas fábulas hablan de ello y son desestimadas como cuentos de niños? La codicia aleja el conocimiento. La sabiduría relevada a la sombra de la ignorancia por quienes quieren poseer todo y no lograr nada. ¿Te permitirías tu caer a tal destino? ¿Ser uno más que se pierde por influencias que aclaman la veracidad y se aferran a las más terribles mentiras? Entrelaza las líneas, siente más allá, la verdad yace entre medio. No caigas, no cedas. Resiste ante lo que intenta arrastrarte y quitar lo que tienes. Hay valor en uno mismo, quienes lo ven y atesoran ¿Serías capaz de desestimarte de tal manera?

Cuan fácil sería el mundo si la comunicación fuera directa, sin ruedos y farsas. La necesidad de pruebas ralentiza los procesos, agotando a los involucrados en el camino. ¿Dónde queda aquella pureza del simple querer y creer? Un suspiro que se perdía en el aire, el peso que tensaba los hombros de quien lo carga. La negación se clava como navajas afiladas al cuerpo del que ha trabajado para construirla. ¿Cuándo  se dejó de lado la creencia para convertir al lobo en ser de desconfianza? La imaginación es la mayor arma. Se vive con la intención de hacer los deseos y metas una realidad. El sueño se vuelve efímero cuando la voluntad no sostiene las intenciones. Sin embargo, cuando esta persevera, el mundo cambia, las fuerzas responden y un nuevo hilo se crea en el entorno que lo envuelve. Aquello que empieza como un simple sentimiento,  que crece hasta tomar el brillo de la esperanza, transformándose en un anhelo y cambiando hasta palabras. Palabras que se vuelven más fuertes e intensas hasta lograr que lo onírico se transmute en realidad -¿Te ha privado mi libertad de la tuya?- Un pacto ancestral, jamás escrito, quizás nunca pronunciado. Pero así como la voz del viento se hace oír, el corazón late recordando los pilares de la propia esencia. Las leyes del universo aplicándose aún ante el desconocimiento de las partes implicadas. Ineludible, tal como la lluvia a la intemperie, los hilos primordiales que dan el sostén al telar que llamamos mundo. ¿Dónde está el límite? Los pasos no importa donde lleven, siempre y cuando estos no pisen a aquél que ha cruzado descalzo frente a uno. La luna se alza contemplativa, entendida de estas razones, las que ha vivido en carne propia. Una serena observadora, brillante compañera y amiga de las causas pérdidas. Tan similar al sol, pero todos los sentidos indican lo contrario ¿Qué hace que evoque a las palabras de los poetas y a los misterios más profundos del sentir? ¿Es añoranza la que posees y destilas en tus rayos de tenue plata? Resplandor que carece de calor, mas entiendes la vida como ninguno. Considerado débil por ser reflejo de quien posee más fuerza, ciego es quien no sabe comprender tu entereza y templanza. Rodeado de sombras, faro en la noche y guía de los espíritus, solo en una vasta oscuridad ¿Sería otra voluntad igual de fuerte para ocupar tu lugar? La eternidad te respalda sin hallarte suplanto. Bendito eres, y maldito en igual medida.

- Aun así, tus pasos no carecen de sonido y la masa de tu propio cuerpo- completó aquella extensa línea de pensamiento con el timbre de su voz. Una cascada que culminaba en el pasivo crujir de rocas en ineludible y corta realización. - ¿Hay algo que necesites de mí?

Mensaje por Oren Hitz el Miér 27 Ene 2016, 22:10

Oren Hitz

Licántropo
Licántropo

Mensajes : 17

Volver arriba Ir abajo

Re: Llangoed

Agazapado entre las ramas, quieto, inmóvil, expectante, se encontraba cierta figura en la noche. Sus ojos de luz cálida palidecían bajo la plata que la luna derramaba sobre el bosque, bañando a sus dormidos habitantes, y aún también a los que trasnochaban. Él no era el único allí, justo delante, unos metros apenas, el majestuoso búho se posaba con la calma y el silencio de aquel a quien la noche le pertenece. Era consciente de la presencia que lo observaba, pero tan conocida durante los últimos años que, a veces, incluso se atrevía el animal a dirigir su mirada hacia él, clavando sus profundos ojos esféricos en aquellos mares de luz líquida. Entonces un ruido. Los dos saltaron a la vez, el búho alzando el vuelo en busca de la luna, y el hombre alcanzando el suelo en busca de su libertad. Cosa difícil de encontrar, dado su situación.
Los descalzos pies caminaban sin sonido por la hierba, pero su presencia era delatada por la queda respiración, que el bosque acompañaba con la brisa acariciando las hojas de los árboles y revolviendo los largos cabellos cenicientos que habían escapado de la trenza. Su madre seguía siendo incapaz de abandonar la costumbre de peinarlo cada noche, y él seguía siendo incapaz de negarle nada que le pidiera. La había dejado durmiendo cuando salió, buscando un poco de calma entre aquellos troncos donde creció, buscando tan solo… olvidar.
Un susurro le dijo que había llegado al límite de su soledad, el líder Hati se encontraba cerca, probablemente admirando la noche o, como él, buscando un refugio apartado de todos. No podía recordar cuánto tiempo llevaba co-gobernando el Clan, su padre antes que él tampoco, y era algo ciertamente inquietante. Pero en una manada de lobos que vive tan apartada del mundo como la más recóndita piedra, ¿qué no lo era? En realidad le caía bien el hombre, y le gustaba la manera de llevar a los suyos que tenía, pero aún sentía que tenía mucho que aprender de él y de todos, por lo que no era especialmente abierto a conocerlo. Sin embargo comenzaba a darle vueltas a una idea…
Caminó despacio hasta un árbol cercano, se cruzó de brazos y dejó su espalda contra el robusto tronco, buscando el lugar del que procedía la voz.

-Oren.

Apenas un murmullo salió de sus labios, no necesitaba más, él podría oírlo. Sus sentidos eran mejores, y hace apenas algunas noches habían pasado la luna llena, probablemente fueran capaces de comunicarse mucho más lejos si se lo propusieran.

Mensaje por Connor Dasan el Jue 28 Ene 2016, 14:04

Connor Dasan

Licántropo
Licántropo

Mensajes : 29

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t412-connor-dasan-en-constr

Volver arriba Ir abajo

Re: Llangoed

El viento, y la música que trae, tan misteriosa fuerza como el origen que le da su causa. Suave aire que acariciaba los cabellos ajenos y propios ¿Es una reprimenda, dulce madre, o esperas infundir paz en un  corazón joven y volátil como el del chico? Por más que quisiese tampoco podía eludir su propia verdad, la calma no es una virtud que se adquiere fácil, pues incluso cuando crees ganado el juego se es capaz de perderla. Alerta, perspicaz, lo sentidos del menor respondían a lo extraño. Instinto del lobo, tan salvaje y primitivo ¿Qué atormenta tu calma cachorro que desconfías del entorno? El cuerpo recuerda, nos indica cómo actuar cuando la razón no encuentra sentido. Escuchar es cuestión del propio querer, la voluntad de la propia elección. La intuición es guía en tu falta de sabiduría pero el velo terrenal te ciega ante la verdad. Abre los ojos, hijo del bosque, escucha, siente más allá de lo que ves. Aquella sangre latente sigue pulsando en tu interior, como un río que no conoce límites, solo al dejarlo fluir se es capaz de aprovechar su energía. El temple del lobo cambió para denotar sorpresa ante la falta de pregunta que obtenía como primer acercamiento por parte del joven. ¿Había sido pobre la elección de sus palabras que incitaba a la incertidumbre? Obligó a su mente a dar una vuelta más rebuscada, un camino distinto por el cual acercarse y poner a ambos en la misma sintonía. El tiempo diría si eso siquiera era posible. El tiempo cambia y transforma, solo lo dispuesto, nuevo y antiguo pueden llegar a congeniar  en mutuo acuerdo sin caer en ardiente entropía.

El licano desvió la mano hacia el agua, sumergiendo la propia bajo aquél liquido cristalino, mirando las ondas que se formaban con un interés que podía resultar increíble y carente de fundamentos. El movimiento se reflejaba en sus ojos, haciendo que aquél color esmeralda fluctuase en leves destellos de color. Un brillo prístino, quizás tan antiguo como el agua formaba los límites del mundo Fenrir. ¿Cómo podía negarse su magia, cuando todo lo conocido cambiaba radicalmente tras esas barreras invisibles? – Puedes hablar, no es bueno dejar las cosas a medias – recomendó con parsimonia, desviando la atención al campo de flores que iniciaba a solo pasos de donde estaba – Ten cuidado, no las pises- Pidió en caso de que quisiera cortar las distancias, esperando con una simpleza única siendo como la manecilla pequeña  de un reloj, esperando a la vuelta completa de su compañero antes de moverse.

Mensaje por Oren Hitz el Jue 28 Ene 2016, 23:09

Oren Hitz

Licántropo
Licántropo

Mensajes : 17

Volver arriba Ir abajo

Re: Llangoed

El agua se vio turbada por aquella mano de largos dedos que producía ondas suaves en su superficie. Le dirigió unas palabras al joven, pero este guardó silencio un momento, y admiró las flores frente a sí mismo. Gráciles y juguetonas se movían con la brisa, algunas durmiendo para mostrar su luz de día, y otras dejando ver a la noche lo que ocultaban bajo el sol. Una fugaz sonrisa apareció en la comisura de sus labios, pero rápido se fue. Casi podía ver con claridad aquellas hadas de su imaginación saltando de una flor a otra, acomodadas entre sus pétalos o tumbadas panza arriba con los ojos clavados en la brillante luna. Los espíritus que guardaban aquel bosque, sin duda, que cuidaban de cada uno de aquellos habitantes del poblado.
Despacio, sus pies descalzos se movieron por la hierba, rodeando el campo hacia donde se encontraba el hombre, su mano aún sumergida en la corriente de agua que hacía su recorrido con tranquilidad. La piel templada de sus extremidades llegó al borde del arroyo, y no con mucho pensamiento dejó que este se llevara consigo los restos de hierba y madera que tenía. Estaba fría, y eso despertó al joven, brindándole también cierta tranquilidad.

-Oren-repitió, como si no estuviera seguro de lo que podía decir-. Estoy preocupado. Los otros clanes se están revolviendo. Se descontrolan.

Lo miró a los ojos, brillantes y redondas esmeraldas que reflejaban la sabiduría de los años y aún mostraban la juventud del hombre. Ojos serenos, pero con muchas historias.

-¿Crees que… pueden buscarnos?

El deber de un líder es proteger a su Clan por encima de todo, pero para ello necesita saber de los posibles peligros, examinarlos, vigilarlos con cuidado por si llegara a suceder algo. Y no era ya solo la guerra, aquello poco les incumbía, pero los demás grupos de licántropos, La Luna Roja… poco a poco iban creciendo, volviéndose más salvajes, buscando ser unas bestias en cualquiera de sus dos formas. Connor estaba inquieto, no podía siquiera imaginar todo aquel santuario, su hogar y su familia destruidos por unos monstruos. No iba a dejar que ocurriera nada malo dentro de aquel lugar que la naturaleza les había cedido para vivir.

Mensaje por Connor Dasan el Vie 29 Ene 2016, 18:13

Connor Dasan

Licántropo
Licántropo

Mensajes : 29

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t412-connor-dasan-en-constr

Volver arriba Ir abajo

Re: Llangoed

Nadie es capaz de negar al llamado del destino cuando este toca a las puertas. Atreverse a hacerlo es ir contra el propio orden del universo, uno contra la corriente. Siendo el mundo un complejo entramado de hilos de causa y consecuencia, buscar distinto es pararse al borde del abismo. Si tiras demasiado aquello que te sostiene inevitablemente cederá, cayendo a una oscuridad inescrutable donde todo es incierto, donde la voluntad queda a merced de otros de la misma manera que un barco a la deriva. ¿Dé que lado querrías estar? ¿Quién labra los hilos con decisiones propias, o subyugarte a desplazarte por ellos sin rumbo? Una pregunta complicada carente de una única respuesta correcta pues ambas opciones pueden funcionar. La subjetividad de la cuestión está atada a la propia naturaleza de la persona ¿Y qué hay del lobo? ¿Se puede aplicar el mismo razonamiento? Los hilos del destino comienzan a moverse ¿Se haría testigo de tal respuesta o esta se convertiría en un interrogante que se extendería por toda la eternidad?

Los días eran distintos cuando estaba recluido, aunque lo mismo podría aplicarse a cualquier miembro de la manada. Ser un lobo significa ser portador de un fuerte vínculo con los espíritus y tus propios hermanos. La falta de uno se percibe al instante, principalmente cuando los rostros se conocen desde toda una vida. El líder, por supuesto,  era un caso excepcional, la pieza clave que hace al total de la armonía. El caos tiene más tendencia a hacerse notar cuando la ley fundamental parece desvanecerse por un leve instante. No estaba preocupado por ello, ya que sus razones también eran parte del deber de la cabeza de la manada. Desde su posición, todo lo que tenía que hacer era esperar pacientemente, ocuparse de sus responsabilidades hasta ser necesitado. Como solía hacer, se encontraba sentado, meditando acerca de sí mismo y la manada, rodeado por un campo de lirios, unos que solían impregnar su esencia con su suave y dulce aroma.

-Inevitablemente los hilos siempre han de moverse, aun cuando deseamos que las cosas queden en su efímera perfección de nuestra percepción. El cambio no espera a nadie – sonrió, notándose divagar con sus palabras y nada más comenzaba su conversación- Lo siento, algunas veces olvido que los detalles son para quienes desean saberlo.  Incluso la paz no dura para siempre. Podrían buscar, pero la calma no nos atrofia. Cuando la preocupación se alza, nos preparamos – dijo solemne, manteniendo un temple que para muchos podía resultar hasta molesto- Supongo que tu viaje, como la pregunta, tienen una razón. Un origen que les da raíz. ¿Sospechas algo que escapa a mi alcance?- y preguntaba con motivo, sus ojos no lo veían ni experimentaban todo, pieza a pieza buscaba una total percepción

Mensaje por Oren Hitz el Sáb 30 Ene 2016, 00:24

Oren Hitz

Licántropo
Licántropo

Mensajes : 17

Volver arriba Ir abajo

Re: Llangoed

Nada está escrito. Somos libres. Aquellos pensamientos pasaban por la mente del joven y se acomodaban, al igual que él lo hacía tomando asiento junto al hombre, escuchándolo atento. Muchas cosas le quedaban por aprender, y no perdía las oportunidades. Oren, aunque extraño, era una gran fuente de respuestas, pero también de preguntas. Dejaba volar su mente y pocos eran los que sabían apreciar aquella mirada que se alejaba tras los hilos del pensamiento, lejos, muy lejos. Su prometida también era de ideas profundas, de buscar y buscar, y él siempre admiraba su rostro cuando estaba distraída o divagando. Dulces y amargos recuerdos que tenía que apartar para no decaer de nuevo en aquel estado lúgubre.

-Han estado buscando nuevos miembros. Fuera en las ciudades, entre los humanos y magos.

Las noticias volaban por el bosque, llegaban a oídos de los que montaban guardia a las afueras del campamento, y estos las llevaban a sus líderes. Oren podía muy bien haber recibido tales nuevas y no darles mayor importancia, pero el joven, inexperto y sobreprotector tomaba casi todo como una amenaza.

-Pienso que podrían buscar a nuestra gente y llevarlos consigo. ¿Te parece que... estoy exagerando?

Preguntó por fin, entornando un poco los ojos, respirando el aroma del bosque y las flores que los rodeaban.

Mensaje por Connor Dasan el Sáb 30 Ene 2016, 20:44

Connor Dasan

Licántropo
Licántropo

Mensajes : 29

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t412-connor-dasan-en-constr

Volver arriba Ir abajo

Re: Llangoed

Ningún viento que hiciera aullar las copas de los árboles, ni agua que cayera torrencialmente desde los cielos. Por todo lo que sabía aquél día había sido uno soleado, y posiblemente el próximo seguiría el mismo patrón. Un paso más en la escala de tiempo que se dejaba atrás sin penas o glorias. Desde un punto de vista amplio, como el ave que sobrevuela los bosques los sucesos podían pasar como meros eventos aislados, con poca o inexistente conexión entre ellos. Algunas veces la tormenta está en la propia mente, nublando el conocimiento y la razón, llevando en su fuerte azote todo rastro de cordura y lucidez. La oscuridad tempestuosa se cierne sobre los corazones sin dar reparo al desahuciado. Pobre aquél cuya fortuna no le sonríe y es víctima de su imparable paso. El miedo no es más que una parte que llega con la tan imparable furia. Cuando el caos y el desorden se apoderan de una persona, todo lo que queda son ruinas y fragmentos del pasado que una vez fue. Así es que un mal presagio, una tormenta asoladora no siempre refiere a otro alguien, sino a la propia percepción de cada persona. Solo al encontrar a uno mismo se genera verdadero orden, un cosmos capaz de dar sentido a la entropía ajena. ¿Sería capaz de tal cometido, calmar la tempestad de la mente de su líder, empezando primero por la propia?

Observó hacia el frente, indudablemente a quien sus pensamientos invocaban. Su mirada repasó sus facciones, unas apenas moldeadas por años de experiencias y batallas, de paz y de guerras ¿Cuántas, en cambio había visto él, de vidas visto llegar y partir para retornar al abrazo de los espíritus? Muchas, y supuso que aún el término era escaso a ser fiel a la verdad. Sus sentidos se centraron un poco más en el entorno, en aquél lugar que hacía de techo y hogar para la cabeza de la manada. – Solo el tiempo es sabio – dijo solemne como si fuera una enorme revelación por su parte. Haciendo a más impacto de ello, sus piernas se estiraban para dejarlo de pie a más de dos metros de distancia al suelo, revisando con la cadencia de un halcón en vuelo – Pero es de tonto el hacer la vista a un lado cuando la situación simplemente no es bonita. Ser precavidos nunca está de más –Por un momento su vista quedó fija en la lejanía, un diminuto punto perdido entre un mundo de maleza, verde, y corteza que a cualquiera no le decía nada- En todo caso no somos de irnos sin dar pelea. No en nuestra casa – sancionó, dando pasos entre flor y flor, sin voltear la mirada y aun así todas se mantenían perfectas entre pie y pie. Había un secreto guardado para otro instante – Dobla las guardias durante el día, no se atreverían a cruzar el bosque a plena noche con mis Guardianes allí fuera; conocemos mejor el terreno y movernos a baja luz. Se cuan transparente puedas, es nuestra ventaja contra el exterior – continuó, cruzando aquellos brazos como pilares a la altura del pecho.

-Solo no les muestres debilidad o van a devorarte vivo – dijo seco, grave muy en opuesto a su risa que resonó al segundo de haber dicho esas palabras, dejándole ver la broma- Sin embargo tienes un punto, quizás lo mejor sea que me reúna con…-miró un momento hacia las copas llenas de hojas sobre ambos- Pyro.

Mensaje por Oren Hitz el Lun 01 Feb 2016, 23:50

Oren Hitz

Licántropo
Licántropo

Mensajes : 17

Volver arriba Ir abajo

Re: Llangoed

El joven escuchó sus palabras con interés, mientras lo observaba levantarse y alejarse del suelo en su entera y alta figura. Era el hombre más alto del poblado, y probablemente de aquel bosque entero, imponiendo con su ancha espalda y sus fuertes brazos. El tiempo… el tiempo era un gran enigma.

-Por supuesto que no, lucharemos hasta el final si llega el momento.

Despacio, se irguió sobre sus piernas y observó a su compañero caminar entre las flores, sorprendido de que fuese capaz de evitarlas todas, más aún con su tamaño de pie. Pero todo lo que tenía que ver con Oren era cuanto menos, extraño.
Lo siguió con la mirada, viéndolo cruzar sus brazos mientras le aconsejaba redoblar las guardias en los límites del campamento y alrededor del bosque. Estaba asintiendo a sus palabras sobre ser fuerte para que los demás no fueran a por él cuando se quedó quieto mirándolo y escuchando la risa que resonaba en su garganta. Aunque se dio cuenta pronto ninguna sonrisa asomó a sus labios, y comenzaba a dar vueltas a la idea que el líder proponía: ir a ver a Hades Pyro, jefe de la manada de la Luna Roja.

-Es una mala idea… pero la verdad es que no se me ocurre otra. Mantendré las cosas en orden. Si necesitas algo, dilo.

Mensaje por Connor Dasan el Vie 05 Feb 2016, 14:55

Connor Dasan

Licántropo
Licántropo

Mensajes : 29

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t412-connor-dasan-en-constr

Volver arriba Ir abajo

Re: Llangoed

Hablar, al final de cuentas, siempre es fácil, mas aquél lobo hacía a su discurso con la práctica y el ejemplo propio. En ello también contaban cientos de historias de otros hermanos, dispuesto a oír, dispuesto a hacer valer la experiencia de la sangre. Los instintos más básicos están inscritos en el propio ser, ineludibles, solo hay que saber escucharlos, entenderlos para luego hacer uso de los mismos. Son las acciones y hechos los que sacan a relucir esas partes, arder la sangre hasta que esta responde al llamado de la necesidad. Fuego de la vida, el calor que motiva a continuar. La mente ha de ser como el agua, sabia, moldeable a nuevas situaciones, imparable como un torrente, serena en la paz. La mirada del lobo seguía clavada en el otro líder, el chico que había ganado su puesto en toda regla. Imágenes pasaban rápidamente, fugaces recuerdos de días pasados. En su vida, había tenido pocos encuentros, pero cada uno se había hecho valer lo suficiente para hacerle entender del peligro que representaban para los invasores. La desaparición de las personas no era un buen augurio, y tampoco lo traía sin cuidado, pero era en épocas de crisis su porte debía hallarse más calmo que nunca. La desesperación es cruel enemiga, capaz de hacer batallar a uno contra sí mismo hasta dejar ruinas de lo que una vez fue. Cuando el mundo pierde su orden, el color no es más que un apelmazado horrendo, salido de pesadillas; las personas, una amenaza en potencia, la traición que espera a cada vuelta. Pensamientos vacíos sin un rumbo, existencia que ha perdido su propósito ¿Habrían de caer a la oscuridad, o la esperanza aún late en los corazones de la sangre  de Fenrir?

-Tranquiliza las aguas, mantente sereno y firme. No asumiré riesgos, llevaré un contingente de los míos en caso que Hades haya olvidado lo que significa “balance”- dijo en una seria calma repentina, repasando los posibles escenarios desde la privacidad de su mente, cerrándose en ella. –Iré y veré de hacerle entrar en razón- prosiguió con un tono solemne, cerrando el pacto con la fuerza de la propia sangre. No tenía que decirlo, ni siquiera insinuarlo pero sería capaz de dar todo por cumplir su palabra, incluso la vida. No había lugar para segundos pensamientos, ni dudas que duraran lo que un pestañeo pues era una promesa de lobo a lobo, hombre a hombre, líder y líder, amparando cada estrato de la vida en la extensión de sus intenciones. – Y Connor, mira los lirios –dijo enigmático, teniendo el descaro de arrancar una para acunarla en su mano- Si algo ocurre lo sabrás – Cada pétalo se desprendió llevado por el viento en direcciones desconocidas, una clara representación del futuro.

Mensaje por Oren Hitz el Mar 09 Feb 2016, 17:26

Oren Hitz

Licántropo
Licántropo

Mensajes : 17

Volver arriba Ir abajo

Re: Llangoed

Connor asintió con energía, firme siempre, sereno… algo menos, pero era su responsabilidad y la cumpliría con gusto. La manada vivía tranquila y en paz, era trabajo de los líderes encargarse que siguiera así, que nada molestase a sus gentes. La sangre del Gran Lobo corre por las venas de todos ellos, y nadie tiene derecho a derramarla.
El joven cerró los ojos sintiendo el viento suave que acariciaba su rostro, sus brazos desnudos, sus pies entre la hierba. El aire limpio y perfumado que lo envolvía le trasladaba a sueños fantásticos e imposibles, y toda la vida a su alrededor, los animales que dormían, las plantas que se mecían, toda ella le recordaba que estaba ahí por algún motivo que solo los espíritus conocían, y que debía ser el primero en defender su hogar.
Miró a Oren cuando este se lo pidió, observando el sencillo gesto de tomar una de las flores entre sus manos, viendo cómo se deshacía y sus restos volaban hacia lugares inciertos. No pudo decir que lo comprendía, pero sabía que tenía razón, algo en su interior pulsaba confirmándole que, si llegase a ocurrir cualquier mal, el bosque sería el primero en saberlo, y llevaría la noticia hasta donde Connor pudiera conocerla.
Se acercó al hombre siguiendo sus pasos y dejó su mano en aquel fuerte brazo, una señal de confianza. No le gustaba Hades, ni sus métodos ni su forma de tomar la vida de otros como si le pertenecieran, pero él no podía hacer nada, no aún. Necesitaba más conocimiento, más fuerza, más experiencia.

-Que los espíritus te protejan.

Y así se despidió del líder, separándose los dos, volviendo a las sombras bajo los árboles, a las miradas de los animales nocturnos, volviendo a recorrer el camino hasta donde su familia dormía tranquila y sin preocupaciones.
Ya sobre el lecho, las manos tras su cabeza y la vista en el enramado que los cubría, a punto de caer dormido, un susurro salió de sus labios.

-No los abandonaré, padre.

Mensaje por Connor Dasan el Sáb 13 Feb 2016, 11:38

Connor Dasan

Licántropo
Licántropo

Mensajes : 29

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t412-connor-dasan-en-constr

Volver arriba Ir abajo

Re: Llangoed

Ya han transcurrido algunas semanas desde el reencuentro con mi padre y mi hermana, tiempo que hemos aprovechado para estar juntos, recuperarnos y ponernos al día, que con lo de mi encierro habíamos estado meses sin vernos. También hemos aprovechado para ayudarle a arreglar un poco al que un día fue nuestra casa. Aunque el arreglo no sea gran cosa por lo menos ahora está más habitable, al haber reforzado partes que estaban por caerse, o haber reparado puertas y ventanas. Hace ya un par de días me despedí de mi hermana y mi padre, que deciden quedarse en la casa por ahora. Me marcho yo solo debido a la proximidad de la luna llena, y también porque me apetece estar a solas de vez en cuando. Así puedo aprovechar para pensar en algunas cosas, como en lo que voy a hacer a partir de ahora, o cómo me voy a comportar con Cate, después de los momentos 'raros' que tuvimos en la base.

Camino sin rumbo fijo durante días, parando a dormir y comer en cualquier lado y acabando por perderme en una zona boscosa bastante densa. Eso tampoco me preocupa, ya acabaré saliendo por algún lado. Por ahora estoy cómodo caminando por aquí, en medio de los árboles. Con lo mucho que me gusta estar en medio de la naturaleza y lo que detesto estar encerrado...cada vez me cuesta más volver a la base de los renegados. Bajo tierra y sin luz. A pesar de que sea grande resulta un tanto claustrofóbica. Ouroboros no está mal, pero tampoco termino de estar cómodo allí. Tal vez deba hacer como mi amigo Jarkko y perderme en el bosque de manera definitiva. Al cabo de un par de horas decido descansar un rato de caminata, así que trepo a un árbol, subiendo a la rama más cercana al suelo para sentarme en ésta. Pego la espalda al tronco, estirando después las piernas y pasando las manos tras la nuca para acomodarme. Al cabo de un rato cierro los ojos, aunque permanezco despierto escuchando lo que sucede a mi alrededor.

Mensaje por Ian Hacksaw el Dom 14 Feb 2016, 21:57

Ian Hacksaw

Licántropo
Licántropo

Mensajes : 217

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t99-ian-hacksaw#148

Volver arriba Ir abajo

Re: Llangoed

Inquietud. Susurros. Pasos apresurados.
Una sombra se detuvo cercana al joven que paseaba por el campamento llevando del brazo a su madre, algo cansada. Él dirigió sus amarillentos ojos hacia el hombre, un mensajero, e hizo una señal a una de las muchachas que se encontraban por allí para que llevase a la mujer a un sitio donde reposar.

-¿Qué sucede?

Un extraño en el bosque, le dijo. En las fronteras exteriores, que aunque no presentaba signos de tener una actitud hostil ni pertenecer a la Luna Roja estaba lejos de cualquier otro sitio, y eso está fuera de lugar, y a ellos no les gustaba lo que no encajaba.
Connor cogió sus armas, dispuesto a hacer lo necesario, y marchó junto al mensajero hasta donde los guardianes que había mandado redoblar se encontraban. El líder Hati debía estar preparándose para su encuentro, si no había partido ya. Debía de encargarse de aquello solo, y aprender a controlar dichas situaciones. Caminó hacia donde le se hallaba el desconocido, con el arco y las flechas colgadas a la espalda, sus hombres a unos pasos de distancia, vigilantes.
No necesitaba verlo, le bastaba oír su respiración para saber que se encontraba subido a un árbol, descansando aparentemente. Un joven de su edad aproximadamente, de cabello oscuro y piel lisa.

-Buenos días-dijo caballeroso, como le habían enseñado-, ¿andas perdido?

Mensaje por Connor Dasan el Lun 15 Feb 2016, 00:46

Connor Dasan

Licántropo
Licántropo

Mensajes : 29

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t412-connor-dasan-en-constr

Volver arriba Ir abajo

Re: Llangoed

Permanezco subido al árbol durante un buen rato más, bastante relajado a pesar de estar pendiente de cada sonido del bosque. La proximidad de la luna llena hace que todos mis sentidos se agudicen, así que escucho hasta el más mínimo paso sobre la hierba. Por ese motivo no tardo en darme cuenta de que ya no estoy sólo por allí. Al principio me parece escuchar a varias personas acercándose, pero después sólo se adelanta uno de ellos. Tampoco es que me preocupe demasiado, no espero encontrar problemas en el bosque. Por lo general los problemas suceden en zonas más pobladas, como la ciudad, o algunos pueblos. Aquí como mucho podría atacar una bestia, pero no parece el caso. Abro los ojos cuando escucho que me hablan, retirando las manos de la nuca al dejar de apoyarme contra el tronco. Me inclino un poco hacia delante para ver de quién se trata, en principio nadie que venga buscando problemas. O tal vez sí, aunque el hecho de que lleve armas no dice mucho. Yo mismo voy armado con un par de cimitarras.

Hay algo más que me llama la atención en el recién llegado, una especie de percepción que tenemos para reconocernos entre nosotros. Puede que me equivoque, pero ya he tenido esta sensación antes. - No toda la gente errante anda perdida.- respondo antes de descolgarme de la rama a la que me he subido, bajando al suelo de un salto, flexionando las rodillas al caer. Vuelvo a erguirme para quedar frente al hombre, pensando en presentarme debidamente para empezar con buen pie. Si me da motivos para pelear ya será cosa suya.

- Mi nombre es Ian. Simplemente paseaba por el bosque. En estos días que corren es difícil encontrar algo de tranquilidad, y en el bosque suele encontrarse si no hay nadie que la perturbe. Espero que no vengas a eso...- finalizo la frase quizás de una manera que ha sonado más agresiva de lo que quería, aunque me doy cuenta cuando ya lo he soltado.

Mensaje por Ian Hacksaw el Miér 17 Feb 2016, 22:34

Ian Hacksaw

Licántropo
Licántropo

Mensajes : 217

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t99-ian-hacksaw#148

Volver arriba Ir abajo

Re: Llangoed

El joven abrió los ojos para mirar a Connor, respondiendo con palabras que podrían haberlo hecho sonreír, en otro momento. Lo observó fijamente mientras usaba su fuerza para bajar del árbol, quedando frente a frente. Sí, sus hombres le habían dicho que era un lobo, no era difícil olerlo de lejos ahora que la luna llena se acercaba. Ese perfume que los envolvía, tierra, humedad, naturaleza y libertad salvaje.
Unos recuerdos llegaron a su mente, unas risas, una pequeña casa, unas caricias… Connor alejó aquello una vez más y se concentró en el hombre que se presentaba, diciendo buscar tranquilidad. Él no tenía problema en que paseara por el bosque, pero no por su territorio, no cerca de su pueblo, no siendo un desconocido.

-Connor-dijo despacio, midiendo a su igual-. Nosotros no molestamos al bosque, vivimos de él.

Miró hacia abajo, donde Ian llevaba zapatos el otro iba descalzo, disfrutando de la armonía de la naturaleza que los rodeaba. Se agachó en silencio hasta donde una mariquita estaba posada sobre una brizna de hierba y la sostuvo en su dedo índice, delante del joven.

-Cualquier habitante entre estos verdes campos de vida merece ser respetado, no voy a interferir en eso, a menos que tus intenciones vayan en contra de mi pueblo.

La mariquita voló de allí con un zumbido agudo, dejando a los dos bajo los árboles que susurraban palabras antiguas que ya nadie era capaz de comprender.

Mensaje por Connor Dasan el Sáb 20 Feb 2016, 18:23

Connor Dasan

Licántropo
Licántropo

Mensajes : 29

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t412-connor-dasan-en-constr

Volver arriba Ir abajo

Re: Llangoed

La ausencia de hostilidad en el otro me anima a continuar la conversación, a pesar de no bajar la guarda por completo. Eso es algo que hago pocas veces, las situaciones que hemos vivido nos han enseñado a permitírnoslo pocas veces. Mi interlocutor, Connor, parece conocerse el bosque mejor de lo que cabría imaginarse, ya que dice vivir en él. Justo como Jarkko, es el primer pensamiento que viene a mi mente. Él llevaba ya bastante tiempo viviendo así, aunque no sé dónde se mete. Asiento levemente a esa respuesta, como mostrando aprobación por lo que ha dicho.

- Dañar un lugar así sería de necios. Deberíamos preservar más los bosques, pero no hay demasiados que opinen así.- por un momento me siento un poco abraza árboles al estilo de mi hermana, aunque yo entiendo lo que quiero decir. Hemos dejado demasiado de lado el cuidado de la naturaleza, destruyendo todo lo que tenemos y acumulando ciudades contaminadas. Observo eso de que vaya descalzo, además del gesto con el insecto que alza en su dedo de manera cuidadosa. Cada vez me va llamando más la atención por lo extraño que parece. O más bien poco habitual. Sus palabras de respeto a la vida, del tipo que sea, me sugieren el tipo de persona que puedo tener delante. - Para nada, mis intenciones no son esas. Sólo ataco y me revuelvo contra aquello que me ataca a mí o a los míos. Pero eso es lo que hacemos todos.- esta vez mis palabras denotan cierta rabia y resentimiento, aunque tampoco me molesto en ocultarlas. No dudaré en atacar a cualquiera que quiera joderme. El final de la frase me crea más curiosidad, eso de su pueblo.

- ¿ Tu pueblo? ¿ vives aquí con más gente? -
echo un vistazo alrededor con curiosidad, antes me pareció escuchar pisadas de más personas, pero por ahora no los veo. También decido atreverme a preguntar lo que sospeché en un primer momento. Yo también puedo equivocarme, así que prefiero asegurarme, especialmente por la proximidad de la luna. Me pongo un poco más serio antes de formular otra pregunta más, midiendo mis palabras. - Y...¿vives aquí alejado de todo por el asunto de la luna llena? - en alguna ocasión yo también he pensado en vivir lejos, por seguridad del resto.

Mensaje por Ian Hacksaw el Sáb 20 Feb 2016, 19:24

Ian Hacksaw

Licántropo
Licántropo

Mensajes : 217

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t99-ian-hacksaw#148

Volver arriba Ir abajo

Re: Llangoed

El joven se veía agradable, al menos después de su comentario sobre conservar los bosques, ya era algo.

-No, no los hay.

Connor no era muy dado a las palabras, siempre lo justo y necesario, conciso y a veces seco, excepto con su compañero y líder. Pero Ian parecía más abierto, del tipo de persona que te ve mal y después de darte unas palmadas sugiere ir a por cerveza. "Extraño" pensó él, dado que se encontraba lejos de donde venía, y rodeado por sus hombres. No le costó creerle cuando le dijo que sus intenciones eran buenas, que tan solo se defendía si le atacaban. No iba a ser Connor el que lo comprobase, desde luego.

-El Clan de los hijos de Fenrir.-respondió despacio, mirándolo. Sabía que no eran muy conocidos fuera, que era lo que querían, al contrario que los del Clan de la Luna Roja…-No exactamente, somos descendientes del gran lobo, nos dedicamos a nuestras costumbres, cuidamos el bosque que nos protege y luchamos por alcanzar un dominio sobre nuestro otro yo. Preferimos… no interferir en la vida de otros.

Un ruido le dijo que sus hombres se ponían nerviosos, no era momento de charlar allí fuera cuando la luna estaba tan cerca, el campamento debía prepararse. "Solo un momento", tenía curiosidad por aquel joven que había llegado hasta las fronteras de sus territorios, sin saber lo que había allí. ¿Tal vez su instinto aumentado por la proximidad del plenilunio lo había acercado hasta ellos? ¿Los espíritus tendrían algo que ver? Necesitaba saber algo más de él...

Mensaje por Connor Dasan el Sáb 20 Feb 2016, 20:46

Connor Dasan

Licántropo
Licántropo

Mensajes : 29

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t412-connor-dasan-en-constr

Volver arriba Ir abajo

Re: Llangoed

Su escasez de palabras me hace pensar que mi visita a 'su bosque' puede estar resultando incómoda para él, o puede que simplemente no tenga ganas de hablar. Por mi parte no tengo ningún inconveniente en charlar con desconocidos. Nunca sabes si puedes sacar algo útil de los nuevos contactos. Ya estoy pensando en qué puedo sacar como tema de conversación en caso de que mi pregunta resulte demasiado indiscreta o sea un total fracaso, pero lo que me responde me deja completamente fuera de juego. Nada más mencionar eso de Clan de los hijos de Fenrir me recorre una especie de escalofrío por toda la espalda. No sólo me está diciendo que haya oído hablar de ellos, sino que PERTENECE a ellos. Hasta ahora sólo había escuchado rumores, habladurías...nada firme. Tan sólo tenía vanas esperanzas puestas en aquello que se dice que pueden conseguir. Y ahora por fin tengo a uno de ellos delante de mí, después de tanto buscar y empezar a desesperar al creer que nunca encontraría a ninguno. Al cabo de unos segundos soy capaz de articular palabra, aunque por mi cara debe de quedar claro lo gratamente sorprendido que estoy.

- ¡¿En serio?! ...¿perteneces al clan? - alzo la voz más de lo debido, pero enseguida me controlo, volviendo a un tono normal. - Joder...lo siento, pero es que llevaba mucho tiempo queriendo conocer a alguno de vosotros, y hasta ahora nada. - me paso una mano por la cabeza como algo avergonzado por mi reacción tan efusiva, pensando en todas las preguntas que quiero hacerle y que ahora mismo no terminan de ordenarse en mi cabeza. El dominio de nuestro yo, esa es la parte que más me ha gustado.

- Yo...soy licántropo también, y aspiro a conseguir lo que vosotros perseguís. No he sido capaz hasta ahora, a pesar de que he hecho algunos intentos. Temo acabar haciendo daño a la gente que me rodea, ya ha pasado alguna vez, los he puesto en peligro. Y ya sabes que a día de hoy la poción matalobos es jodidamente difícil de conseguir. Por eso busco algún modo que me ayude a ser dueño de mí mismo durante las lunas. - los intentos con Cate no habían estado mal, hasta el día que me descontrolé y la ataqué. Estando entre iguales no tendré ese temor. - Sé que la luna llena está muy cerca, y pronto no podremos seguir hablando, así que quiero pedirte un favor. Me gustaría tratar de aprender con vosotros, acercarme a vuestro modo de vida. Yo ya tengo una 'manada', por así decirlo, pero no son licántropos. ¿Podríais...aceptarme aquí? ¿Enseñarme lo que hacéis?-

Mensaje por Ian Hacksaw el Dom 21 Feb 2016, 02:16

Ian Hacksaw

Licántropo
Licántropo

Mensajes : 217

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t99-ian-hacksaw#148

Volver arriba Ir abajo

Re: Llangoed

La reacción del chico fue un poco bastante efusiva, Connor retrocedió medio paso por precaución, no fuera que se le tirase encima de la alegría y esos típicos gestos que tenían los de fuera. Él asintió a su disculpa, la emoción del momento. Sabía que otros lobos también buscaban alcanzar la misma meta, otros que no pertenecían a los Clanes, que se encontraban en medio de aquella guerra rodeados de personas que no eran capaces de comprenderlos.
"No lo ha hecho" pensó el joven, recordando otro tiempo, otro lugar, otra noche, y toda la sangre y los gritos que él arrancó sin piedad. No, aquel lobo aún no tenía las fauces llenas de muerte y dolor.
Connor se quedó en silencio ante sus palabras, escuchando el viento que agitaba las ramas sobre ellos, revolviendo el cabello de ambos. Un extraño, un intruso, no solo en su territorio sino en su pueblo, ¿pero en qué pensaba ese tío? Sin embargo algo le hizo dudar, sus ojos tal vez, su reacción anterior, sus palabras sinceras sobre intentar controlarse. Quizá, y solo quizá, estaba hablando en serio sobre aprender de ellos.
El joven de ojos amarillentos volvió su rostro, uno de sus hombres se había acercado, lo miraba fijamente. No podían dejarlo solo allí, no podían arriesgarse, y era posible que tuviese algo de información que al Clan le vendría muy bien. Entonces asintió despacio, clavó sus ojos en Ian y le tendió la mano, no solo para mostrarle confianza, sino para medir su fuerza.

-No puedo prometer tal cosa, no depende de mí que te acepten, pero si quieres intentarlo haré que tengas tu oportunidad. A cambio, necesito información del lugar de donde vienes, tu gente, la situación de la guerra.

Mensaje por Connor Dasan el Dom 21 Feb 2016, 13:16

Connor Dasan

Licántropo
Licántropo

Mensajes : 29

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t412-connor-dasan-en-constr

Volver arriba Ir abajo

Re: Llangoed

La impaciencia se apodera de mí al esperar una respuesta inmediata, más todavía cuando uno de los suyos se acerca, tal vez para enterarse de lo que estaba pasando. Si deciden que no puedo quedarme por allí seguro que me echan de aquí de manera poco amistosa. Los lobos pueden ser muy territoriales, así que más vale andarse con ojo en caso de que piensen que quieren verme fuera del lugar. En ese breve espacio de tiempo que espero a que digan algo recibo un mensaje telepático por parte de Cate, sobresaltándome un poco al entrar en mi mente sin esperarlo. Mucho tiempo sin tener conexiones de ese tipo. Pongo gesto de confusión al escuchar eso del viaje, aunque le respondo que sí, que iré en cuanto la luna me lo permita. Habrá que esperar un poco. También recibí hace unos días un mensaje al galeón, de parte de Johan, que pide que me asegure de que no me quedan dispositivos localizadores. Le respondí que pensaba que no, porque mi padre me quito el chip de las descargas allí, aunque no estoy completamente seguro de que no haya nada más, por lo que tendré que pedir que me echen otro vistazo. Pero eso puede esperar ahora que por fin he encontrado al clan que llevo buscando tanto tiempo.

Me muestro un tanto decepcionado cuando la respuesta no es positiva, al menos de primeras. Ya decía yo que no podía ser tan sencillo que te acepten. Al menos me animo un poco cuando me dice eso de la oportunidad. - Dime lo que tengo que hacer y lo haré. Puedo demostraros que soy de fiar, que realmente estoy interesado. Háblale de mí a tu líder, puedo esperar los días que haga falta, preparar la prueba que sea mientras espero. - la verdad es que me extraña un poco eso de que me pida información de cómo va la guerra, como si estuviesen aquí aislados al margen de todo y no se enterasen de nada. Le estrecho la mano con fuerza, a modo de pacto de intercambio de información.

- Está bien. Te contaré lo que sé del exterior. Pertenezco al grupo actualmente conocido como los renegados, anteriormente llamados la Resistencia. Nos repartíamos por varias bases secretas, aunque ya no contamos con tantas. La guerra se está inclinando a favor del ejército de la Alianza Humana, su poder tecnológico crece cada día, y nos cuesta hacerles frente. Incluso han creado unos campos de concentración para seres de sangre mágica, del tipo que sean, aunque principalmente tienen magos. Pensé que estaríais informados...- en ese momento comienzo a sentir los efectos de la inminente transformación, no tardaré demasiado en perder la capacidad de hablar y razonar, ya que la bestia pronto se apoderará de mí, como cada luna. Me separo un poco de él retrocediendo de espaldas unos cuantos pasos, por costumbre más bien, pensando en echar a correr hacia algún lado. - Oye...no falta casi nada para la transformación...si he de largarme de aquí dímelo ya...

Mensaje por Ian Hacksaw el Dom 21 Feb 2016, 22:24

Ian Hacksaw

Licántropo
Licántropo

Mensajes : 217

Hoja de personaje
PS:
150/150  (150/150)

http://magicworldwar.forosgratis.org/t99-ian-hacksaw#148

Volver arriba Ir abajo

Re: Llangoed

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 10:11

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.